Síguenos

Deportes13

Claudio Pizarro se ha vuelto un problema

El Bremen atraviesa una aguda crisis deportiva que el peruano Claudio Pizarro no ayuda a solucionar.

Crédito: Reuters
El Bremen atraviesa una aguda crisis deportiva que el peruano Claudio Pizarro no ayuda a solucionar.

En el Bremen ya no están tan convencidos de haber hecho un buen negocio al fichar al delantero peruano de 37 años Claudio Pizarro, quien poco o nada ha contribuido a un equipo que anda de capa caída y rumbo al descenso.

El recibimiento de Claudio Pizarro en Bremen fue apoteósico. “¡Bienvenido de regreso a casa!”, lo saludó la afición al conocer que había firmado un contrato para volver a jugar en el club que lo lanzó a la fama mundial. Hoy, apenas cinco semanas más tarde, en el equipo está latente la duda sobre si el dinero se invirtió inteligentemente en el peruano, o si quizás no hubiera sido mejor fichar a un atacante más joven y dinámico.

Y es que Bremen se encuentra en medio de una de sus peores crisis históricas. El club está en el fondo de la clasificación de la Bundesliga, en la posición catorce, a dos puntos del descenso, y lleva perdidos cuatro partidos de los cinco que ha disputado desde que Pizarro regresó a sus filas.

Sin físico... y sin goles

El peruano presuntamente regresó a Bremen para aportar su capacidad goleadora. Pero el equipo, en ocho partidos, apenas ha logrado siete anotaciones. Este es su segunda peor marca histórica en la Bundesliga. Claudio Pizarro no ha conseguido hasta ahora ningún gol, registra solo una asistencia y las estadísticas documentan que con él en la cancha el rendimiento en vez de mejorar, empeora.

El cuerpo técnico del club alemán ha reconocido que el peruano está lejos de su mejor forma física, y que es evidente que la falta de una exigente pretemporada afecta su rendimiento. “Nosotros estamos intentando ayudarle, Claudio aún tiene muchas ganas de hacer goles”, contó al diario Bild el arquero Felix Wiedwald, mientras el director deportivo Thomas Eichin dijo lleno de esperanzas, “sabemos que no puede estar de la noche a la mañana al cien por cien de sus capacidades, pero jugar con la selección del Perú le va a ayudar a recuperar su mejor nivel”.

Eichin, lamentablemente, se equivocó. Claudio Pizarro jugó, en las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, contra Colombia, en el que la prensa de su país calificó como “el peor partido de su vida”. En Alemania la noticia no pasó desapercibida y, al respecto, el diario Weser Kurier tituló su análisis asegurando que Pizarro parecía “una tortuga embarazada”.

En el informe se lee que “Pizarro tuvo problemas para asimilar el ritmo del partido, estuvo desconcentrado y para nada a la altura del reto. Cada vez que intentaba controlar el balón, este se le escapaba del pie, y cuando enfrentó a los defensas, perdió siempre. El capitán no le hizo ningún favor a su selección jugando así”.

Crisis sin final a la vista

Al Bremen Pizarro tampoco le podrá hacer un favor este fin de semana en el partido contra el Bayern, su anterior equipo, actual líder y el verdadero equipo a batir de la Bundesliga. El peruano regresa a Alemania apenas 24 horas antes del importante juego, por lo cual -otra vez- estará fuera del ritmo de entrenamiento que llevan sus compañeros.

Después de la visita a Múnich, donde no se espera que ocurra el milagro de sumar puntos, Bremen recibe en su estadio al Dortmund, el segundo equipo más fuerte de la temporada. Allí tampoco se cuenta con un botín seguro. Esto significa que la crisis se extenderá por un par de semanas más.

Dadas estas circunstancias, a Claudio Pizarro le han llovido las críticas por haberse atrevido a asegurar después de su primer partido con el Bremen que “el equipo está listo para la Champions League”. Al respecto el exdirectivo del club, Willi Lemke, dijo con ironía: “no fue inteligente hablar así, pero la gente joven comete esos errores”.

Y es que el Bremen está actualmente tan lejos de participar en una competición europea como Pizarro de su mejor fútbol. Por eso en el club, por ahora, sólo queda como alternativa conservar la fe en el peruano al mismo tiempo que, de reojo, se busca un nuevo delantero que sea joven, anote goles, y no enturbie el ambiente con declaraciones fruto del optimismo y del desconocimiento de la realidad.

Lo más visto en Deportes13