Cuatro momentos inolvidables del Francia-Alemania del Mundial de 1982

El 8 de julio de 1982, en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla, sede del Mundial de España, se jugó uno de los partidos que los expertos señalan como el más emocionante en la historia de los mundiales.

Cuatro momentos inolvidables del Francia-Alemania del Mundial de 1982

El Francia-Alemania Federal enfrentaba en semifinales a los dos candidatos al título de campeón mundial, tal como el que se jugará hoy en Río de Janeiro, pero esta vez en cuartos.

Aquella vez en Sevilla, por Francia paró en la cancha nombres como Manuel Amoros, Maxime Bossis, Bernard Genghini, Tigana Didier Six, Patrick Battiston y Alain Giresse, comandados por Michel Platini.

Alemania no era menos y formó con estrellas como Toni Schumacher, Littbarski, Rummenigge y Uli Stielike.

Pero el encuentro dejó momentos memorables en un partido en que hasta el último penal calficaba a cualquiera de los dos equipos.

1 El empate de Platini

No habían pasado 17 de minutos del partido cuando Littbarski coloca el 1-0. Los ánimos de los frances, favoritos en el triunfo, cayeron al pasto. Pero una falta en el área le dio la posibilidad a Platini de empatar y empezar de nuevo.

2 La agresión a Battiston

El volante ingresó en el minuto 52 para reforzar el mediocampo, pero 10 minutos después sufriría una de las peores agresiones: tras un pase en profundidad de Platini, Battiston corre tras y trata de hacerle picarla sobre Schumacher, pero el arquero también salta sobre el balón y golpea con su cadera al francés. Resultado: el jugador se desplomó a raíz de una conmoción cerebral, se fracturó una vértebra y terminó con dos dientes rotos. El árbitro holandés Charles Corver no cobró nada. Pero lo qeu causó más indignación fue la apatía de Shcumacher, quien no se acercó a ver cómo estaba el galo.

3 Alemania lo da vuelta

Tras la agresión, el partido continuó como si nada. Francia comenzó a hacer su juego, pero no logró desempatar el 1-1. Tras la prórroga, Francia se impuso rápidamente 3-1. Primero fue Mario Stressor y luego el 3-1 de Giresse. Alemania Federal estaba desbordada por el juego francés. Pero como es tradición, con Alemania nunca se sabe. Y así, los germanos terminaron empatando el juego 3-3 y obligando a los penales.

4 Villano y Héroe

En los penales, Schumacher tomó nuevamente protagonismo. Tras la agrresión a Battiston, el arquero tuvo que recuperarse de la desventaja en que Stielike había dejado a Alemania luego de que por el portero francés Jean Luc Ettori le atajara su tiro. Schumacher le paró el tiro a Didier Six y emparejó la cuenta. Platini convirtió para Francia pero el alemán también le atajaría a Maxime Bossis. Hrubesch terminó por liquidar a los franceses y era la primera vez que un equipo pasaba a la final por medio de los penales.

A la larga, el equipo francés, unos delos mejores de ese mundial, se coronaría campeón de la Eurocopa 1984 y Alemania perdería la final ante la italia de Paolo Rossi.

Lo más visto en T13