Síguenos

Deportes13

Eduardo Vargas: otro chileno con líos en Alemania por mala conducta

Tras el escándalo protagonizado por Gonzalo Jara en la Copa América ahora a otro futbolista chileno de la Bundesliga, Eduardo Vargas, le podrían cobrar caro en Alemania la conducta exhibida al jugar con su selección.

Crédito: DW
Eduardo Vargas

A la Bundesliga no le gusta que sus futbolistas se comporten indebidamente cuando juegan con sus selecciones. Eso ya quedó de manifiesto cuando Gonzalo Jara provocó a Edinson Cavani en la pasada Copa América mediante una acción que Alemania censuró, y que por muy poco le cuesta al chileno su puesto de trabajo en el Mainz, equipo que a manera de escarmiento lo marginó de los partidos del torneo local durante varios meses.

Ahora el turno le corresponde a Eduardo Vargas, el delantero que acaba de celebrar sus 26 años de edad precisamente el día que regresó a Alemania tras jugar con Chile los partidos de la eliminatoria sudamericana al Mundial de Rusia 2018.

El dilema del entrenador

En Hoffenheim, su club alemán, no cayó bien que durante el partido Uruguay – Chile, celebrado esta semana en el Estadio Centenario de Montevideo, Vargas hubiera perdido los nervios y las emprendiera contra la afición local, dirigiéndose a ella con un gesto obsceno y antideportivo.

 “Él no puede comportarse así”, dijo el entrenador Huub Stevens. El holandés, responsable del Hoffenheim, equipo que se encuentra en la penúltima posición del campeonato alemán, es famoso por su férrea disciplina y por ser poco tolerante con jugadores que se comportan inadecuadamente. De hecho, bajo otras circunstancias Eduardo Vargas podría contar de seguro con una fuerte reprimenda, una sanción monetaria e, incluso, ser apartado del equipo.

Sin embargo, Stevens no ha dado hasta ahora señales de actuar con su acostumbrada severidad pese a su evidente enfado. Esa reacción no debe confundirse con un posible “ablandamiento” del entrenador, o con una “tolerante aceptación” del incidente protagonizado por Vargas en Montevideo. Lo que ha mantenido hasta ahora calmado a Stevens es la necesidad: Hoffenheim atraviesa una gran crisis deportiva y su jugador chileno es quizás la única arma que -con goles- lo puede sacar de ella.

La decisión definitiva, y las medidas disciplinarias, aún no se han tomado. El Hoffenheim juega el domingo contra Hertha Berlin, y hasta entonces el entrenador Stevens puede meditarse con calma si decide instaurar con el caso de Eduardo Vargas un ejemplo para el equipo, o si le disculpa, se hace el de la vista gorda, y le permite jugar un partido que para el club es de suma importancia para recuperar terreno perdido.

Goleador sin goles

En su última conferencia de prensa, Huub Stevens se reservó la última palabra en cuanto a la posibilidad de marginar a Eduardo Vargas del equipo. El entrenador evitó referirse directamente al incidente del chileno en Uruguay, y prefirió justificar una eventual decisión de no permitirle jugar contra Hertha diciendo que “él fue el último en llegar a Hoffenheim y todavía tenemos que mirar qué tan fresco está para jugar”.

Vargas, que en 10 partidos en Alemania apenas ha anotado un gol (aunque ha servido cuatro), es prácticamente indiscutible como titular del Hoffenheim. Aun así, el chileno todavía no llena las expectativas del club, que espera mucho más de su rendimiento, especialmente en momentos en los que no le sonríe la fortuna, los resultados no se dan y en la clasificación ocupa una pésima posición.

A favor de Vargas, pese a la pobreza de sus estadísticas, están los números de sus colegas, que son mucho peores. Los otros delanteros del Hoffenheim (Kevin Kuranyi, Adam Szalai, Mark Uth y Joelinton) acumulan juntos menos goles y menos asistencias que el chileno, lo cual será un argumento para el entrenador Huub Stevens al momento de exonerarlo de la culpa de su mala conducta en Uruguay.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13