La encrucijada de poder que se abrió en la UDI tras la salida de Silva

Con sólo dos semanas para decidir quién encabezará por este año los destinos del gremialismo, las voces se dividen entre quienes piden experiencia y los que apuestan por la generación más joven.

Crédito: A. Uno
La encrucijada de poder que se abrió en la UDI tras la salida de Silva

A primera hora de esta mañana, la mesa directiva de la UDI se reunió para abordar la compleja situación que vive el partido, ante los últimos acontecimientos que ha protagonizado. 

La salida del presidente de la colectividad, el diputado Ernesto Silva, y de uno de los vicepresidente- el senador Iván Moreira -quien ha sido vinculado con el Caso Penta al igual que Ena von Baer y otros parlamentarios del partido- suma complicaciones a la tienda que se ha visto más afectada por los antecedentes que ha reportado hasta ahora ese caso. 

En medio de las formalizaciones que han involucrado al ex senador Carlos Bombal, figuras vinculadas al gremialismo quedaron en prisión preventiva - como Carlos Alberto Délano, Carlos Eugenio Lavín y el ex subsecretario y ex militante de la UDI, Pablo Wagner-, las fuertes críticas a la directiva pesaron en Silva, quien recalcó el miércoles que daba un paso al costado para velar por la unidad del partido. 

La renuncia del diputado al liderazgo de la UDI apuntaba, en parte, a descomprimir el ambiente político y dar "una señal" en medio de la búsqueda de acuerdos que ha impulsado el gobierno y el oficialismo, promoviendo medidas como el lanzamiento de la comisión asesora presidencial con representantes de todo el espectro político. 

Sin embargo, al mismo tiempo abrió un nuevo flanco de conflicto en la tienda de calle Suecia, y para el que tiene sólo dos semanas para buscar una solución: dar con un nombre para la presidencia.

Los coroneles entre bastidores: la opción de Larraín  

Desde el inicio de su historia, en la UDI se erigieron figuras con Jovino Novoa, Juan Antonio Coloma, Pablo Longueira, Andrés Chadwick, Patricio Melero, Iván Moreira y Hernán Larraín, entre otros. Todos ellos conformaron la dinastía "de los coroneles", siendo gran parte de ellos presidentes del partido y voces claves en la toma de decisiones y pronunciamientos. 

En el marco de las últimas elecciones por la directiva, la disputa por la permanencia de estas figuras a la cabeza del partido, versus el llamado de algunas voces a apostar por "dar nuevos aires", marcaron las candidaturas de Ernesto Silva y de quien fue su contendor preliminar, el senador Víctor Pérez. 

Si bien gran parte de las fuerzas gremiales se cuadró con la lista de Silva, y en particular, la mayoría de los coroneles, Pérez inició una carrera para disputar el mando, la cual finalmente no prosperó por lo que el propio parlamentario describió como problemas personales. 

El mismo Pérez fue una de las voces más críticas del manejo del partido de Ernesto Silva frente al Caso Penta, lo cual le valió reparos de vuelta de figuras como Evelyn Matthei, quien dijo estar sorprendida por "su pequeñez". 

Una vez materializada la salida del diputado por Las Condes este miércoles, el nombre de los "coroneles" salió a relucir. Inclusó, uno de ellos - el diputado y ex presidente UDI, Patricio Melero- abogó en distintos medios porque se priorice la experiencia política en el próximo timonel. 

Sin embargo, la búsqueda de un "coronel disponible" tampoco resulta fácil a priori. Sin ir más lejos, Jovino Novoa - uno de los hombres emblemáticos de la UDI- también figura en la indagatoria por el Caso Penta, por presunta recaudación irregular de fondos y boletas ideológicamente falsas. 

Otra de las figuras históricas del gremialismo, Pablo Longueira, se encuentra alejado de la política, tras la depresión que debió superar y que le impidió seguir en la carrera por La Moneda. 

Un nombre que es bien valorado en el oficialismo y su sector es el de Andrés Chadwick. El ex ministro, sin embargo, también despierta reticencias, dada la cercanía que mantiene con el ex Presidente Sebastián Piñera, como miembro de su fundación, Avanza Chile. Así, considerar su nombre reavivarías las críticas de quienes han planteado que se "vendería al Piñerismo" la tienda, en su momento más complejo. 

En este escenario, una carta que surge es la figura del senador Hernán Larraín. Además de haber sido también presidente del partido, es uno de los "coroneles" que logra ser escuchado por la Nueva Mayoría, y que también, "no ha descartado" la posibilidad de asumir la dirigencia.  

La pugna de "la nueva generación"

En su candidatura presidencial, Matthei buscó sumar nombres de figuras emergentes en la Alianza. De esta forma, se le vio acompañada por Felipe Kast (Evópoli), Paulina Núñez (RN), Jaime Bellolio, José Antonio Kast y Javier Macaya (UDI), entre otros. 

Una vez producida la renuncia de Silva, Macaya - el actual vocero de la colectividad- asumió como presidente subrogante, hasta el consejo general del 10 de abril. 

Desde el "ala joven" de la UDI se apuesta porque la tienda ratifique al diputado, quien cuenta con experiencia política como congresista y es uno de los principales articuladores de consensos con sus vecinos de la Alianza, RN y Evópoli, con cuyos secretarios generales ha trabajado fuertemente por el nuevo referente que se busca impulsar. 

Otros nombres que podrían perfilarse, sin embargo, cuentan con menor apoyo de las fuerzas tradicionales, como es el caso de José Antonio Kast, o bien, aún son consideradas como incipientes en pronunciamientos del gremialismo - como Jaime Bellolio y la recién asumida jefa de bancada, María José Hoffmann. 

Con su salida, Silva dejó la puerta abierta a las opciones, las que deberá zanjar de aquí al próximo consejo general programado al mismo tiempo que el diputado comunicaba su dimisión.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13