Presupuesto: Con excepción de Salud, cambios en énfasis de aporte fiscal no son significativos

Por ejemplo, aunque el aumento en el monto destinado al Ministerio de Educación aumentó dentro de la media, la participación de esta cartera dentro del total de los aportes fiscales se vio reducida en un 0,32%. En este sentido Salud fue la más beneficiada y Trabajo la más afectada.

Crédito: A. Uno
Presupuesto: Con excepción de Salud, cambios en énfasis de aporte fiscal no son significativos

El martes, Ministro de Hacienda, Alberto Arenas, entregó en el Congreso el proyecto de Ley de Presupuesto para el 2015 que deberá someterse a evaluación y votación en ambas cámaras dentro de las próximas semanas.

Al mismo tiempo, la mandataria Michelle Bachelet informó a la ciudadanía los aspectos generales de la iniciativa en cadena nacional, en donde se refirió al aumento del 9,8% en gasto público y la consideración de las áreas prioritarias de su gobierno -educación, salud y protección social- como elementos claves en el proyecto.

Sin embargo, analizando los números que ofrece el proyecto de ley y prestando atención al aporte fiscal (considerando el total de éste y los programas especiales del tesoro público, tal como lo hicimos en nuestra nota sobre los últimos nueve presupuestos), si bien se aprecia un aumento del 12,85% en aporte fiscal al Ministerio de Educación, la participación de esta cartera en el gasto público total disminuye un 0,32%. Por su parte, Desarrollo Social aumentaría su presupuesto en un 17,50%, pero su presencia en el total sólo crecería en un 0,043%. Salud es la única que crece significativamente, aumentando su presupuesto en un 24,1% y su porcentaje del total en un 0,84%, pasando del 10% al 10,84%.

En definitiva, el aumento nominal de los recursos anunciado por la Presidenta es efectivo, pero se mantiene dentro de los márgenes esperables de un presupuesto para aportes fiscales que aumenta -en general- un 14,5%. Es decir, aumentan los montos, pero no considerablemente como se esperaba.

Por otro lado, el Ministerio del Trabajo sería la partida más afectada de todas, aumentando su presupuesto en un 5,74%, pero viendo reducido su porcentaje del total en un 1,44%. Lo mismo sucede con el Ministerio de Defensa, la SEGEGOB y el Fondo para la Educación. Estas tres partidas verán recortada su presencia en el aporte fiscal en 0,27%, 0,24% y 0,12%, respectivamente. 

En cuanto a los montos asignados para aportes fiscales, de aprobarse el documento tal como fue presentado, solo tres partidas verían sus presupuestos recortados (en términos nominales) en relación al año pasado. Estas fueron la Secretaría General de Gobierno (-74,22%), el Fondo para la Educación (-10,49%) y Bienes Nacionales (-9,21%). Todas las demás instituciones aumentarían sus ingresos de origen fiscal en, al menos, un 4,86% (Presidencia).

A continuación el detalle de la variación en relación al total de los aportes fiscales.

Lo más visto en T13