Deportes13

Champions: cómo la tecnología transformó un modesto club alemán en rival de los equipos más ricos

El duelo entre Hoffenheim y Manchester City en la Liga de Campeones es un claro ejemplo de que, pese a las grandes diferencias de presupuesto, el uso inteligente de la tecnología acorta las distancias entre los clubes.

Champions: cómo la tecnología transformó un modesto club alemán en rival de los equipos más ricos

No hay clubes que se parezcan en el fútbol al Hoffenheim, el modesto equipo que representa a un pequeño pueblo de 3.277 habitantes en el sur de Alemania.

La mayor parte de su historia ha estado vinculado al fútbol aficionado. Pero con el cambio de milenio sufrió una drástica transformación que lo ha convertido en uno de los protagonistas de la Bundesliga, primero, y ahora de la Champions League.

Y todo gracias al uso inteligente de la tecnología.

En menos de 20 años el Hoffenheim pasó de la quinta división del fútbol alemán hasta la máxima vitrina del fútbol de clubes en Europa, donde quedó emparejado junto al Manchester City inglés, uno de los equipos más ricos del mundo.

El año pasado ya se había quedado a las puertas al caer eliminado frente al Liverpool en la fase previa de clasificación, pero ahora se codea de tú a tú con la élite del balón en Europa.

Getty Images

El director de relaciones internacionales del club, Lutz Pfannenstiel, le contó a BBC Sport lo que hay detrás del éxito.

"Es un club único alrededor de Europa. No hace muchos años estaba en el fútbol aficionado", dijo el famoso trotamundos del fútbol que llegó a jugar en los cinco continentes.

Una de las razones de este ascenso ha sido el entrenador Julian Nagelsmann, el más joven en dirigir un partido de Liga de Campeones y que el próximo año dará un paso al costado para recalar en el RB Leipzig.

"La manera en la que trabajamos es tratando de desarrollar jugadores", explicó Pfannenstiel.

"De la forma en que se ha establecido la academia de jóvenes futbolistas ha funcionado a la perfección en los últimos años y muestra lo bien que trabajamos juntos".

"Es un club con mucha gente joven a cargo y nuestro ascenso ha sido una historia increíble".

Innovación

Una cosa que suele llamar la atención en el centro de entrenamiento es la pantalla gigante que se encuentra al costado del campo.

Getty Images

Se utiliza para mostrar a los jugadores videos de los rivales y durante los entrenamientos para transmitirles a los jugadores lo que se quiere exactamente de ellos.

El video analista Timo Gross le explicó a la BBC que lo que se busca es poder darles la información lo antes posible.

"Es más fácil para ellos adaptarse a las cosas que les queremos enseñar si se lo decimos de manera inmediata, en vivo. Es una sensación diferente recibir los comentarios después del entrenamiento".

"Si hay algo que les queremos enseñar simplemente paramos la práctica y se lo mostramos revisando la imagen".

Getty Images

Sin embargo, también aclara que "el material que preparamos para después del entrenamientos también es importante".

"Es fabuloso tener esa gran pared llueva, nieve o esté soleado. Tu puedes ver la pantalla desde cualquier lado".

El otro beneficio de la la "pared" es que los jugadores la pueden utilizar durante su tiempo libre para practicar sus movimientos en el popular videojuego de fútbol FIFA.

En el campo

Hoffenheim también utiliza la revolucionaria máquina Footbonaut que dio a conocer el Borussia Dortmund entrenado por Jurgen Klopp, dos veces campeón de Alemania y finalista de la Champions League en 2013.

Se trata de un cuarto de entrenamiento de avanzada tecnología para practicar el control y pase que consiste en el lanzamiento de balones desde la cuatro paredes, mientyras los jugadores se colocan en un área que se ilumina.

Getty Images

El defensa Havard Nordtveit, quien se unió al club en 2017, cree que una de las claves del ascenso vertiginoso del Hoffenheim es la manera en la que utiliza la tecnología.

"Es un club altamente tecnológico. Nuestro centro de entrenamientos es magnifico, tenemos todo lo que necesitamos".

"Tenemos mucha suerte de tener esta infraestructura. Eso por sí solo no te gana los partidos, tenemos que seguir corriendo y trabajando duro, pero la tecnología te ayuda en un porcentaje", comentó el futbolista que también jugó en Arsenal y West Ham.

El otro porcentaje lo completan los jugadores y la mayoría de la población que ocupa un sector del estadio Rhein-Neckar-Arena con capacidad para 30.000 personas.

Como no cabía en Hoffenheim fue construido a unos 20 kilómetros, en Sinsheim, la ciudad más grande de esta región en el sur oeste de Alemania.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13