Deportes13

De jugar un Mundial a ser rechazado por equipos de la B: El calvario de un futbolista colombiano

Carlos Carbonero se coronó campeón con River Plate en 2014. Sin embargo, a sus 28 años, hoy busca equipo.

Crédito: AFP
De jugar un Mundial a ser rechazado por equipos de la B: El calvario de un futbolista colombiano

Atrás quedaron los días en que todo era miel sobre hojuelas para el colombiano Carlos Carbonero. Jugó el Mundial de Brasil 2014 con la selección “cafetera” y ese mismo año se coronó campeón con River Plate.

Sin embargo, a sus 28 años, hoy está libre y entrena de forma independiente después de quedarse sin club, incluso habiéndose ofrecido gratis en varios de ellos.

El mediocampista intenta reponerse de un duro golpe que lo llevó a tocar fondo en menos de cuatro años. “Las lesiones son las que han frenado mi carrera, porque he trabajado con esfuerzo para perfeccionar las condiciones que me dio Dios”, dijo al diario As.

Tenía cerca de 19 años cuando se presentó la lesión de cartílagos, que es difícil de recuperar”, detalló el colombiano, quien a pesar de eso estuvo nueve años en clubes importantes, como Once Caldas, Estudiantes de La Plata, River Plate y la Sampdoria en Italia.

Hace dos años recaí en la misma rodilla derecha, por un problema de meniscos”, lamentó.

De jugar un Mundial a ser rechazado por equipos de la B: El calvario de un futbolista colombiano
Carlos Carbonero campeón con River Plate en 2014. AFP

Dicha lesión la sufrió en Europa, la que padecía desde febrero de 2016, y aunque al año siguiente intentó volver a su mejor versión en el Cortuluá, de la Segunda División colombiana, sólo pudo disputar cuatro encuentros.

A fines del año pasado terminaba su contrato con ese club y fue ahí donde Carbonero pensó en el retiro. “Las lesiones me han hecho más fuerte, aunque en diciembre estuve a punto de dejar a un lado el fútbol, porque hasta quise ir a jugar gratis en varios equipos del fútbol colombiano, pero me cerraron las puertas. Fueron tres equipos de la B y cuatro de la A”, dijo.

Así, a sus 28 años quedaba libre. “Nunca imaginé pasar por momentos tan difíciles, tras estar tanto tiempo sin un contrato, y aunque me deprimí, luego lo asumí con madurez y la esperanza de que podía volver a estar en mi mejor nivel”, confesó a As.

Luego de eso Carbonero dio vuelta la página y se propuso comenzar a entrenar, como invitado, en Deportivo Cali.

“Soy un jugador libre, ya estoy recuperado ciento por ciento, y a la espera de que un equipo me dé la confianza y yo poderle retribuir jugando bien al fútbol”, afirmó.

Lo más visto en Deportes13