Síguenos

Cinco debilidades con que la Selección chilena cierra el año 2014

Aunque el balance del año es positivo, Chile perdió sólo tres partidos, hay ciertos aspectos que vale la pena analizar de cara a la Copa América.

Crédito: Agencia Uno
Cinco debilidades con que la Selección chilena cierra el año 2014

La derrota de la Selección chilena por 2-1 frente a Uruguay, la noche del martes en el Estadio Monumental, dejó en evidencia ciertos aspectos que el equipo dirigido por Jorge Sampaoli deberá mejorar para pelear la Copa América del próximo año. Fue una llamada de alerta, como dijo el capitán de la Roja, Claudio Bravo.

Si bien el balance del año es más que positivo - Chile perdió sólo tres partidos, ante Alemania, Holanda y Uruguay - el desafío continental son palabras mayores y si el "Equipo de Todos" pretende quedarse con la copa, como lo han manifestado varios seleccionados, el casildense ya debe estar tomando nota sobre lo que hay que mejorar.

Ausencia de un volante de creación

Agencia Uno

Un molesto Alexis Sánchez dijo tras el empate 2-2 frente a Bolivia en Coquimbo que extrañaba a Jorge Valdivia, Matías Fernández y David Pizarro. Los números parecen darle la razón, pues después del Mundial de Brasil 2014, sin el "Mago", la Selección chilena empató sin goles ante México, le ganó apenas 1-0 al modesto combinado de Haití, le ganó con claridad a Perú por 3-0 y empató 2-2 con los altiplánicos.

Luego, tras el retorno de Valdivia, la Roja venció 5-0 a Venezuela, el resultado más abultado a favor de Chile, y nuevamente sin él cayó 2-1 ante Uruguay.

En el triunfo ante la "Vinotinto", por mucho que en el esquema aparecía situado entre los delanteros, el jugador de Palmeiras volanteó y alimentó constantemente de juego a sus compañeros. Marcó, habilitó con un espectacular pase entre líneas a Mauricio Isla en el gol de Eduardo Vargas y se juntó constantemente con el resto del equipo.

Aún cuando sea cuestionable su renuncia y posterior retorno al "Equipo de Todos", una de las conclusiones más claras a la hora de sacar cuentas es que Chile cambia mucho con Valdivia y sin Valdivia en cancha. Sin él Alexis Sánchez tiende a retrasarse y se aleja del arco contrario. 

Como David Pizarro es poco probable que vuelva y Matías Fernández no ha estado en las últimas convocatorias, Valdivia es el hombre llamado a cumplir esa función en el mediocampo.

Dependencia de Alexis Sánchez

Agencia Uno

Aunque sólo marcó cuatro goles por la Roja este año, dos en el Mundial y dos más en los últimos amistosos, el jugador de Arsenal FC es el gran referente en ataque que tiene hoy día la Selección chilena. 

Fue una de las piezas claves en el esquema de Sampaoli, no por nada fue el tercer jugador con más presencia en la selección este año, por detrás de Isla y Medel, pues muchas veces fue él quien cumplió la función de volante - quizás inconscientemente y sólo por su afán de tener la pelota - para asistir a sus compañeros, sobre todo cuando no estaba Valdivia.

El tema es que los otros delanteros; Vargas, Orellana y Pinilla, parecen no ser tan gravitantes en el partido como lo es Alexis. Frente a Uruguay, por ejemplo, fue quien más intentó penetrar la dura defensa charrúa; con diagonales hacia el arco, colándose entre los zagueros o simplemente tratando de eludir rivales con la pelota en los pies.

Se ha generado una suerte de Sánchez dependencia, preocupante por lo demás, que hace pensar sobre qué sería del ataque de Chile sin el tocopillano.

Recambio en ataque

Agencia Uno

Aunque Sampaoli aseguró que hoy no ve la necesidad de recambio, resaltan ciertas dudas respecto de este punto, principalmente en la delantera de la selección. Está claro que Vargas y Sánchez son los titulares indiscutidos, pero sin ellos cuáles son las opciones. Frente a Uruguay jugó Fabián Orellana, quien se generó algunas ocasiones, tuvo una clara de marcar con un tiro esquinado y participó en el gol, pero el casildense lo alineó sólo porque no estaba Valdivia.

Pinilla entró en el segundo tiempo y su aporte no fue trascendental. Tuvo un cabezazo en los minutos finales que Muslera contuvo sin problemas.

Si sólo Vargas y Sánchez se han hecho presentes constantemente en el marcador este año, con siete y cuatro goles respectivamente (Pinilla, Delgado y Muñoz suman uno cada uno), por qué no probar con otros nombres como delantero de área. Los números hablan por sí solos: Ángelo Henríquez lleva 14 goles esta campaña en Croacia, Nicolás Castillo 11 en Bélgica, muy por encima de los cuatro de Pinilla en Italia, los tres de Orellana en España y los dos de Vargas en Inglaterra. 

Falencias defensivas

Los errores defensivos que le permitieron a Bolivia rescatar un empate 2-2 en Coquimbo fueron la alerta. Anoche en el Monumental, nuevamente una desinteligencia le costó caro a Chile y terminó sufriendo con la derrota. Primero Jara no logra controlar y luego Isla tampoco puede despejar la pelota, quedándole en bandeja a Álvaro González para sellar el 2-1.

A eso hay que sumarle que los laterales, Eugenio Mena y el propio Isla, se han visto un tanto más bajos en su nivel que en ocasiones anteriores.

No sería malo de aquí a la Copa América probar algunas variantes. Igor Lichnovsky hizo un correcto partido ante Venezuela, por ejemplo. El certamen continental está a la vuelta de la esquina y frente a los charrúas sólo fue un ensaño, por lo que esos errores costarán más caro en el torneo.

Flexibilidad del juego

Que Sampaoli no renuncie a su estilo no es novedad. El problema es que eso le podría jugar en contra al "Equipo de Todos". Por ejemplo, en el Mundial frente a Holanda se sabía que los europeos podían apostar al contragolpe aprovechando la velocidad de Robben y así nació el último gol. Sin embargo, la Roja no renunció a atacar y a ratos quedaba muy desprotegida en el fondo.

Anoche el partido fue muy cómodo para Uruguay también. La "Celeste" llegó pocas veces al arco de Claudio Bravo y en dos oportunidades acertó, mientras que Chile se fue con todo sobre la portería de Muslera pero no pudo penetrar su defensa.

Que la Roja adquiera protagonismo y tome la iniciativa de atacar y buscar el gol es bueno, pero no hay que olvidar que así como Uruguay, que hizo su juego y ganó como sabe hacerlo, habrá otros planteamientos que podrían incomodar al equipo de Sampaoli, ante los cuales no sería malo buscar otras vías para controlar el partido.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13