Síguenos

Las razones del hundimiento de U. de Chile tras la partida de Jorge Sampaoli

(Foto: Agencia Uno) Para nadie es un misterio que Universidad de Chile vivió una de las épocas más exitosas en la historia del club mientras estuvo Jorge Sampaoli en la banca. Por primera vez fue tricampeón del fútbol chileno y consiguió un título internacional, entre los principales logros.

Las razones del hundimiento de U. de Chile tras la partida de Jorge Sampaoli

Tal era el éxito que las ofertas por el oriundo de Casilda no tardaron en aparecer, llegando a la Selección chilena en reemplazo de Claudio Borghi y conduciendo a la "Roja" al Mundial de Brasil 2014.

Junto a su partida el "Romántico Viajero" cayó del cielo a la tierra y atrás quedaron la obtención de la Copa Sudamericana 2011, el tricampeonato Apertura 2011, Clausura 2011 y Apertura 2012, la destacada participación en la Copa Libertadores 2012, las goleadas a Colo Colo, el respeto internacional, entre otros momentos dorados que hoy son simples recuerdos para el hincha "azul".

Lo que vino a continuación fueron una serie de desaciertos que terminaron echando por tierra todo lo bueno que se construyó en casi dos años.

Cambios en la cúpula

El miércoles 11 de abril de 2012 José Yuraszeck asumió como nuevo presidente de Azul Azul. Federico Valdés le dejó la vara "tremendamente alta", según el propio empresario manifestó en esa oportunidad, considerando los títulos del Apertura 2009, Apertura 2011, Clausura 2011 y el mayor logro en la historia de la "U", la Sudamericana 2011.

El ex presidente de la Comisión Fútbol simplemente no respondió a las exigencias. Si bien las decisiones no son responsabilidad exclusiva de él, quedará escrito que durante su mandato el club contrató mal, fue incapaz de retener a jugadores clave, encareció el valor de los abonos y, por sobre todas las cosas, se jugó con la construcción del estadio, promesa que jamás cumplió.

"Llevo cinco años y medio en la primera línea, y siempre, se pueden hacer las cosas mucho mejor". Con estas palabras Yuraszeck dejó el cargo como presidente de Azul Azul.

Partida de elementos clave

Muchos califican a Sabino Aguad como el autor intelectual de la exitosa "U" 2011. El ingeniero civil se desempeñó desde agosto de 2009 hasta abril de 2012 como gerente deportivo del cuadro "azul" y entre sus principales aciertos estuvieron las contrataciones de Eduardo Vargas, Matías Rodríguez, Eugenio Mena y Gustavo Canales, entre otros. Tras su salida del club, los hinchas comenzaron a extrañar inmediatamente las buenas contrataciones, viendo llegar a hombres como Sergio Velásquez, Ezequiel Videla, César Cortés, entre otros.

Otra partida importante fue la del jefe de cadetes Juan Gutiérrez, quien en 2009 se fue de Colo Colo, llegó a Santiago Wanderers, el 2011 recaló en la "U" y a mediados de 2012 retornó al "Cacique". Si ya en Macul habían salido de su cantera jugadores como Matías Fernández, Arturo Vidal, Gonzalo Fierro, Fernando Meneses y Cristóbal Jorquera, en el conjunto universitario promovió a hombres como Igor Lichnovsky, Sebastián Martínez y Ángelo Henríquez, probablemente los últimos canteranos que han tenido éxito y regularidad con la camiseta "azul". Luego de eso el trabajo de las inferiores no ha logrado ilusionar y los juveniles tienen poca presencia en el primer equipo.

Desmantelamiento del plantel

Era de suponer que los jugadores que integraban el equipazo que ganó la Copa Sudamericana no durarían mucho en la "U", pero quizás el éxodo fue demasiado rápido. Las primeras partidas que más se sintieron en el CDA fueron las de Eduardo Vargas, Gustavo Canales y Marcos González, pero luego vinieron las de Marcelo Díaz, Matías Rodríguez, Eugenio Mena, Guillermo Marino y hace poco la de Charles Aránguiz. Incluso hubo otros nombres como Junior Fernandes, Ángelo Henríquez y Raúl Ruidíaz que tuvieron un brillante pero fugaz paso por el "Romántico Viajero". Hoy, salvo por Johnny Herrera, Osvaldo González, José Rojas y Gustavo Lorenzetti, las fotos del equipo de 2011 yacen en álbumes de recuerdos juntos a las del "Ballet Azul".

Si bien la dirigencia expresó en su momento que traerían jugadores para mantener la competitividad y así prolongar el protagonismo internacional, los refuerzos llamados a hacer olvidar a los que partieron no han estado a la altura. En ataque Isaac Díaz, Patricio Rubio, Enzo Gutiérrez y Rodrigo Mora no han replicado lo que hicieron Gustavo Canales o Eduardo Vargas; en el medio Juan Rodrigo Rojas y Ramón Fernández tampoco han formado el motor que se esperaba; y en defensa han pasado hombres como Eduardo Morante, Juan Ignacio Sills y ahora Matías Caruzzo, pero ninguno ha mostrado completa solidez.

Cambios de técnico e interrupción de procesos

Cuando partió Jorge Sampaoli, Universidad de Chile presentó a Darío Franco, quien - supuestamente - iba a mantener el esquema dinámico y ofensivo que tenía la "U" con el casildense. Esto no ocurrió y a pesar de que el ex Instituto obtuvo la Copa Chile en 2013, el juego de los "azules" se veía deslucido y sin chispa, haciendo que muchos hinchas se preguntaran en reiteradas ocasiones a qué juega el "Romántico Viajero".

Cuando Franco podría haber continuado e intentar sacar a flote al equipo, quizás la presión hizo que la dirigencia lo sacara de su cargo, pero como se dice, el remedio fue peor que la enfermedad. Esto porque quien llegó a la banca laica fue Marco Antonio Figueroa y si las cosas ya no andaban bien en el CDA, el "Fantasma" se encargó de empeorar aún más el panorama "azul".

Con Figueroa la "U" no encontró respuestas futbolísticas, dejó de pelear los torneos que disputó y, para peor, se instaló un denso clima en el camarín. Finalmente el ex delantero abandonó el club y hoy Cristián Romero dirige al plantel desde el interinato.

Líos ajenos a la cancha

Un aspecto menos importante pero que vale la pena destacar, es que si en 2011 la alegría predominaba en el camarín, actualmente diversas situaciones extra futbolísticas le han hecho perder el norte a la "U" en más de alguna ocasión. Primero, existe preocupación por los conflictos judiciales de Johnny Herrera. Figueroa caldeó los ánimos cuando marginó en una oportunidad al capitán José Rojas y hasta hace poco Patricio Rubio, siendo goleador del equipo, también fue relegado por razones que nunca se aclararon. El mismo "Pato" vivió una incómoda situación cuando supuestos barristas llegaron hasta su casa para amenazarlo con rayados. Hechos que no involucran a la pelota, pero que le escondieron la sonrisa a ese "equipo mágico" que incluso algunos se atrevieron a comparar con el Barcelona. 

Lo más visto en T13