Síguenos

Deportes13

"Me dolió. No soy un robot que no siente": la gimnasta mexicana criticada por su peso en Río 2016

Alexa Moreno quedó en el trigésimo primer lugar en la clasificación general de gimnasia artística el pasado lunes.

Crédito: BBC Mundo
 Alexa Moreno quedó en el trigésimo primer lugar en la clasificación general de gimnasia artística el pasado lunes.

El día antes de su cumpleaños, la gimnasta mexicana Alexa Moreno cumplió el sueño de participar en sus primeras Olimpiadas tras 19 años de entrenamiento.

Después de su actuación el pasado lunes, la joven de 22 años se convirtió en un tema de conversación en las redes sociales en su país.

Y no por haber sido la única mujer en representar a México en esta disciplina durante los juegos de Río. Menos por haber clasificado en el puesto 12° de las mejores del mundo en la categoría de salto.

Sus compatriotas la señalaban por estar "gorda" y llegaron a compararla con el popular dibujo animado infantil de la cerdita llamada "Pepa Pig".

Cientos de comentarios incendiarios y burlones llegaron a los ojos de Moreno, quien revisó sus redes sociales el mismo día de su cumpleaños, a pesar de la advertencia de su hermana.

"Ella me había dicho que mejor no revisara nada porque no quería que estuviera triste", le cuenta Moreno a BBC Mundo.

 Moreno quedó en el décimo segundo lugar en la categoría de salto en la clasificación general de gimnasia artística.
Moreno quedó en el décimo segundo lugar en la categoría de salto en la clasificación general de gimnasia artística.

La joven llevaba casi dos décadas entrenando para la competencia más importante de su vida. Pero nada la había preparado para esa tormenta de críticas.

"Me sentí triste, sí me dolió. No soy un robot que no siente", dijo la atleta nacida en Mexicali, Baja California, en el noroeste de México.

Era la primera vez, según Moreno, que recibía tantos comentarios negativos sobre su aspecto físico.

Desempeño

La deportista reconoce que no estaba en su peso ideal tras haber sufrido un desgarre muscular tres semanas antes del evento, lo que afectó la intensidad de su rutina de entrenamiento.

La atleta de 1,47 metros de estatura le dijo a BBC Mundo que lleva tres años pesando entre 52 y 54 kilogramos, siete más que el peso que aparece en su perfil en la web oficial de las Olimpiadas.

Más allá de eso, Moreno cree que su peso no tuvo nada que ver con su desempeño en la competencia olímpica.

 Alexa Moreno recibió una oleada de comentarios negativos sobre su peso tras participar en las Olimpiadas de Río.
Alexa Moreno recibió una oleada de comentarios negativos sobre su peso tras participar en las Olimpiadas de Río.

"No cometí ningún error grande y de hecho fue una sorpresa que me fuese tan bien en todas las disciplinas, porque piso y salto son mi especialidad", señaló.

Por eso, dice, le sorprendieron las burlas y señalamientos.

"En un punto llegué a creer que de veras no me veía tan bien. Pero luego pensé en que los que hablaban así de mí no me conocen", dijo.

Fue en ese momento que Moreno decidió manifestarse a través de su cuenta de Twitter y envió un mensaje de agradecimiento a quienes aplaudieron su presencia en Río.

"Soy mexicana y luzco como mexicana. No pueden esperar ver a una rubia", expresó.

La joven de 22 años no está segura de querer competir en las próximas Olimpiadas. De momento, descansará tras la ardua preparación que requirió para clasificar a Río y se dedicará a sus estudios de arquitectura.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13