Síguenos

Deportes13

La verdadera historia detrás del "asalto" a los nadadores de EE.UU.

Dueño de la estación de servicio donde ocurrió el incidente con los cuatro deportistas dijo que estos orinaron y dañaron su local y que incluso tiene grabaciones de uno de ellos con los pantalones abajo.

Crédito: Reuters
Jack Conger y Gunnar Bentz fueron impedidos de salir de Brasil.

Los cuatro nadadores olímpicos estadounidenses que denunciaron haber sido asaltados por presuntos policías en Rio en realidad tuvieron una pelea con un guardia de seguridad tras dañar una gasolinera, publican este jueves los medios de prensa de Brasil y Estados Unidos.

Tanto la televisión estadounidense ABC News como la brasileña O Globo aseguran que el nadador olímpico Ryan Lochte y tres de sus colegas tuvieron un altercado en una estación de servicio en la madrugada del domingo, luego de asistir a una fiesta en la Casa Francia. El hecho fue captado por las cámaras de seguridad del establecimiento.

Ryan Lochte es una de las estrellas del team de natación de Estados Unidos.
Ryan Lochte es una de las estrellas del team de natación de Estados Unidos. Reuters

La policía dijo a la producción de la TV Globo que los atletas viajaban en taxi desde la fiesta a la Villa Olímpica y que pararon en la estación de servicio en Barra de Tijuca para utilizar el baño. Allí habrían orinado afuera del baño, causaron daños y quisieron irse sin pagar el perjuicio. Los encargados de la gasolinera llamaron a la policía pero como ésta se demoraba, los nadadores se pusieron agresivos y el guardia de seguridad habría apuntado su arma contra ellos para impedir que dejasen el local.

"Se detuvieron al lado de la estación y orinaron todo el lado del local. Tengo hasta la imagen del trasero de uno, subiéndose los pantalones"

Finalmente, llegaron a un acuerdo para que los atletas pagaran por los daños, antes de que llegase la policía.

La prensa brasileña dice que los nadadores habían consumido alcohol y estaban intoxicados.

El nadador estadounidense Ryan Lochte durante conferencias de prensa previas a sus pruebas.
El nadador estadounidense Ryan Lochte durante conferencias de prensa previas a sus pruebas. AFP

ABC News, en tanto, cita a una fuente policial brasileña no identificada diciendo que imágenes de las cámaras de seguridad muestran a un nadador "rompiendo la puerta del baño en la estación de gasolina y peleando con un guardia de seguridad".

"Orinaron todo el lado del local"

El sitio web de O Globo publicó la versión del dueño de la gasolinera, quien señala que los nadadores orinaron en las paredes del lugar.

"Se detuvieron al lado de la estación y orinaron todo el lado del local. Tengo hasta la imagen del trasero de uno, subiéndose los pantalones. Les mostraron dónde estaba el baño, pero orinaron en la pared lateral. No obedecido el letrero, no fueron el cuarto de baño. Una señora hasta se negó a pasar", dijo el dueño del local del incidente, quien no quiso ser identificado.

El hombre también acusó que los estadounidenses destrozar parte del establecimiento. Habrían roto un letrero publicitario después de que orinaron. “Fue puro vandalismo”, dijo.

La versión inicial

Lochte, Jack Conger, Gunnar Bentz y James Feigen dijeron haber sido asaltados por hombres armados vestidos de policía cuando regresaban de la fiesta en la Casa Francia. El incidente provocó una fuerte indignación en plenos Juegos Olímpicos de Rio y preocupó a las autoridades en esta ciudad conocida por sus elevados niveles de criminalidad.

Jack Conger y Gunnar Bentz poco después de ser bajados del avión en que iban a marcharse de Brasil.

Pero desde entonces las dudas sobre lo que realmente sucedió en la madrugada del domingo no dejan de crecer. Una jueza brasileña señaló contradicciones entre los testimonios de Lochte y Feigen y la policía ha indicado que pueden ser acusados de prestar falso testimonio.

Ryan Lochte salió de Brasil inmediatamente después del incidente.

Lochte viajó rápidamente a Estados Unidos tras el incidente. Conger y Bentz fueron detenidos por la policía brasileña en la noche del miércoles, cuando ya estaban dentro de un avión que los llevaría a su país.

Jack Conger y Gunnar Bentz fueron bajados del avión en que iban a dejar Brasil.

La policía los obligó a salir del avión para interrogarlos sobre el caso.

Se desconoce dónde se encuentra Feigen, pero la prensa brasileña asegura que aún está en el país sudamericano.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13