Síguenos

Deportes13

Suárez y el partido que soñó jugar en sus madrugadas de niño

El delantero uruguayo entró en la historia al convertirse en el primer jugador en el mundo en anotar tres goles en un partido del Mundial de Clubes.

Suárez y el partido que soñó jugar en sus madrugadas de niño

Con un termo de mate en la mano y abrazado a Neymar. Así se bajó del autobús este viernes Luis Suárez para entrenar después del triplete que permite al Barcelona jugar la final del Mundial de Clubes, el partido que el uruguayo soñó cuando era un niño.

Tres adolescentes habían madrugado para tener el mejor sitio por fuera del Estadio Mitsuzawa, donde entrenaba el Barcelona. Con varios cartones habían creado una manualidad para homenajear a su ídolo.

"Suárez-9-Hat trick", escribieron en las láminas que portaban en la cabeza y colgadas del cuello, lo que no les sirvió para llamar la atención del uruguayo, que entró directamente al estadio, sin escuchar sus gritos.

Un día antes el delantero del Barcelona había resuelto la semifinal ante el Guangzhou con un triplete que ofreció algunas de sus muchas habilidades. 

En el primer gol mostró olfato para cazar un rechace, en el segundo calidad y capacidad de asociación, para finalizar la exhibición desde el punto de penal con un contundente disparo.

Con tres destellos cubrió a la  perfección las bajas de Lionel Messi, con un cólico nefrítico, y Neymar, en recuperación tras una lesión muscular. 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13