Síguenos

Deportes13

Klitschko vs. Fury: ¿por qué hay quien considera aburrido a un campeón de boxeo que es educado?

Wladimir Klitschko buscará extender la dinastía de los hermanos ucranianos cuando se enfrente al británico Tyson Fury. Su dominio dura ya 12 años. Pero su vigencia ha sido contraproducente para el boxeo.

Crédito: BBC Mundo
Los aficionados alemanes al boxeo prefieren a un pugilista de las características del boxeador ucraniano.

Fue campeón olímpico, sumó 140 peleas como aficionado, ha ganado 64 de sus 67 peleas y lleva 23 exitosas defensas en la que durante años fue considerada la categoría reina del boxeo.

Pero el ucraniano Wladimir Klitschko todavía no termina de lograr un consenso entre los aficionados ni especialistas del cuadrilátero.

En la víspera de su pelea frente al británico Tyson Fury, muchos simplemente creen que no representa la esencia de cómo debería ser un campeón.

"No es estadounidense, no es extrovertido, es demasiado citadino, demasiado inteligente, demasiado limpio, demasiado culto, demasiado aburrido", explicó Ben Dirs, especialista de boxeo de la BBC.

Wladimir Klitschko defenderá sus coronas frente al británico Tyson Fury.

Dirs recuerda cómo uno de los "niños malos" del cuadrilátero, Mike Tyson, fue uno de los boxeadores más admirados cuando dominaba la categoría, más allá de sus problemas con la justicia y la marca que dejó en la oreja de Evander Holyfield.

"Vivimos en un mundo extraño, a nadie le gustan los niños buenos, a la gente le gusta que gane el imbécil", dijo en su momento el llamado "Hombre de hierro".

Mohamed Alí lidero una época de oro del boxeo en su máxima categoría, la de los pesos pesados.

Lejos del caos

El surgimiento a comienzos de siglo de Wladimir y su hermano mayor, Vitali, marcó un cambio radical de dirección de la categoría mayor del boxeo.

Al menor de los hermanos Klitschko le gusta cuidar hasta el más mínimo detalle de su preparación.Lejos del arquetipo de boxeadores como Mohamed Alí, George Foreman, Lennox Lewis, Holyfield o Tyson, el menor de los hermanos ucranianos, de 39 años, habla cuatro idiomas, tiene un doctorado, juega ajedrez y prefiere el orden antes que el caos.

Eso queda en evidencia cuando se visita el pueblo de Going, refugio que está ubicado entre el Tirol austriaco y los Montes del Káiser en Los Alpes.

Allí no hay ningún rincón apestoso de vendas y guantes viejos, ni retumban las paredes por el paso de trenes. En cambio hay champagne y chocolates, togas de tacto suave y la maravillosa calma en el aire alpino.

El lujoso centro de entrenamiento de Klitschko en Going, en Los Alpes.

"Mi mundo luce diferente al tuyo", responde Klitschko cuando se le pregunta sobre su lugar de entrenamiento.

"Me gusta cuidar el más mínimo detalle. Son esas pequeñas cosas las que hacen la diferencia. Caos significa emociones y las emociones son una desventaja".

Dudas

Una de las mayores críticas que reciben los hermanos Klitschko es que han dominado en una era donde no han contado con rivales de nivel.

Holyfield ya estaba de salida, Tyson simplemente ya no estaba y Lewis se retiró en 2004, un año después de vencer a Vitali.

En 1996, Wladimir consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

Pero incluso el campeón Joe Louis, quien defendió el título 25 veces entre 1937 y 1948, fue víctima de una visión similar.

"Wladimir no será realmente apreciado hasta que se vaya del deporte", dijo su entrenador Johnathon Banks.

"Fue lo mismo con Joe Louis y Larry Holmes (que defendió con éxito su cinturón 20 veces entre 1978 y 1985). Wladimir ha sido el campeón por nueve años y ha aparecido en 27 peleas por el campeonato, defendiéndolo en 23. Los récords terminarán hablando por sí solos y no se podrán ignorar", agregó.

Junto a su hermano Vitali, actual alcalde de Kiev en Ucrania, los Klitshcko han dominado el boxeo durante más de una década.

Dirs recuerda que Wladimir asegura que no le importa si la gente piensa que es aburrido o no.

"Pero basados en lo que ha hecho sobre el cuadrilátero, parece curiosa esa acusación. Tal vez deberíamos leer 'demasiado bueno' en lugar de 'aburrido' como le ha sucedido a otros grandes campeones".

"Educado y humilde"

La pelea entre Klitschko y Fury se llevará a cabo frente a 54.000 personas en el estadio Esprit Arena de Dusseldorf, en Alemania, país al que se mudó junto a su hermano en 1996.

Otros 10 millones de personas la seguirán por televisión.

Estas cifras muestran que aquellos que aseguran que Klitschko no atrae la imaginación de los aficionados sólo observan una parte de la historia.

"Los aficionados alemanes no son iguales que los de Reino Unido o Estados Unidos, a ellos les gusta que los pugilistas sean educados y humildes", dijo Bern Boente, representante de Klitschko desde 2000.

"Él no tiene interés de ir a Estados Unidos porque allá no tiene oponentes. Y si llenas estadios de fútbol y tienes a 16 millones de personas mirando tu pelea por televisión, como ocurrió contra David Haye, no te puede importar menos Estados Unidos".

 Tyson Fury ha mantenido un ataque dialéctico sobre Wladimir Klitshcko y su forma de vida, llegando incluso a acusarlo de ser un "predicador del diablo".

La pregunta que surge es por qué, después de tantos años al máximo nivel, tras haber ganado millones de dólares y una relación con una actriz de Hollywood, sigue subiendo al cuadrilátero y se expone al castigo de una pelea.

"Puedo hacer muchas cosas, mi vida no es sólo el boxeo", dijo el campeón mundial, que también dirige varios negocios y organizaciones de caridad.

"Pero lo que hago mejor es boxear, y golpear a gente como forma de vida es algo muy divertido", agregó.

"El boxeo es la mejor educación en el mundo, mejor que Harvard. Me brinda emociones, me permite viajar, conocer nuevas culturas, aprender diferentes idiomas".

"Todavía no he alcanzado la cima de la montaña, sé que puedo ser mejor. Hay muchos que quieren estar en mi posición y eso me mantiene motivado, y es por eso que todavía soy el profesional número uno".

Es difícil no estar de acuerdo con su afirmación después de estar tanto tiempo en la cima de su deporte.

Allí están las estadísticas que hablan por él, y sobre la percepción que la dinastía de los hermanos Klitschko acabó con los pesos pesados en el boxeo, habría que preguntarse qué hubiera sido de la otrora categoría reina de no haber sido por ellos.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13