Síguenos

Deportes13

Alí Bin Al Hussein, el príncipe jordano que desafía el reinado de Blatter en la FIFA

Este viernes se reúnen los directivos de la FIFA para elegir a su nuevo presidente en el congreso de Zurich, en medio del escándalo que involucra a 14 funcionarios acusados de corrupción.

Crédito: bbcmundo
Alí Bin Al Hussein, el príncipe jordano que desafía el reinado de Blatter en la FIFA

"Los titulares deben ser sobre el fútbol, no sobre la FIFA", señaló el príncipe jordano Alí Bin Al Hussein, de 39 años, al anunciar que se lanzaría al ruedo en la lucha por la presidencia del órgano rector del fútbol.

Justo lo contrario sucede desde este miércoles, cuando fueran arrestados siete directivos del órgano rector del fútbol mundial en Suiza, en un operativo puesto en marcha por la justicia de Estados Unidos.

El departamento de Justicia de este país presentó cargos contra un total de 14 personas por los delitos de "asociación delictiva, fraude a gran escala y blanqueo de dinero, entre otros".

Y en medio de este escándalo de corrupción de dimensiones internacionales, los 209 miembros de la FIFA se reúnen este viernes para votar a su nuevo presidente en un congreso en Zurich.

Considerado como un cercano aliado del presidente de la UEFA, Michel Platini, el vicepresidente de la FIFA y presidente de la Federación Jordana es el primer candidato de peso que surge para intentar poner fin al controvertido reinado del suizo Sepp Blatter, quien ha estado al frente de la FIFA desde hace 17 años.

Aunque ha habido voces que piden la dimisión de Blatter tras los últimos acontecimientos, el presidente de la Fifa dice que no es responsable de lo sucedido y que entre sus objetivos está el combatir la corrupción.

Al Hussein es también uno de los altos funcionarios de la FIFA que solicitó la publicación del informe del abogado estadounidense Michael García sobre las supuestas acusaciones de corrupción que rodearon la elección de Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022, respectivamente.

García, quien había sido nombrado justamente por la FIFA para limpiar su imagen, presentó su dimisión en diciembre cuando el órgano no admitió su apelación en contra de la síntesis de la investigación presentada por el presidente del comité de ética, Hans-Joachim Eckert.

Conexiones reales

Hijo del fallecido rey Hussein de Jordania y de la reina Alia, quien murió en un accidente de helicóptero en 1977, el príncipe se educó en Reino Unido y EE.UU.

En Inglaterra asistió a la prestigiosa Real Academia Militar Sandhurst y, posteriormente, se enlistó en las fuerzas armadas de su país.

Su esposa es la experiodista argelina de la cadena CNN Rym Brahimi, cuyo padre, Lakhdar Brahimi, se desempeñó como enviado de Naciones Unidas a Siria durante el conflicto que afecta a este país.

Es además cuñado de Mohammed bin Rashid Al Maktoum, mandatario de Dubai y conocido propietario de caballos de carreras.

A pesar de su elevado estatus quienes lo conocen de cerca dicen que es una persona que tiene los pies sobre la tierra y que está comprometido a llevar el fútbol a todas las personas.

Dirigente deportivo

Siguiendo la tradición de la familia real jordana, Al Hussein se dedicó a trabajar en organizaciones deportivas internacionales.

Se convirtió en presidente de la Federación Jordana de Fútbol en 1999 cuando apenas tenía 23 años y, un año más tarde, fundó la Federación de Asia Occidental, que incluye a 13 naciones.

En la FIFA encabezó una exitosa campaña a favor de que se permitiese nuevamente el uso del hijab (velo islámico) a las futbolistas musulmanas.

Previamente, el caso más notorio de la prohibición sucedió cuando la selección femenina de Irán fue retirada de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 por llevar el velo.

¿Posibilidades de triunfo?

La presentación oficial de las candidaturas se efectuará el próximo 29 de enero.

Cada uno de los participantes en la elección, prevista para el 29 de mayo, debe contar con el respaldo de un mínimo de cinco de los 209 miembros de la FIFA.

Además de las candidaturas de Al Hussein y de Blatter, quien se presentaría para un quinto período, hasta ahora solo el francés Jerome Champagne, de 55 años y ejecutivo en varios cargos en la FIFA bajo el mandato de Blatter, ha manifestado sus intenciones de postularse.

Blatter por ahora luce seguro en el continente americano con el respaldo tradicional que Sudamérica y la CONCACAF le han dado.

Al Hussein contaría con la mayor parte de Europa, pero no está seguro si conseguiría una mayoría en la Confederación Asiática, que lidera Salman Bin Ibrahim Al Khalifa, de Bahrein.

Sin embargo, el periodista de la BBC especializado en fútbol asiático, Mani Djazmi, dice que Al Hussein "sabe que tiene una oportunidad de ganar".

"Estamos hablando de un príncipe árabe real que no arriesgaría su reputación en cualquier cosa. Sin embargo, Blatter ha sido presidente de la FIFA desde 1998. Otros han intentado ganarle pero han fracasado".

Pero en todo caso Al Hussein espera que el llamado para que la FIFA entre en una nueva etapa se traduzca en votos.

"Todos los mensajes que he estado recibiendo sugieren que es hora de cambiar y el deporte internacional necesita un liderazgo que sea un modelo para altos estándares, transparencia y buen gobierno".

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13