Síguenos

Deportes13

Presidenta de Brasil entrega calma sobre el brote de zika para Río 2016

Dilma Rousseff aseguró este sábado que el brote de virus zika que afecta al país no comprometerá los Juegos Olímpicos de Rio en agosto.

Crédito: AFP
Dilma Rousseff viajará a Estados Unidos

"Esta situación no compromete las Olimpiadas. La contaminación del mosquito es extremadamente peligrosa para mujeres embarazadas. Confiamos en que hasta que comiencen las Olimpíadas tendremos un éxito considerable en el exterminio del mosquito", afirmó Rousseff a la prensa tras visitar dos viviendas en un barrio de Rio de Janeiro como parte de una campaña nacional de concientización para erradicar el Aedes Aegypti. 

Unos 220.000 militares se lanzaron en una cruzada puerta a puerta este sábado para visitar tres millones de hogares de Brasil y aconsejar a la población en la lucha contra el mosquito, combate al que se sumaron personalmente Rousseff y parte de su gabinete.

Con una gorra de visera blanca y una camiseta de mangas cortas con la inscripción #ZikaCero, la mandataria caminó por el barrio Zeppelin, en la zona oeste de Rio, abrazando madres, alzando bebés para numerosas fotos y aplicó ella misma larvicidas para limpiar el agua bajo las rejillas. 

Brasil confirma dos casos de contagio del zika por transfusión de sangre

Escoltada por el alcalde de la ciudad Eduardo Paes y un enjambre de agentes de salud, militares y fotógrafos, la mandataria aconsejó a los vecinos sobre cómo combatir los criaderos del mosquito cuyo combate ha sido declarado una prioridad por su gobierno.

"La guerra depende de nosotros. (El gobierno) es el regimiento de vanguardia, pero sólo con eso no se gana la guerra. Precisamos que todos participen, y ahí seremos 204 millones de personas" contra el mosquito, enfatizó Rousseff. 

Varios ministros de Estado también se trasladaron a ciudades como Salvador, Recife, Curitiba y Porto Alegre para acompañar la tarea. 

Se calcula que un 70% de los focos de cría del Aedes Aegypti -que también transmite el dengue, la fiebre amarilla y la chicunguña- se encuentra en los domicilios, por lo cual el combate de la población es fundamental. 

Brasil detectó a fines de 2015 un aumento inusitado de microcefalia -que daña irreversiblemente el cerebro y limita el desarrollo motor e intelectual de las personas- en el empobrecido nordeste del país, donde el virus zika tuvo una amplia circulación el año pasado y muchas embarazadas lo contrajeron. 

Según los últimos datos del Ministerio de Salud, Brasil registró entre octubre y febrero 462 casos de microcefalia -contra una media anual de 150 casos-, de los cuales 41 tienen relación confirmada con el virus zika.

Otros 3.852 casos sospechosos de esta malformación congénita están bajo estudio.   

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13