Lily Pérez: "No estamos disponibles para apoyar un 'arreglín político' estilo MOP-Gate"

La senadora señaló que como ahora Alianza y gobierno están empatados, "obviamente van a tratar de buscar un acuerdo como ese".

Crédito: A. Uno
Lily Pérez: No estamos disponibles para apoyar un arreglín político estilo MOP-Gate

Con el retorno de las actividades parlamentarias, la senadora Lily Pérez –quien renunció a Renovación Nacional para integrarse a Amplitud- admitió en conversaciones con La Tercera, que le “hacía falta un descanso”.

Sin embargo, aclaró al mismo medio que sus vacaciones no le han impedido seguir los casos Penta y Caval, poniendo especial atención a la propuesta de un nuevo marco regulatorio para la relación entre la política y los negocios anunciada la semana pasada por La Moneda.

En ese contexto, la senadora precisó que “no son las leyes las que van a hacer que políticos y empresarios actúen con ética. Además de las leyes, aquí debe existir un cambio de actitud moral (…) ante un escándalo político a veces se anuncian proyectos que demoran años en tramitarse”, agregando que para ella es “ver para creer, esto me recuerdo mucho al caso MOP-Gate”.

“Ese caso (MOP-Gate), abrió una puerta a la corrupción que nunca más se pudo cerrar. Dejaron de funcionar las instituciones, producto de un acuerdo político que terminó por debilitar las investigaciones que se estaban llevando a cabo. Ahora cuando estalló el caso Penta, hubo algunos atisbos de dirigentes de la UDI que recordaban el MOP-Gate”, señaló.

Consultada por el temor a que se produzca un acuerdo político como el que ocurrió con el caso MOP-Gate, Pérez explicó que “la Alianza encontró algo que le cayó como anillo al dedo, que fue el escándalo Caval-Dávalos. Como ahora están empatados Alianza y gobierno, obviamente lo que van a tratar de hacer es buscar un acuerdo como ese”.

A lo anterior agregó que “en Amplitud no estamos disponibles para apoyar un “arreglín político” estilo MOP-Gate. Nosotros queremos que esta crisis se convierta en una oportunidad para endurecer las leyes. Pero que también haya un cambio en la actitud ética y moral”.

Con respecto a la renuncia de Dávalos, la parlamentaria dijo que “lo más preocupante es la actitud de la Presidenta Bachelet. Ella se escudó en sus emociones para no pronunciarse. Y eludió lo más importante: hacer un juicio ético como Presidenta de la República sobre el caso. Además, aquí quedó en evidencia algo grave: el que está gobernando es el “bacheletismo” y no la NM”.

“Aquí, finalmente, tenemos una crisis donde izquierda y derecha están absolutamente cuestionadas y desgastadas. Y una salida para esto es legislar con prontitud. Que el proyecto que anunció La Moneda se envíe con suma urgencia, para que se tramite en marzo y abril”, concluyó. 

Lo más visto en T13