Tres claves para entender la propuesta de Amplitud a la reforma educacional

El proyecto se vota este martes en la comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

Tres claves para entender la propuesta de Amplitud a la reforma educacional

Como un “puente entre Alianza y gobierno” calificó el diputado Joaquín Godoy el rol de Amplitud en la reforma educacional, luego de entregarle al ministro Eyzaguirre las indicaciones del movimiento.

“Hemos encontrado mucha convergencia y creemos que hay posibilidades de llegar a un gran acuerdo en materia de educación”, dijo Godoy.

El gobierno ha señalado que los puntos intransables son el fin a la selección, copago y lucro. Siendo este último el gran punto de discordia con Amplitud, además de la posibilidad de elegir los establecimientos libremente por parte de los apoderados.

Esto es lo que propone Amplitud:

1 Apoyo a Centros de Padres y Apoderados

Desde Amplitud agregan que éstos “deberán ser apoyados por el establecimiento educacional en su funcionamiento y en la coordinación de proyectos adicionales que éstos quieran financiar a través de aportes voluntarios de los apoderados”.

2 Admisión y derecho de elección de establecimientos educacionales

En otro punto señalan que en el proceso de admisión en los establecimientos subvencionados, el único requisito debiese ser una carta de compromiso de los apoderados, quienes tendrían también el derecho de elegir el establecimiento educacional.

El proceso, añaden, “se realizará conforme a los principios de transparencia y no discriminación arbitraria”.

“La postulación para el ingreso entre el primer nivel de transición y el sexto año de educación básica general sólo se efectuará a través de una plataforma única que contendrá  la información relativa a los establecimientos educacionales, a la que podrán acceder  los padres, madres o apoderados en el o los establecimientos educacionales de su preferencia”, señalan además.

Asimismo, proponen una postulación similar a la universitaria. “En caso que los padres y apoderados deseen postular a más de un establecimiento educacional deberán manifestar el orden de su preferencia”, indican.

Para ello se instaría a que “los establecimientos educacionales deberán informar al Ministerio de Educación su proyecto educativo, su reglamento y la cantidad de cupos disponibles para cada curso o nivel del año escolar correspondiente”.

A la vez, cuando el número de postulantes exceda los cupos de un establecimiento, éste deberá aplicar un procedimiento en tres etapas:

“a. Admitir a postulantes que tengan hermanas o hermanos que postulen o se encuentren matriculados en el mismo establecimiento. En caso seguir existiendo cupos disponibles, pasar a la etapa b.

b. Admitir a postulantes que sean hijos o hijas de un profesor o profesora, o asistente de la educación del establecimiento educacional. En caso de seguir existiendo cupos disponibles, pasar a la etapa c.

c. Un sistema transparente que seleccione en forma aleatoria de acuerdo a los postulantes y cupos residuales de las etapas a. y b.”

3 Retiro de utilidades

En caso de que un establecimiento con subvención estatal arroje un balance positivo, desde Amplitud proponen que “el sostenedor tendrá derecho a realizar un retiro de las utilidades percibidas”.

En ese sentido distingue diferencias dependiendo del desempeño del establecimiento. Si éste es alto, indica que los sostenedores “podrán retirar hasta el 75 por ciento de las utilidades obtenidas en el año inmediatamente anterior, y deberán reinvertir en el establecimiento educacional a que correspondan tales utilidades, el saldo restante, con un mínimo de 25 por ciento de ellas”.

De igual forma en establecimientos cuyo desempeño sea medio, la proporción sería 50/50. De ser medio-bajo, ésta será 25/75; y solo teniendo un desempeño insuficiente, el sostenedor no podrá realizar retiros de las utilidades.

Revisa también: Seis claves para entender la propuesta de la UDI en la reforma de educación

Lo más visto en T13