The Economist: Por qué Israel ganó la batalla y no la guerra

Según The Economist, los costos de imagen y comerciales pueden ser complejos para el futuro de esa demoscracia

The Economist: Por qué Israel ganó la batalla y no la guerra

No pocos artículos han concluido que la Primavera Árabe, que ha generado cambios profundos en el Medio Oriente, fue positiva para la siempre compleja posición de Israel. Sin embargo, el artículo de portada del The Economist de esta semana, señala que ese escenario se perdió con esta última confrontación con Hamas en Gaza. 

Según la revista inglesa, "Aunque Israel está ganando la batalla, también está luchando en la guerra por la opinión pública mundial. Y esto es  muy importante, porque Israel es un país comercialmente cosmopolita, que mira a su aliado estadounidense para la seguridad, pero que debe escuchar un poco de lo que sus críticos están diciendo".

A diferencia de otras intervenciones en Gaza, está ha sido muy medial, gracias a las redes sociales y la multiplicación de los smartphones con cámaras. Hoy la intervención puede ser vista en tiempo real. Pero además, como advierte The Economist,  los 1.400 muertos palestinos en comparación con los 56 soldados israelíes y 3 civiles. "Aún teniendo en cuenta la brutalidad de Hamas, no hay democracia que pueda estar contenta con una estrategia militar que resulte en la muerte de tantos niños".

 

The Economist muestra su rechazó a Hamas y admiración por la democracia israelí. "Hamas ha gobernado Gaza desde 2007 y no hay mucho que admirar. El partido islamista es duro, de mente estrecha e intolerante con la disidencia. Su carta es antisemita. También es más débil de lo que era, porque ahora está perdiendo la batalla militar contra Israel". 

La revista entrega antecedentes de por qué cree que Israel está perdiendo. En una encuesta publicada en junio, antes de la destrucción de Gaza, los ciudadanos de 23 países ponen el equilibrio de los que piensan que Israel es una buena o mala influencia en el mundo. "Menos del 26% lo sitúa por debajo de Rusia y por encima sólo de Corea del Norte, Pakistán e Irán". E incluso en los Estados Unidos, donde una sólida mayoría apoya a Israel, quienes piensan que sus acciones contra los palestinos no están justificadas ha aumentado desde 2002 en cinco puntos porcentuales, a 39%.

Acá el artículo completo de The Economist.

Lo más visto en T13