Síguenos

Tres errores de Universidad Católica que la llevaron a esta profunda crisis

(Foto: Agencia Uno) El elenco "cruzado" atraviesa por uno de sus peores momentos del último tiempo.

Tres errores de Universidad Católica que la llevaron a esta profunda crisis

Universidad Católica consiguió su último título en 2010, con Juan Antonio Pizzi en la banca, y desde aquel entonces, aún estando cerca en más de una oportunidad, la corona le ha sido esquiva.

Este es quizás el primer gran error de los "cruzados", el no contar con un proceso constante. Similar fue lo que pasó en Colo Colo con la caravana de técnicos que transitaron por el Monumental, mientras el equipo no lograba salir a flote.

Mario Lepe, Andrés Romero y Rodrigo Astudillo no tuvieron éxito. La historia quizás fue distinta con Martín Lasarte, quien siempre mantuvo a la UC arriba e incluso la situó en una semifinal de Copa Sudamericana. Pero tras perder la final del Apertura 2013 a manos de O'Higgins, lo que se sumó a otros segundos lugares, "Machete" terminó renunciado a su cargo.

Con Julio César Falcioni se aspiraba a comenzar una nueva historia, pero malas decisiones y el opaco rendimiento del equipo en la cancha hicieron que ésta se repitiera.

Proyecto Falcioni

Cuando el argentino arribó a San Carlos de Apoquindo se encontró con un plantel armado, según él mismo aseguró al momento de ser presentado, por lo que no fue mucho lo que pudo mejorar el equipo en tema de refuerzos.

"Católica está armada, tenemos que tomar algunas decisiones muy puntuales y de esas decisiones debemos fortalecer al equipo", señaló.

Si bien llegó Matías Cahais, por expresa petición del técnico, al otro lado de la cordillera aseguraban que había contactos para que Walter Erbiti y Santiago Silva reforzaran a la UC. Ninguno de los dos llegó.

Esta situación incluso fue advertida por Ignacio Prieto. "A Falcioni lo trajeron y le pasaron los jugadores", señaló el técnico más exitoso de la historia de Católica.

De nada sirvió haber traído un técnico "ganador", como expresaron en San Carlos de Apoquindo al llegar el trasandino, si éste no puede liderar su propio proyecto y conformar un plantel de acuerdo a sus requerimientos.

Calidad de refuerzos

Hace tiempo que en Universidad Católica no se está contratando bien. Hay excepciones que han logrado mantener un regular desempeño, como Tomás Costa por ejemplo, pero otros casos incluso convirtieron al cuadro franjeado en el hazmerreír de Argentina.

Primero fue Jonathan Bottinelli, por quien los hinchas de River Plate armaron un verdadero carnaval en Twitter cuando se enteraron que llegaba a la UC. Luego fue Matías Cahais (justamente el pedido por Falcioni) y la historia se repitió con los fanáticos de Racing.

Estos son sólo ejemplos emblemáticos, pues hay más casos decepcionantes. David Llanos llegó como el segundo goleador del torneo pasado (con 13 tantos, tres menos que Esteban Paredes) y aún no luce toda esa eficacia frente al arco contrario (lleva dos goles en el Apertura). Sin ir más lejos, ante O'Higgins se perdió un gol increíble, lo que pudo cambiar la historia.

La partida de un líder

La no renovación del vínculo entre Milovan Mirosevic y Universidad Católica provocó el último gran quiebre entre hinchas y dirigentes. Y es que la salida del ex capitán "cruzado" generó una polémica que hasta hoy mantiene tenso el ambiente en San Carlos de Apoquindo.

Muchos podrán decir que en la UC están Cristián Álvarez y Christopher Toselli, entre los principales referentes del club, pero lo que le entregaba el "Milo" al equipo era distinto. A sus 34 años contaba con una experiencia diferente, no por nada estuvo presente en dos de los últimos tres títulos franjeados, el Apertura 2002 y el Torneo Nacional 2010.

Todo equipo necesita un líder que contagie al grupo con aquello que representa al club. El regreso de Esteban Paredes fue clave, por ejemplo, en la conquista de la esquiva estrella número 30 por parte de Colo Colo. O en Universidad de Chile, cuando las cosas no andaban bien tras la partida de Sampaoli, José Rojas y Johnny Herrera eran los encargados de levantar el equipo.

Nadie dice que con Mirosevic en Católica hoy la historia sería diferente, pero sería el jugador más indicado para liderar el despegue. Por algo su partida dolió tanto en la precordillera.

Lo más visto en T13