Síguenos

Deportes13

Del podio al quirófano: La historia del atleta olímpico que fue trasplantado tras ser medallista

El estadounidense, Aries Merrit, consiguió presea de bronce en los 110 vallas en el Mundial de Beijing hace una semana y ahora se recupera de un trasplante en un riñón.

Del podio al quirófano: La historia del atleta olímpico que fue trasplantado tras ser medallista

La historia de Merrit es un verdadero relato de superación. Claro, porque el atleta demostró que los límites no existen pese a estar sufriendo una compleja enfermedad.

El deportista logró la hazaña de ganar la medalla de bronce en los 110 metros vallas, el viernes pasado en el Mundial de atletismo de Beijing, apenas cuatro días antes de someterse a un trasplante de riñón.

Por eso, tras conseguir aquel registró no escondió el valor de su tercer lugar:

"Tras mi vuelta al atletismo, este bronce significa mucho para mí. Durante la carrera solo fui pensando en superar cada valla. Estoy muy feliz por el tiempo y por mi actuación", señaló Merrit.

En el 2013 descubrió, dos meses después del Mundial de Moscú, que era portador de una enfermedad genética rara que le ocasiones graves problemas renales.

Tras haber sido hospitalizado durante siete meses, Merritt retomó la competición en 2014, antes de volver al alto nivel en 2015.

La competencia más dura

De Beijing a Arizona. Merrit apenas tuvo tiempo para celebrar su logro conseguido con sus riñones apenas funcionando y viajó rápidamente hacia Estados Unidos a afrontar la cirugía.

En el Aeropuerto Internacional Sky Harbor de Phoenix lo esperaba su hermana mayor  LaToya Hubbard, quien fue la donante del atleta de 30 años.

Merritt y Hubbard, fueron intervenidos y la operación resultó exitosa. Aunque los doctores advirtieron que los próximos cuatro meses serán críticos para la recuperación del medallista.

Durante ese tiempo deberán estar atento si el cuerpo acepta el riñón donado.

Objetivo Rio 2016

Merritt tras la operación se mostró optimista sobre su futuro y su ambicioso objetivo de volver a los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro. Sí, en menos de un año quiere estar en las pistas.

Adelantó que seguirá las instrucciones de sus médicos estrictamente y ya proyecta un régimen de entrenamiento horas después del trasplante:

"Por supuesto que será difícil, saliendo de la cirugía". "Ahora q tengo un hígado que funciona adecuadamente, apenas logre recuperarme seré capaz de volver a mi ritmo increíblemente rápido... Realmente creo que es muy posible que pueda volver a ser campeón olímpico".

Mira su entrevista a Usa Today

Lo más visto en Deportes13