¿Por qué el terremoto no fue la catástrofe que se vaticinaba para el Norte Grande?

¿Por qué el terremoto no fue la catástrofe que se vaticinaba para el Norte Grande?
Aunque ha sido catalogado como uno de los terremotos más grandes ocurridos en el norte del país, el balance que hasta el momento han realizado las autoridades respecto de sismo de magnitud 8,2 grados Richter que se produjo anoche, ha sido en su mayoría positivo, tanto en la evaluación de daños provocados por la catástrofe, como en la evacuación de la ciudadanía.

Centros especializados como el USGS de EE.UU. o el Centro Sismológico Nacional (CSM), sin embargo, han apuntado a que la magnitud del terremoto de anoche no representa un "megaterremoto" y que no es comparable con otros eventos como el del 27 de febrero de 2010 (8,8 Richter) o el de Japón de 2011 (9 Richter) y que por ende, el evento de ayer no fue el megaterremoto que los expertos vaticinaban para el norte grande. En efecto, el director del CSM, Sergio Barrientos, ha señalado que es esperable la ocurrencia de otro terremoto en la zona en torno a los 8 grados richter de magnitud.

¿Por qué el terremoto de anoche no fue todo lo destructivo que se vaticinaba para el norte grande?

Para los científicos, un "megaterremoto" gira en torno a los 9 grados en la escala de Richter. En esa categoría entra el 8,8 del 27/F en 2010, el 9,5 de Valdivia en 1960 o el terremoto grado 9 de Japón en 2011.
Además, la escala es exponencial y los 0,5 grados de distancia entre el terremoto de anoche y el del 27/F marcan una enorme diferencia tanto en la magnitud del temblor como en su capacidad destructiva. En la siguiente calculadora de la USGS se puede estimar la diferencia entre sismos de distinta gradualidad:



El terremoto de anoche en el norte grande, ingresa en lo que se conoce como un "gran terremoto", cuya calificación, además de la magnitud, también tiene que ver con la longitud y los tamaños de desplazamiento de las placas que se producen con el sismo.

Según determinó el Centro Sismológico Nacional, el terremoto de anoche tuvo una longitud de 200 kilómetros y un desplazamiento de 6,7 metros entre las placas.

Comparado con otras catástrofes, las cifras no son altas: el 27 de febrero en el Maule, la longitud fue de 450 kilómetros y el desplazamiento fue de 20 metros. El megaterremoto de Japón de 2011 fue en los mismos términos, de 400 kilómetros y 60 metros de longitud y desplazamiento, respectivamente.



La menor gradualidad en la intensidad del terremoto, provocó por ende, que la intensidad del tren de olas que se generó producto del sismo fuera menor.

Según ha declarado el director del CSN, Sergio Barrientos, para el Norte Grande se temía un sismo de entre 8,5 y 9 grados Richter. El 8,2 de anoche, sin embargo, "sectorializó" la zona en tres segmentos por lo que la ocurrencia de un megaterremoto está prácticamente descartada. No lo está, sin embargo, el que pueda ocurrir otro "gran terremoto" en torno a los 8 grados Richter.

Otro punto a considerar para los expertos, es la norma sísmica chilena de construcción, lo que ocasionó que en términos de infraestructura, no se reportaran mayores daños en las zonas urbanas. Según el geógrafo Pablo Osses, "la norma es muy buena, de nivel mundial y está calculada para 9,5 que es cientos de veces más grande que un 8,2, por lo tanto, el terremoto de anoche es un cariño sísmico en términos de infraestructura".

Lo más visto en T13