Deportes13

Los tres pilares más altos de la Roja de Jorge Sampaoli en la Copa América 2015

En líneas generales, los dirigidos por el casildense mostraron un alto nivel a lo largo de los seis encuentros que disputaron. Sin embargo, el buen rendimiento de alguna de sus piezas permitió que la Roja lograra el título.

Crédito: Agencia Uno
La Roja

Catalogada por muchos —incluso por los mismos jugadores— como la "generación dorada" del fútbol chileno, la Roja se propuso como objetivo llegar a la final de la Copa América y levantar por primera vez ese esquivo trofeo.

Así, después de un durísimo encuentro ante Argentina que se definió desde los lanzamientos penales, la Roja alzó por primera vez el trofeo.

Jorge Sampaoli dispuso su mejor contingente para lograr esta misión. Así, el director técnico de Chile supo sacar el máximo rendimiento y provecho de sus jugadores, obteniendo grandes resultados de prácticamente todos los jugadores que utilizó.

Sin embargo, el alto nivel mostrado por alguna de sus piezas llevó al grupo a obtener buenos réditos. Estos son los pilares de la Selección Nacional en la Copa América 2015.

EDUARDO VARGAS

El delantero perteneciente a los registros del Napoli ha sido la principal figura de la Roja no solo durante el torneo, sino que en toda la era que comanda Jorge Sampaoli: "Turboman" lleva anotados 22 goles por el combinado adulto, la gran mayoría convertidos bajo la dirección técnica del oriundo de Casilda.

Vargas es uno de los dos goleadores del torneo con cuatro tantos, anotados a Ecuador y México en la fase de grupos y los dos a Perú en las semifinales.

Eduardo Vargas

Su movilidad y su capacidad para "picar" en el momento justo al espacio han sido dos de sus principales virtudes en la Copa América. El gol de cabeza a los aztecas y su participación en el primer gol de Charles Aránguiz en la goleada por 5-0. El largo pelotazo de Gary Medel es medido, pero el desmarque de Vargas, fundamental.

Además, supo liderar al equipo cuando el equipo necesitó de él. Teniendo la opción de descargar con Jorge Valdivia sobre su derecha, Eduardo Vargas confió en su pegada y no falló: su segundo gol ante Perú (uno de los mejores tantos del certamen) le permitió a la Roja llegar una nueva final.

Las oportunidades que ha tenido para marcar las ha aprovechado, incluso aquellas donde sus goles fueron ahogados por fallas arbitrales, como la volea que terminó en el fondo del arco peruano, pero que el segundo juez asistente invalidó por un inexistente fuera de juego.

En la final se mostró muy movedizo e intentó transformarse en el goleador exclusivo de la Copa América (compartió el trofeo con Paolo Guerrero), pero no tuvo mayores oportunidades y tuvo que dejarle su lugar en la cancha a Angelo Henríquez.

JORGE VALDIVIA

El volante creativo tomó el mando de la Roja en la mitad de la cancha y con su calidad técnica y precisión se transformó en uno de los grandes valores de esta Copa América.

Pese a una crítica inicial, Jorge Valdivia demostró que sí estaba para jugar 90 minutos. Es más; es más, inició en cinco partidos como titular y disputó 424 minutos de 450 posibles.

Jorge Valdivia
Jorge Valdivia Agencia Uno

Quizás su mejor característica en esta Copa América fue su capacidad para transformarse su pase en uno que terminara en gol.

La primera fue para el destape de Alexis Sánchez, quien ha anotado solo un tanto en el torneo, que fue ante Bolivia tras un buen centro desde la derecha del "Mago". El segundo fue en el mismo partido con un “bombeo” preciso para la mejor definición de Gary Medel. El último fue la habilitación para el solitario gol de Mauricio Isla con el que Chile superó a Uruguay en los cuartos de final.

En la definición fue uno de los mejores jugadores de Chile, aunque se fue sumamente molesto con su cambio: salió reemplazado por Matías Fernández.

GARY MEDEL

Su manera de jugar y su entrega siempre han sido características que el hincha ha admirado del "Pitbull". En esta versión del certamen, esas credenciales fueron ratificadas.

 Su solvencia en defensa; su buen desahogo por el sector derecho con Mauricio Isla -otro jugador de gran trabajo en el torneo- y su llegada a zonas ofensivas (con un gol y una asistencia) fueron sus principales armas.

Agencia Uno

Además de su capacidad defensiva y su enorme y conocido despliegue físico, el “Pitbull” se terminó de ganar el corazón de los chilenos, quizás, por acciones que no tienen relación directa con lo deportivo.

El ex jugador de Universidad Católica, pese a haber empatado hace instantes con México 3-3, le recriminó a sus compañeros el haberse olvidado de saludar a los hinchas que repletaron el Estadio Nacional. Claro, la forma en que pidió que los demás jugadores de la Roja volvieran, fue lo que hizo que la admiración explotara.

Además, su apoyo vía redes sociales a distintos compañeros —como su respaldo a José Rojas, blanco de críticas por su forma de juego—o su forma de abordar los populares #GaryMedelFacts le valieron el título del más querido.

Tras la obtención del título, la canción que los hinchas entonan con su nombre se escuchó más fuerte que nunca.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13