Síguenos

Deportes13

Napoli, Juventus y las señales de vida del calcio italiano

Un balón vuelve a enfrentar al sur y el norte de Italia, así como sucedió a finales de los años 80, época en la que la Serie A era considerada la mejor liga del mundo. Señales de vida del calcio, como dice el Blog de Lalo.

Crédito: BBC Mundo
El francés Paul Pogba, estrella de la Juventus, es uno de los jugadores más codiciados del fútbol internacional.

El fútbol italiano está dando señales de vida, sí señor.

Alguien puso un espejo ante la nariz del cuerpo exánime (palabra de rigor en las viejas novelas de detectives) y comprobó que el supuesto finado todavía respiraba.O, si ustedes prefieren, el espectáculo y el juego han mejorado.

La Serie A está ofreciendo algo más que los partidos trabados, con fútbol estéril y hechos de violencia que la han desnaturalizado los últimos años.

"Las noticias de mi muerte han sido muy exageradas"

La Juventus está protagonizando una persecución apasionante del Napoli, que encabeza la tabla de posiciones gracias al ímpetu goleador de Gonzalo Higuaín, otro muerto que goza de buena salud: de fallar disparos "fáciles" (que podrían haber dado a Argentina el Campeonato Mundial y la Copa América) a convertir 22 goles en 22 partidos de liga, una hazaña en el fútbol italiano.

null

Juventus, finalista de la Liga de Campeones en 2015, es considerado el equipo más moderno del calcio italiano.


Con actuaciones sobresalientes de Paulo Dybala y Paul Pogba, bien acompañados por Alex Sandro y Sami Khedira (otro jugador cuya noticia fúnebre resultó exagerada) y la habitual solidez de Gianluigi Buffon en el arco, la Juve recuperó el terreno perdido tras un flojo arranque de temporada.

La confianza se acentúa ahora, ya que Álvaro Morata, que había tenido la pólvora mojada, recuperó el gol el miércoles en partido de copa ante el Inter.

Con dos goles al Inter y otros dos en la victoria de liga en Verona ante el Chievo (0-4), Morata se ha reintegrado a un equipo que ya había recobrado su apostura de la mano de Dybala, La Joya (así, en castellano, lo llaman en Italia).

Una imagen de la época de oro del fútbol italiano, Diego Armando Maradona y Antonio Cabrini, Napoli y Juventus, sur y norte.

Una imagen de la época de oro del fútbol italiano, Diego Armando Maradona y Antonio Cabrini, Napoli y Juventus, sur y norte.


El Napoli, por su parte, ganó 5-1 en casa al Empoli (Higuaín sólo marcó un gol esta vez) y recuperó los dos puntos de ventaja sobre Juventus.

Maurizio Sarri, el técnico del Napoli, es un caso extraordinario de éxito inesperado, no solo con el Napoli, sino con la transformación de Higuaín.

El oficio original de Sarri fue de empleado de banco (trabajó en Italia, Inglaterra, Suiza y Luxemburgo); jugaba al fútbol en sus ratos libres.

En 1999 renunció para dedicarse a dirigir equipos de categorías inferiores, hasta que en la temporada 2013-14 llevó al Empoli (el rival al que goleó el domingo) a la Serie A; en 2014-15 lo mantuvo en la categoría, con distinción.

Ahora, en el Napoli, es uno de los hombres del momento en Italia y no sólo por insultar con un epíteto homófobo a Roberto Mancini, el DT del Inter.

El paciente todavía está en terapia intensiva, por supuesto. Persisten los problemas económicos de los clubes, la injerencia de grupos mafiosos en sectores violentos de las hinchadas, los desbordes grotescos de violencia…

La impresión general es que el fútbol italiano está como el país, con una infraestructura descuidada y todos barriendo debajo de la alfombra.

El Napoli es el actual líder de la Serie A, con dos puntos de ventaja sobre la Juventus.

El Napoli es el actual líder de la Serie A, con dos puntos de ventaja sobre la Juventus.


Aunque no todos. Juventus, por ejemplo, ya era citada como ejemplo positivo por Arrigo Sacchi antes de ganar la última liga y de alcanzar la final de la Champions League 2015:

"La única squadra en el siglo XXI en cuanto a gestión es la Juventus", dijo Sacchi, "que ha entendido varias cosas: primero, que un club moderno necesita una dirección deportiva potente que no sólo tome medidas cortoplacistas tipo 'vamos a fichar a este', sino 'vamos a fichar a quién y por qué'. Segundo, que potencia al equipo con vistas a un medio plazo. Dicen, 'tenemos a este entrenador que nos gusta, vamos a jugar a esto y vamos a mirar muy bien el mercado buscando no solo jugadores interesantes sino que sean baratos, en último año de contrato'. Todo orientado a una forma de jugar. Eso los de Milán no lo han hecho." (El Confidencial, diciembre 2014)

Juventus se convirtió en el primer equipo italiano en tener su propio estadio cuando se mudó del famoso estadio Delle Alpi al Juventus Stadium para la temporada 2011-2012.

Juventus se convirtió en el primer equipo italiano en tener su propio estadio cuando se mudó del famoso estadio Delle Alpi al Juventus Stadium para la temporada 2011-2012.


Juventus formó en 2014-15 un equipo eficaz con "sobras" de otros clubes (Paul Pogba y Patrice Evra, del Man United; Carlos Tévez, del Manchester City; Álvaro Morata, del Real Madrid; Fernando Llorente, del Athletic de Bilbao), acompañados por pilares como Gianluigi Buffon, Andrea Pirlo y Arturo Vidal.

Tras perder la final de Champions ante el Barça (1-3), el equipo se disgregó: Pirlo se fue al New York City, Tévez a Boca, Vidal al Bayern y Llorente al Sevilla.

Los refuerzos siguieron la línea citada por Sacchi: jugadores relativamente baratos o "sobras" prometedoras de otros clubes, como Mario Mandzukic (Atlético de Madrid), Sami Khedira (Real Madrid), Juan Cuadrado (en préstamo del Chelsea), Hernanes (del Inter, a mitad de precio) y Alex Sandro (del Porto).

El argentino Paulo Dybala ha sido la gran revelación de la temporada, hasta el punto de que es conocido como "La Joya".

El argentino Paulo Dybala ha sido la gran revelación de la temporada, hasta el punto de que es conocido como "La Joya".


La incorporación estratégica, a futuro, fue la del argentino Paulo Dybala, de 22 años, proveniente del Palermo, por US$35 millones que llegarían a 43 millones contando objetivos que ahora parecen de fácil cumplimiento.

La temporada 2015-2016 comenzó como era de prever: en forma calamitosa, debido a problemas de integración y la pérdida de forma de Morata, pero de repente, coincidiendo con la explosión deportiva de Dybala, que comenzó a atraer comparaciones con Sívori, Baggio, Del Piero y Messi (los italianos ya no saben a quién invocar), el equipo recobró la compostura y ha ganado 12 partidos consecutivos, escoltando ahora al líder Napoli.

Los equipos de Milán, como anotaba Sacchi, no han hecho sus deberes: el Inter, que marcha cuarto, tras la Fiorentina, ha perdido cuatro partidos, ganado cuatro y empatado dos de los últimos 10, mientras que el Milan (6º, tras la Roma), ha ganado cuatro, empatado cuatro y perdido dos sobre 10.

El derbi de Milán se lo terminó llevando el equipo rossoneri, pero la sensación fue que ambos clubes están lejos de su rival de Turín.

El derbi de Milán se lo terminó llevando el equipo rossoneri, pero la sensación fue que ambos clubes están lejos de su rival de Turín.


Napoli y Juventus ya parecen candidatos a avanzar en futuras Champions League: en la de esta temporada la Juve enfrentará el 23 al Bayern Múnich, tras escoltar al Man City en su grupo.

Sí, el enfermo no se ha recuperado del todo, pero el espejo del doctor Watson ya recoge la humedad de su respiración. Y en las tertulias de aficionados ya se vuelve a hablar de jugadores excitantes, de equipos que prometen.

Ya se dice que el Real Madrid, el Barcelona, el Bayern, el Man United, quieren a jugadores de Juventus (Dybala, Pogba, cotizados en más de 100 millones), en vez de limitarse a vender sus sobrantes a la Vecchia Signora.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13