Síguenos

Deportes13

Raheem Sterling y el tabú del fútbol inglés que no se ha roto en 77 años

El jugador podría llegar a reforzar al principal rival del Liverpool: el Manchester United. El traspaso entre ambos equipos no se ha dado en décadas.

Crédito: BBC Mundo
Raheem Sterling y el tabú del fútbol inglés que no se ha roto en 77 años

Son dos clubes y dos ciudades que están a tan sólo 50 kilómetros de distancia. Se odian, pero a la vez se necesitan.

A lo largo de la historia ha habido expresiones de reconciliación y acciones emotivas, pero la rivalidad entre Manchester United y Liverpool sigue siendo una de las más enconadas en el mundo del fútbol.

Comenzó antes que rodara un balón con la lucha industrial desatada entre ambas ciudades, pero es en el rectángulo de un campo de fútbol que se ha exteriorizado e internacionalizado.

Y hay un nombre que marca el que es quizá el tabú más longevo de la historia del fútbol inglés y tal vez la máxima división del fútbol: Allenby Chilton.

Siete décadas

Chilton llegó a convertirse en una de las figuras y capitán de Manchester United después de la II Guerra Mundial, pero antes de debutar en primera división ya había defendido los colores de Liverpool.

Su estancia con el club de Anfield fue fugaz y pasó desapercibida al solo estar unos meses y pocos imaginaron la trascendencia que llegaría a tener su llegada a Old Trafford a finales de 1938.

Ese viaje fue el último que haría un futbolista de Liverpool en dirección de su eterno rival, 77 años de un tabú deportivo que podría llegar a su fin en el próximo mercado de transferencias.

El protagonista podría ser la joven promesa del fútbol inglés Raheem Sterling, quien como informó la BBC esta semana tiene la intención de abandonar Liverpool al finalizar la temporada.

Tiene varios pretendientes, pero uno de los más fuertes es Manchester United.

Vestidos con dos colores

De concretarse el fichaje, Sterling se convertirá en el primer jugador en cambiar de colores entre estos dos clubes desde que en 1964 el legendario técnico de Liverpool, Bill Shankly, lograra persuadir a Phil Chisnall de dejar al United.

A partir de allí no hubo más negociaciones y aparecieron los vetos.

Desde que Chisnall llegó a la costa de Merseyside, donde se encuentra Liverpool, hace 51 años, ha habido futbolistas que han cambiado colores entre Arsenal y Tottenham, Celtic y Rangers, Barcelona y Real Madrid, Boca y River o entre los mismos clubes de Manchester, el United y el City, como fue el caso del argentino Carlos Tévez.

Otros jugadores han defendido tanto a Manchester United como a Liverpool -Michael Owen, Paul Ince o Peter Beardsley-, pero lo hicieron con un paréntesis y sin haber una transacción directa entre los directivos de Anfield y Old Trafford.

El caso del argentino Heinze

Antes de Sterling, la última vez que un jugador tentó la posibilidad de hacer el viaje de 50 kilómetros fue el argentino Gabriel Heinze, quien llegó al fútbol inglés de la mano del Manchester United.

En 2007, Heinze fue autorizado para negociar su salida del club y hablar con otros equipos, pero cuando el entrenador Alex Ferguson se enteró que los representantes del jugador estaban hablando con el técnico de Liverpool, Rafael Benítez, vetó inmediatamente las conversaciones.

Según explica el periodista Jim White en el periódico británico The Telegraph, Ferguson admitió que los aficionados del Manchester United nunca le hubieran perdonado reforzar a su rival más significativo.

Heinze, quien terminó en el Real Madrid, reconoció posteriormente que se arrepintió de haber tratado de forzar la transferencia en un caso ante un tribunal de arbitraje, el cual perdió, y el cual confirmó cuán seria es la enemistad entre los dos clubes más laureados del fútbol en Inglaterra.

Solo una mano

Entre ambos suman 38 títulos de la máxima división, un tercio de todos los títulos que se han repartido desde que el Preston North End alzara la primera liga en 1889.

"No se puede comparar en la historia el éxito que han tenido los dos clubes y es por esa razón que nos necesitamos", dijo en una ocasión Ferguson antes de retirarse de los banquillos.

En las siete décadas desde el fichaje de Chilton ha habido acercamientos entre ambos clubes y en ocasiones se han tendido una mano como recuerda una de las leyendas de Liverpool y comentarista de la BBC, Mark Lawrence.

"United y Liverpool han sufrido graves tragedias como clubes -el accidente de avión de Múnich en 1958 por parte de United y la avalancha humana de Hillsborough en 1989 por parte de Liverpool- por lo que debe haber empatía entre ellos".

"Es la manera en la que ambos clubes se han comportado ante estas tragedias lo que ha contribuido a hacerlos incluso más grandes", dijo Lawrence.

Un respeto que igual no ha podido poner fin al tabú de transferencias entre ambos clubes.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13