Síguenos

Deportes13

La posible salida de la UE pone al fútbol inglés a la defensiva

La vicepresidenta del West Ham United, Karren Brady, fue la primera en manifestarse, afirmando que "romper con Europa tendría consecuencias devastadoras".

Crédito: AFP
La posible salida de la UE pone al fútbol inglés a la defensiva

por Tom WILLIAMS

AFP

La posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea en el referéndum del 23 de junio deja a la lucrativa y mundialmente popular liga inglesa ante un futuro incierto.

Algunos creen que la salida tendría un impacto positivo porque, entre otras cosas, permitiría a los futbolistas locales ir tomando el puesto de los jugadores europeos importados.

Para otros, haría difícil que los clubes ingleses atrajeran a los mejores jugadores europeos, debilitando a la liga y amenazando sus ricos contratos comerciales.

La vicepresidenta del West Ham United, Karren Brady, fue la primera en manifestarse, afirmando que "romper con Europa tendría consecuencias devastadoras".

Sus temores se centran en el el fin de la libre circulación de jugadores europeos, que probablemente tendrían que solicitar permisos de trabajo para instalarse en el Reino Unido.

Es lo que ocurre ahora con los jugadores de fuera de la UE, que para merecer un visado tienen que cumplir con ciertos requisitos, relacionados con las veces que han sido internacionales o con la fortaleza de su selección nacional, aunque se hacen excepciones.

Un estudio del diario The Guardian publicado en setiembre mostró que dos tercios de los futbolistas de la UE que juegan en la Premier League no cumplirían con esos requisitos. Entre ellos están jugadores españoles como David de Gea y Juan Mata, del Manchester United, y César Azpilicueta, del Chelsea.

A menos estrellas, menos atractivo, y más ventajas para la Liga española o la Bundesliga alemana, ansiosas por darle un zarpazo al pastel de la liga inglesa.

 Un freno a los Gareth Bales

La Premier League no se ha posicionado sobre el referéndum, pero en un discurso pronunciado en octubre su vicepresidente ejecutivo, Richard Scudamore, dijo: "Creo que nosotros, en el Reino Unido, desde una perspectiva empresarial, tenemos que estar en la UE".

La Federación Inglesa (FA) tampoco se ha pronunciado pero como guardiana del juego inglés podría tener interés en una salida de la UE para que los jugadores nativos adquieran mayor protagonismo.

La FA lleva tiempo preguntándose cómo frenar el descenso del número de jugadores ingleses en la Premier League y su presidente, Greg Dyke, pide a menudo un endurecimiento de las condiciones para contratar extranjeros.

Wayne Harling, miembro del partido antieuropeo UKIP, cree que salir de Europa allanaría el camino al desarrollo de los jugadores británicos, como Marcus Rashford, la nueva estrella del Manchester United, que a sus 18 años marcó 4 goles en sus dos primeros partidos.

"Rashford está jugando únicamente por la crisis de lesiones del equipo, pero el problema de tener tantos jugadores de la UE en la Premier League es que la gente como él, por lo general, no reciben una oportunidad", dijo Harling a la AFP. 

Aunque los jugadores británicos han sido tradicionalmente reacios a jugar en el extranjero, el "Brexit" (contracción de "salida" y "Reino Unido") dificultaría también que estrellas como Gareth Bale, que dejó el Tottenham Hotspur para irse al Real Madrid en 2013, fueran al resto de Europa.

Excepciones para los mejores 

Liberada de la obligación de distinguir entre la UE y los jugadores no comunitarios, la máxima categoría inglesa podría convertirse en una liga verdaderamente mundial, donde los principales jugadores de América del Sur, África y Asia tuvieran las mismas probabilidades de venir a jugar que los de Bélgica o Francia.

En cualquier caso, muchos de los grandes nombres de la Premier League ya son extraeuropeos, desde el delantero argentino del Manchester City Sergio Agüero, a la sensación argelina del Leicester City, Riyad Mahrez. 

Sin embargo, existe la sospecha de que se suavizarían las reglas de contratación de extranjeros para amortiguar el impacto de la salida de la UE.

"Es probable que el gobierno quiera mantener la fuerza de los clubes británicos para fichar a talentos europeos", dijo a la AFP Daniel Lowen, socio de la firma líder en derecho deportivo Couchmans. 

"Podría hacerlo mediante una suavización de las normas sobre permisos de trabajo en general, o por medio de exenciones específicas a los jugadores de gran talento". 

El momento de la consulta, el 23 de junio, ya amenaza con provocar dolores de cabeza a los miles de aficionados británicos que estarán en Francia en esas fechas, después de que Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte se clasificaran para la Eurocopa de 2016. 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13