Vicepresidente de la Fech y declaración sobre Venezuela: "Hay ciertas cosas que podrían haber sido m

(Foto: Agencia Uno) Sebastián Aylwin asegura que para la Fech es "muy sensible revindicar el derecho a manifestar" y aclara que "en ningún caso se busca deslegitimar la protesta social".

Vicepresidente de la Fech y declaración sobre Venezuela: Hay ciertas cosas que podrían haber sido m

"Esto no es un apoyo irrestricto a un gobierno, es el apoyo a un pueblo que vive un momento complejo de su democracia". Así aclara el vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Sebastián Aylwin, la declaración publicada el sábado pasado en relación a las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro que siguen ocurriendo en Venezuela.


En el documento,  la federación rechazó "todo intento de desestabilización y de golpismo que busca pasar por encima de las decisiones soberanas del pueblo venezolano". Los dichos le valieron críticas de sectores más conservadores, como la juventud gremialista que acusó "nula coherencia" de la Fech, o el desmarque de ex dirigentes estudiantiles como Noam Titelman, quien aseguró que "un apoyo de verdad no pasa por un apoyo ciego".


Aylwin asegura que la intención de la declaración no es el rechazo a las protestas: "Para la Fech es muy sensible revindicar el derecho a manifestar, a ser oposición y en ningún caso se legitima la represión".


 


- ¿Qué faltó en la declaración entonces porque finalmente la lectura terminó siendo un rechazo a las manifestaciones?


- La federación saca muchas declaraciones al año, y es difícil prever cuáles van a tener mayor impacto y cuáles no. Uno puede decir que hay ciertas cosas en la declaración que podrían haber sido más prolijas, pero el fondo es lo importante.


 


- ¿Y cuál es el  fondo?


- Presentar una mirada distinta del debate como comúnmente se da y como los medios tratan el tema de Venezuela. Una parcialidad que nosotros esperamos que con declaraciones como éstas se contribuya a un debate más objetivo. Hay una democracia que -más allá de las críticas que siempre son atingentes- es sólida y que acaba de pasar por una elección municipal en donde el gobierno recibió un amplio apoyo.  Eso creemos que son antecedentes que se deben considerar. Ésa es mayoritariamente la intención, en ningún caso busca deslegitimar la protesta social.


 


- Sin embargo, ex dirigentes estudiantiles o la misma Feuc se han desmarcado un poco respecto de lo publicado en la declaración de la Fech.


- Creo que se ha buscado mucho generar diferencias entre las declaraciones de dirigentes estudiantiles, ex dirigentes estudiantiles, y yo creo que no son tales. Yo he hablado con la gente de la Católica, con ex dirigentes estudiantiles y todo estamos más o menos en una postura muy similar.


 


- Pero en la declaración de la Feuc  se hace énfasis en reivindicar el derecho a manifestarse pacíficamente independiente de la postura política…


- La declaración (de la Fech) señala la importancia que es que todos los hechos de violencia tanto ciudadanos y de gobierno, principalmente, sean investigados y llevados ante a la justicia. Efectivamente la declaración de la Feuc se hace mayor énfasis a ese punto. Yo comparto lo que ahí se señala. Por eso, creo que más allá de un tema de énfasis, no es tanta la diferencia.


 


- Entonces, ¿cuál es el aporte en particular de la declaración de la Fech?


- La declaración de la Fech es la primera, por eso tal vez podría haber sido más prolija, pero eso generó un debate. Creemos que eso es bueno, ya que permitió matizar ciertas posturas y profundizar en otras. Es  valioso que la Fech se haya pronunciado ante un momento como ése.


 


- ¿Han evaluado publicar una nueva declaración?


- No, creemos que se ha generado un debate. Los diferentes dirigentes de las actuales federaciones y de otras anteriores han manifestado su opinión. De todo eso más o menos sale el debate del movimiento estudiantil que ha sido enriquecedor. Y la idea ya es dejar un poco el tema hasta ahí.


 


- Melissa Sepúlveda, presidente de la Fech, salió a resaltar la diferenciación entre las protestas venezolanas y el movimiento estudiantil chileno. ¿Cuál es la gran diferencia? 


- No soy experto de la realidad venezolana y por eso preferiría no hacer un comentario tan fino respecto de la realidad allá. Yo entiendo que es un sector de estudiantes el que está protestando, hay otro sector que está a favor del gobierno y como en todo país siempre estas realidades son muy complejas. Efectivamente yo podría decir que hay un sector del movimiento estudiantil venezolano con el cual la Fech no comparte mucho sus convicciones ideológicas.


 


- ¿Por qué estas marchas son catalogadas como de desestabilización mientras que en Chile ustedes mismos defienden su derecho a convocarlas?


- Estoy muy de acuerdo con las declaraciones de Noam Titelman cuando él dice que en 2011 las protestas no fueron contra un gobierno o presidente en particular, fueron contra un modelo. Y creo que eso es muy importante y es lo que nos permite construir diferencias. Si lo que se pretende en Venezuela es por la vía de los hechos acabar con una democracia sólida, creemos que es repudiable. 


 


- Pero, ¿las críticas son válidas?


- Las críticas al modelo por supuesto que se pueden expresar en la calle, pero también nosotros nos guardamos el derecho a no compartir esas críticas. Y creo que ese debate que es más fino que requiere más alturas de miras es al que queremos contribuir aquí en Chile.

Lo más visto en T13