Síguenos

Deportes13

Radamel Falcao y las peores "rebajas" del fútbol inglés

Falcao se lamenta de una de las tantas ocasiones que no pudo convertir con Manchester United.

Crédito: BBCMundo
Radamel Falcao y las peores rebajas del fútbol inglés

Es viernes negro, o Black Friday en los países anglosajones. El día de compras más agitado del año, en el que millones de personas escarban en busca de la mejor rebaja u oferta del mercado.

La tentación está, pero no todos pueden, o no quieren, caer en ella.

Es el caso del mundo del fútbol y del entrenador del Arsenal, Arsene Wenger.

Los clubes deberán esperar a enero para que se vuelva a abrir el mercado de fichajes. Pero desde ya, Wenger profesa su rechazo a la compras de última hora o de pánico.

"Si se necesitan dos televisores está bien, pero si no se necesita uno, ¿por qué tienen que comprar dos?", se preguntó el técnico francés en la rueda de prensa previa a la jornada de la Liga Premier de este fin de semana.

Lo cierto es que Wenger, quien aclaró que también le gustan las rebajas, no siempre sigue su propia filosofía, y al igual que muchos equipos también ha hecho inversiones cuando el reloj presiona y se consumen las últimas horas del mercado de transferencias, al cierre del primer mes del año. Entonces se produce la versión futbolera del llamado Black Friday.

Es por eso que, con la excusa del día, en BBC Deportes recordamos seis de los peores fichajes del fútbol inglés (y uno que resultó una ganga).

KIM KALLSTROM

Wenger suele sacar a relucir su buen olfato para encontrar una buena oferta.

"Lo que es una ganga para nosotros es comprar jugadores de gran calidad, porque son ellos los que refuerzan nuestra plantilla", señaló en referencia a las compras de Patrick Vieira por US$4 millones y Mesut Özil por unos US$60 millones.

Pero el técnico francés también es conocido por su mente selectiva cuando se refiere a lo que ve o no en un partido de fútbol o cuando habla sobre Arsenal.

Es por eso que por sus palabras no pasaron los nombres del brasileño Andre Santos ni del sueco Kim Kallstrom.

Santos llegó en 2011 proveniente del Fenerbahçe turco, pero en dos temporadas sólo jugó 33 partidos y es más recordado por intercambiarse la camiseta en el entretiempo con el otrora ídolo cañonero Robin van Persie, que defendía los colores de Manchester United.

Kallstrom, por su parte, llegó a préstamo en enero de 2014 para suplir las ausencias de Aaron Ramsey y Jack Wilshere.

El problema fue que el mediocampista sueco aterrizó en Londres lesionado y sólo jugó cuatro partidos.

ROBINHO

El 1 de septiembre de 2008 Manchester City se adelantó al interés de Chelsea y fichó al habilidoso delantero del Real Madrid, Robinho, por una cifra récord para la época en el fútbol inglés.

Image captionRobinho no se adaptó a Manchester ni al fútbol inglés.

El brasileño comenzó su periplo de la peor manera, al expresar su satisfacción de haber llegado al... ¡Chelsea!

Después de dos años de frustraciones y sólo 14 goles, Robinho empacó sus maletas con destino al AC Milan.

ANDY CARROLL

Liverpool vivió una agitada semana en enero de 2011, mes en el que llegó Luis Suárez al club.

Pero el fichaje del uruguayo quedó opacado por la salida de Fernando Torres del club de Anfield en dirección a Chelsea por una estratosférica cifra de unos US$75 millones.

A Torres no le fue del todo bien en Londres, más allá de que ganara la Liga de Campeones, pero mucho peor le fue a su sustituto, Andy Carroll.

El delantero inglés fue comprado por más de US$50 millones (sólo había jugado cuatro meses en la máxima categoría), pero nunca pudo igualar las expectativas que generó su precio.

Se fue de Liverpool después de 18 meses y seis goles.

RADAMEL FALCAO

El delantero colombiano se juntó a la revolución que el Manchester United implementó con la llegada de Louis van Gaal.

Ángel di María, Daley Blind, Marcos Rojo, Luke Shaw y Ander Herrera fue el contingente de jugadores puesto a disposición del técnico holandés para revivir los años dorados del club de Old Trafford.

La llegada de Falcao completaba el rompecabezas.

Pero su costoso préstamo, US$10 millones y un salario semanal de más de US$300.000, nunca se materializó en goles.

Falcao, quien sólo anotó cuatro tantos en 29 partidos, no pudo quedarse en Manchester y recaló en el Chelsea, donde ha jugado 11 partidos y ha marcado un solitario gol.

MAROUANE FELLAINI

El gigante belga fue una compra desesperada de David Moyes en el año I después de Alex Ferguson, el mítico entrenador escocés que había puesto punto final a 26 años al frente del Manchester United.

El problema fue que su figura fue el centro de todas las críticas que recibieron los diablos rojos en la peor temporada del equipo en más de dos décadas.

Fellaini nunca encontró su posición en el campo -fue utilizado de medio centro, armador, por las bandas, central y de número 9- y al final terminó en el banquillo. Todo por US$35 millones.

XISCO

El delantero español llegó a Newcastle proveniente del Deportivo de la Coruña con un contrato de cinco años en septiembre de 2008.

Pero el hombre que lo fichó, Kevin Keegan, dejó el club a los pocos día de haber aterrizado en St.James Park.

Tras anotar en su debut, sólo se vistió de blanco y negro en otros 11 partidosy dejó el club, por mutuo acuerdo, en enero de 2013.

WAYNE ROONEY

No fue una compra desesperada, pero las negociaciones entre Manchester United y Everton se extendieron hasta el último día del mercado de transferencias de 2004.

Calificado como la gran promesa del fútbol inglés, Rooney se convirtió a sus 18 años en el adolescente más caro del fútbol, al costar US$35 millones.

Once años después, Rooney llegó a ser el máximo goleador en la historia de la selección inglesa, está a 12 tantos del récord histórico del Manchester United de 249 tantos de Bobby Charlton y ha ganado cinco títulos de Liga Premier y una Champions.

Está claro que él es la ganga.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13