¿Por qué el ex presidente Sebastián Piñera no habla?

(Foto: A. UNO) Tras dejar la Presidencia, el ex mandatario ha medido sus palabras y ha concentrado sus pronunciamientos en temas puntuales. Dos expertos explican el porqué de este silencio.

¿Por qué el ex presidente Sebastián Piñera no habla?

Cuarenta y cinco minutos ininterrumpidos podía durar un discurso del ex Presidente Sebastián Piñera, cuando realizaba alguna actividad en el marco de su gobierno. 

A las "salidas de protocolo" del entonces mandatario - que le reportaron, incluso, protagonizar la foto del año en 2013, al caer en medio de unos escombros en Bajos de Mena- se sumaban sus bromas y también, definiciones claras sobre la contingencia y lo que afectaba directamente su obra y gestión. 

 
 
Sin embargo, tras dejar La Moneda el 11 de marzo, las apariciones de Piñera han sido contadas y declinando hablar con la prensa.
 
Fundamentalmente, el ex gobernante ha salido a la esfera pública en el instante en que comenzó a andar su Fundación Avanza Chile, y en encuentros con Michelle Bachelet por la demanda boliviana ante La Haya, o actividades con autoridades internacionales.  
 
Incluso, también ha restringido sus publicaciones en Twitter, a diferencia de la espontaneidad, antes incluso de convertirse en Presidente, y ya asumido en el cargo.  

En el último tiempo, en esta red social, Piñera hizo noticia al rechazar el anuncio del 21 de mayo de la Presidenta Bachelet sobre la despenalización del aborto terapéutico, y también, al llamar a impugnar La Haya. 


¿QUÉ HAY TRAS EL SILENCIO DE PIÑERA?


El doctor en Ciencia Política y académico de la Facultad de Comunicaciones UC, William Porath, explica a T13.CL que  “el caso de Piñera es novedoso”, ya que no sólo no deja uno de sus filas en el poder, sino que sigue en Chile, “presente pero no presente” a la vez. 

Según explica, se ha comprobado que para los políticos "mientras menos hablan, más suben en las encuestas", en referencia a lo que sucedió con la salida de Michelle Bachelet y el posterior gobierno de Piñera.  

"Cuando ella descubrió que podía jugar esa suerte de rol de 'la reina de Inglaterra' y estar fuera de los problemas, dejó mayor espacio de visibilidad para ello a sus ministros, y la gente seguía recordándola y apoyándola", señala. 

En ese sentido, Porath acota que pese a no seguir en el poder, “Piñera sigue presente en la contingencia, y eso también es parte de un fenómeno político: la campaña permanente. La proyección y apoyo de una figura política se basa en respaldo y actuaciones que logren realizar, a través de los medios. Piñera sigue siendo tema, aun cuando no hable". 
"Los apoyos son efímeros y Piñera estaría en este momento ante la disyuntiva de por un lado, pronunciarse en particular sobre temas (como la cita de ex Presidentes con Bachelet y su llamado a impugnar la competencia de La Haya antes del 15 de julio) y, al mismo tiempo, hacer una ‘campaña permanente’, seguir vigente”. 
Y sería ahí donde su Fundación, el trabajo con parlamentarios de la Alianza y el encuentro con autoridades internacionales, le permiten seguir vigente en la opinión pública, “y jugar este rol de ex Presidente”. 
 
En tanto que Gonzalo Muller, experto de la Facultad de Gobierno de la UDD,  afirma a T13.CL que el silencio "me parece una reacción prudente de todo ex Presidente. Recordemos que Michelle Bachelet, en los primeros meses tras dejar su gobierno se vio envuelta en diferencias y optó por irse a Nueva York a tomar distancia". 
 
Agrega que ahora "Piñera está viendo lo que es prudente, porque no es fácil desligarse de la actualidad estando en Chile. Incluso, al dejar el gobierno el ex Presidente Lagos se vio tentado a dar su opinión".
"Este es un fenómeno internacional, y pasa porque para los ex mandatarios es complejo abstenerse, porque siguen siendo líderes y siguen siendo tratados y considerados como tales. (El silencio)  acalla las críticas, y la gente se va haciendo un recuerdo de las cosas buenas logradas en su gobierno, las anécdotas". 
- ¿Para volver a La Moneda? 
 
 
"No conozco a ningún ex Presidente que no haya querido serlo nuevamente. Que no les resulte o no fueran considerados, es otro asunto. En Chile del último tiempo sólo lo ha conseguido Michelle Bachelet, y sería ridículo hoy en día descartar a Piñera", plantea Muller. 
A la par, señala que "incluso, aun cuando descartara volver a postular a la Presidencia, su actitud es prudente", y que "no creo que debiese salir a defender su legado”, ya que para ello cuenta con sus ex colaboradores y parlamentarios del sector, como los de Amplitud, que responden ante las arremetidas de la Nueva Mayoría. 
 
Sobre este punto coincide Porath:
"No le conviene salir a defender su legado, tiene que jugar un equilibrio entre aparecer y no aparecer, no dar la pelea chica. Él, en todo caso, nunca seguía los discursos al pie de la letra, se salía de los protocolos, y ahí debe tener hoy un problema, al medir cada una de sus palabras".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13