Deportes13

Si Dunga creyera en el 'jogo bonito' ¿tendría con qué?

La prensa llamó a Neymar "De otro planeta" y con razón. Es el único que puede hacer el 'jogo bonito' olvidado de Brasil, el resto es más del montón.

Crédito: Agencia Uno.
Si Dunga creyera en el jogo bonito ¿tendría con qué?

AFP

Dunga es administrador de resultados y que el 'jogo' sea bonito es secundario. Pero si el seleccionador quisiera dar un espectáculo en el campo, ¿tendría las piezas para montar esa obra?

Lo de Neymar el domingo ante Perú fue un monólogo de talento, resolviendo desde mucho antes del mediocampo y apostando en rápidas salidas individuales para marcar el gol.

El atacante está primero en la línea de sucesión para asumir el trono del rey Pelé, que a diferencia de él, jugó antes de esta sequía de 'cracks' y contó siempre con el poder colectivo y de juego creativo que por décadas caracterizó a la 'canarinha'.

Pero el 'garoto' sí juega con muy buena compañía en el Barça, junto a Lionel Messi, Luis Suárez y Andrés Iniesta, y allí potencia aún más su talento.

La prensa chilena llamó a Neymar "De otro planeta" y con razón. Es el único que puede hacer el 'jogo bonito' olvidado de Brasil, el resto es más del montón.

"Tenemos que analizar que perdimos cinco jugadores para la competición", justificó Dunga en la rueda de prensa después de la victoria de Neymar (con Brasil) 2-1 sobre Perú.

Dunga no pudo convocar desde el inicio a Oscar, pieza clave en el aparato creativo; y luego perdió al portero Diego Alves, los laterales Marcelo y Danilo, y a Luiz Gustavo, un sherif en el mediocampo.

Neymar 

El entrenador insiste en decir que la victoria, que sin dudas no fue bonita, fue colectiva y no de Neymar. El astro se hace eco de este discurso.

"Había dicho a mis compañeros antes del juego que sería importante comenzar venciendo, da una tranquilidad mayor, estamos felices por el partido, no fue una de las mejores, tuvimos un buen ritmo de juego y vencimos", dijo Neymar.

Neymar hizo la diferencia: dos sombreritos frente a Luis Advíncula se llevaron aplausos de la tribuna.

Y Willian y Fred tuvieron destellos, intercambiándose entre las bandas, pero sin llegarle a los tobillos al 'crack'.

"Dunga nos da libertad de movernos bastante del lado izquierdo y derecho, en el centro de campo, pero siempre ayudando a la defensa, el equipo siempre junto, compactando bien, cerrado", comentó Fred, resumiendo en pocas palabras la forma de jugar de Dunga.

Por las bandas 

Con poca creatividad, la selección tuvo el balón la mayor parte del tiempo, pero no lo supo aprovechar. Un palo no mueve montañas.

La mayor parte de las jugadas para gol subieron por los laterales, con Neymar jugando más al centro para resolver el juego. Fue así como llegó por ejemplo el gol del empate con un lindo centro Daniel Alves, que entrenó dos días y se ganó la titularidad.

"Dani, más experiencia, su calidad, velocidad dinámica, más maduro, versátil, puede jugar en más de una posición", dijo Dunga, que lo convocó de emergencia como sustituto de Danilo.

"Es el técnico que me dio la oportunidad de estar en la selección brasileña. No me sorprendió [que me llamaran] porque trabajaba para ello, no hay sorpresa cuando tú trabajas", dijo diplomático Alves.

Elías y Fernandinho, los dos volantes de contención de Dunga, estuvieron presos atrás y poco colaboraron con el ataque. De hecho, 206 jugadas entraron por las bandas y sólo 77 por el centro, un esquema que se repite en la selección desde antes de Dunga.

¿Quien defiende? 

Dunga habla de la "humildad" de defender y la "audacia" para atacar. Pero la defensa, a la que le da gran protagonismo, está en crisis.

El portero titular de la selección brasileña, con cinco títulos en el pecho, es Jefferson, del club Botafogo, en la segunda división del fútbol brasileño.

Desde que asumió el arco 'canarinho', con la llegada de Dunga después del fracaso del Mundial, este guardameta de 32 años ha permitido tres goles, uno de ellos el de Christian Cueva el domingo en Temuco (sur de Chile).

Fue un error defensivo a dos tiempos.

Primero de David Luiz -que aparece como zaguero en el equipo ideal de la FIFA-, que trató de despejar el balón, pasándoselo al portero que, muy incómodo, buscó a Dani Alves y le entregó en bandeja de plata el gol a Cueva.

"¿No fue bueno [el juego]? Esa es su opinión, no la mía", respondió tajante el defensa del PSG francés en la zona mixta. "Ganamos el partido, ¿no? Tenemos 11 juegos", siguió cortante.

No fue el único error de David Luiz en el juego.

El jugador se adelantó varias veces a tratar de neutralizar por el centro a Jefferson Farfán, que lograba escabullirse para buscar a Paolo Guerrero, más rápido que Miranda.

Y Thiago Silva, capitán del equipo en el Mundial y también en ese once FIFA, está relegado al banco.

Agónica o no, los tres puntos están en la tabla. Su próximo rival es Colombia, que se juega su estadía en Chile en la cancha del Monumental de Santiago. Muchas estrellas en campo, pero ¿habrá un juegazo?

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13