Síguenos

Deportes13

Las cosas que deben cambiar en el tenis, según el polémico John McEnroe

El ex número 1 del mundo propone una serie de cambios para beneficiar a los tenistas y al espectáculo.

Crédito: AFP
Las cosas que deben cambiar en el tenis, según el polémico John McEnroe

La voz de John McEnroe siempre se ha hecho notar. Sea por sus gritos a un juez en la cancha o por sus filosos comentarios en las cabinas de transmisión, el legendario tenista estadounidense ha vivido por y para el deporte que lo catapultó a la fama durante casi cinco décadas.

Es por ello que sus opiniones no pasan desapercibidas si con ellas propone cambios radicales que considera son necesarios para mantener al tenis en la élite de los deportes en el mundo.

McEnroe forma parte del grupo de trabajo que creó el circuito profesional de tenis (ATP, por sus siglas en inglés) para buscar ideas que puedan hacer del tenis un deporte más atractivo en el futuro.

"Es como que los tenistas deben de actuar de una forma determinada, pero ¿por qué lo tienen que hacer como hace 60 años?"

Junto al tenista estadounidense están el alemán Boris Becker, el sueco Mats Wilander, el español Carlos Moyá y el australiano Lleyton Hewitt.

"Cuando entré en el circuito", dijo McEnroe en entrevista exclusiva con la BBC, "pensé ¿por qué los jugadores de tenis no son tratados en la misma forma que los futbolistas?"

"Es como si los tenistas deben actuar de una forma determinada, pero ¿por qué tienen que actuar como hace 60 años? Las mujeres se ganaron el derecho a votar en 1920 en Estados Unidos, acaso eso significa que nosotros debemos pensar como la gente lo hacía en 1910?", advirtió McEnroe.

¿Se necesitan los jueces de línea?

Una de sus propuestas más radicales es dejar que los mismos tenistas sean responsables de señalar si una pelota picó adentro o afuera de la cancha, además de mantener el sistema del ojo de halcón.

El partido de semifinales del Abierto de Australia entre Andy Murray y Tomas Berdych estuvo precedido por una tensión que no es habitual en el tenis.

Esta medida se pondrá a prueba en el circuito de tenis de veteranos en los próximos meses.

"¡Murray, eres un falso, le acabas de hacer trampa a Nadal!, o viceversa", es como se imagina McEnroe que pueden ser los partidos, o que la grada tome partido para determinar el devenir del juego.

Una de las propuestas de McEnroe es eliminar a los jueces de línea.

"Tendría esta increíble emoción y no sabrías lo que va a pasar, lo cual es lo que hace a los deportes algo tan fabuloso".

"Habría mucha más intensidad, te lo digo, un 30% más emocionante. Tenemos que pensar hacia adelante, unos 10 o 20 años de donde el tenis está ahora. Hay que pensar en un panorama más grande para mezclarnos junto a los principales deportes".

Primer golpe

Para McEnroe es necesario eliminar los cinco minutos de calentamiento que realizan los jugadores antes de los partidos, que él considera le quita tensión al duelo.

"Los boxeadores se montan en el ring y están a punto de volarse la cabeza, poniendo en riesgo sus vidas, y no están allí tocándose ni tanteándose. Toda la anticipación es por el primer golpe de la pelea".

El legendario tenista, ganador de siete títulos de Grand Slam en individuales, no sólo piensa en el inicio de los partidos, también en el final.

Para él, todos los grandes torneos del año deberían seguir el ejemplo del Abierto de Estados Unidos, que adoptó el desempate o tie break en el último y decisivo set de los partidos.

El partido más largo en la historia del tenis terminó con victoria para John Isner.

En Wimbledon, Roland Garros y Australia se sigue manteniendo la tradicional fórmula en la que un jugador debe ganar el set con dos juegos de ventaja.

"Nunca, pero nunca, en el tiempo que tengamos un deporte llamado tenis, pongamos a dos personas pasar por eso otra vez. ¿Lo viste al día siguiente? Parecía una estatua."

"Esta gente juega por cuatro o cinco horas y no parece suficiente que tengan que llegar a estar 6 a 6 en el quinto set, después de todo ese tiempo, del estrés y del hecho que la posibilidad de que tengan que jugar cuatro, cinco o seis partidos más".

Como sugerencia, McEnroe dijo que es posible poner un límite en el que todos estén de acuerdo, pero que es crucial no repetir el último set entre John Isner y Nicolas Mahut en Wimbledon en 2010, que terminó con victoria para el estadounidense 70-68.

"Creo que fue el día perfecto para cambiar esa regla. Nunca, pero nunca, mientras tengamos un deporte llamado tenis, deben dos personas pasar por eso otra vez. ¿Lo viste al día siguiente? Parecía una estatua. Ni siquiera podía sentarse. ¿Tenemos que que dejar que haya gente que aguante ese infierno, esa tortura? Ellos no fueron los mismos por seis meses", recordó McEnroe.

Serena para presidente

Trascendiendo su campo de acción, McEnroe fue más allá del deporte.

En concreto se refirió a la política en Estados Unidos y apostó por un posible cambio en la Casa Blanca.

McEnroe considera que Serena Willliams reune las condiciones y la popularidad para forjar una carrera en la política estadounidense.

"Yo hubiera pensado que una mujer sería presidente antes que un hombre negro", soltó con algo de humor.

"Lo que pienso que frustra a los estadounidenses es que sienten que iba a haber más cambios con Barack Obama. Tal vez lo que necesitemos es una mujer negra, tal vez Serena Williams debería postularse".

McEnroe reconoció que va "en contra de su naturaleza tratar de trabajar con un sistema y ser un político", pero no oculta su molestia de que el tenis siga siendo un deporte predominantemente blanco.

Tal vez McEnroe no tenga influencia en lo que pueda pasar en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, pero no hay duda de que su voz es una de las que más se escuchan en el tenis.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13