Síguenos

Deportes13

Juventus vs. Barcelona: cómo hizo la vieja señora del fútbol para regresar del "infierno"

Relegada a la segunda división en 2006, la Juventus ha vuelto a ser la potencia del fútbol que marca su historia y ahora busca la consagración frente al Barcelona.

Crédito: BBC
Juventus vs. Barcelona: cómo hizo la vieja señora del fútbol para regresar del infierno

La Juventus está de regreso. Casi una década después de probar las llamas del infierno de la segunda división del fútbol italiano, el club de Turín busca volver a alcanzar el cielo en la final de la Liga de Campeones frente al Barcelona.

Pero el camino para la "vieja señora" del fútbol, como la bautizaron sus aficionados a comienzos del siglo pasado, no ha sido fácil.

Por eso es que de alzar la famosa "orejona" -el trofeo de la Champions- en el estadio Olímpico de Berlín, los bianconeri culminarían uno de los renacimientos más notables de la historia del fútbol moderno.

No sólo por el hecho de superar al favorito conjunto catalán, sino por vencer el estigma que lo rodea en la máxima competición continental.

El argentino Carlos Tévez es la principal figura en el ataque del club.

El partido en Berlín será su primera final desde 2003 y pese a ser el club más laureado en el calcio con 31 títulos de liga y diez copas, sólo ha podido conquistar Europa en dos ocasiones.

De sus rivales italianos, tienen más AC Milan, con seis títulos, e Inter con tres.

El primer triunfo de la Juventus fue en 1985, recordado por el duelo de la tragedia en el estadio de Heysel, donde murieron 39 personas, la mayoría hinchas italianos.

La segunda fue en 1996, triunfo que tuvo un efecto fugaz tras las finales perdidas en los dos años siguientes.

La agónica derrota contra el Milan en Old Trafford en 2003 en la definición por penales sirvió de preámbulo para la etapa más oscura en la historia del club.

Vergüenza del fútbol

La prolongada ausencia de la Juventus de la élite del fútbol europeo tuvo su origen en el escándalo del Calciopoli en 2006, en una época intensa y confusa para el fútbol italiano.

La gloria de 1996 fue seguido por la decepción del descenso de catergoría y la resurrección.

Días después de que la selección azzurra conquistara su cuarta Copa del Mundo, contra Francia en el mismo escenario que se disputará la final este sábado, la Juventus fue el principal implicado en una red de amaño de partidos con la elección de árbitros "favorables".

Los tres clubes relegados al llamado "infierno" de la serie B fueron Juventus, Lazio y Fiorentina, aunque sólo fue el conjunto de Turín el que permaneció en la segunda categoría después de una serie de apelaciones.

No obstante, Juventus -que fue despojado de dos títulos- pudo reducir el número de puntos que se le restaron (de 30 a nueve) y así pudo regresar a la máxima categoría al año siguiente.

Héroes del ascenso fueron las figuras que aguantaron bajar de categoría como Gianluigi Buffon, Pavel Nedved, Alessandro del Piero (autor de 20 goles), el italo-argentino Mauro Camoranesi y el franco-argentino David Trezeguet.

El éxito tardó en llegar y no fue hasta la temporada 2011-2012 cuando volvió a la cúspide en Italia. Desde entonces suma cuatro scudettos consecutivos.

Menos es más

El equipo no sólo consiguió reformarse en el campo, también lo hizo fuera de él.

El principal cambio fue la construcción de un nuevo estadio en sustitución del viejo y desechado Delle Alpi.

El nuevo estadio en Turín ha contagiado nuevamente a los tifosi bianconeri.

Pese a tener una capacidad reducida de 69.000 a 41.254, el nuevo reciento ofrece mucho más ambiente que el anterior estadio que estaba rodeado de una pista de atletismo.

Además, fue construido con el dinero del club y tuvo un costo de sólo US$134 millones. Milan, Inter, Roma, Lazio y muchos otros clubes italianos, por ejemplo, juegan en estadios que pertenecen a la municipalidad de sus ciudades.

Esto ha influido en el sentimiento de la afición, que ha volcado a llenar las gradas del nuevo estadio en contraste con el promedio de sólo 12.285 personas que registró el Delle Alpi durante la fase de grupos de la Liga de Campeones en la temporada 2005-2006.

Vieja guardia

De la mano del técnico Massimiliano Allegri, que sustituyó a comienzos de esta temporada al precursor de la nueva etapa de oro de la Juventus, Antonio Conte, la Juventus ha basado su juego en el aporte de figuras veteranas en el fútbol.

Al igual que el Barcelona, la Juventus aspira a conquistar el triplete de títulos esta temporada luego de asegurar su cuarto scudetto consecutivo y la Copa.

Buffon (37 años) sigue comandando en el arco, mientras la defensa cuenta con Giorgio Chiellini (30), Andrea Barzagli (34) y el francés Patrice Evra (34).

El mediocampo es dirigido por Andrea Pirlo (36), mientras en el ataque destaca el argentino Carlos "El Apache" Tévez (31).

La experiencia es complementada con la juventud e ímpetu del chileno Arturo Vidal, el francés Paul Pogba y el delantero español Álvaro Morata, autor de dos goles en las semifinales contra el Real Madrid.

El chileno Arturo Vidal es una pieza fundamental en el centrocampo del equipo de Allegri.

Esa victoria y el pase a la final de Berlín causó una exagerada reacción en la prensa italiana.

El Corriere dello Sport proclamó que había sido heróico y comparó la llegada a Berlín con el sueño vivido hace nueve años en el estadio Olímpico.

En su editorial en La Gazzetta dello Sport, Andrea Monti dijo que "sólo el cielo es el límite" para el técnico Allegri, mientras que Tuttosport lo bautizó como "El mago de Berlín".

Ahora sólo los tifosi esperan que Allegri tenga un último hechizo para doblegar al Barcelona.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13