Síguenos

Deportes13

Jorge Sampaoli y la presión por ganar la Copa América: "A otro país le puede afectar, a nosotros no"

El técnico de la Selección Chilena sostuvo una profunda conversación con Aldo Schiappacasse, en la que habló sobre La Roja, la Copa América, Esteban Paredes y la preocupación por el escaso recambio que se ve en las divisiones menores.

Crédito: T13
Jorge Sampaoli y la presión por ganar la Copa América: A otro país le puede afectar, a nosotros no

Jorge Sampaoli no tuvo problemas para salir del Complejo Deportivo Juan Pinto Durán para analizar el presente de la Selección Chilena. El entrenador conversó con Aldo Schiappacasse y entregó algunas pistas sobre su futuro y el de La Roja. 

Jorge, lo que más llama la atención es que antes del Mundial, y ahora antes de Copa América, usted a lo que más le temía era a la sobreexpectativa. ¿Eso cambió? ¿Va a tener que convencer a la gente que nos va a ir bien en Copa América, o no?

"Si, el mayor temor es ese, no poder corresponder a las expectativas de la gente. En definitiva es la responsabilidad, porque el equipo ha demostrado en un montón de secuencias que puede jugar de igual a igual contra cualquiera, pero después en el torneo hay que ver si está a la altura de lo que mostró en algunos de los mejores momentos".

"Pero yo siento que algo cambió, desde el Mundial hasta ahora, que ahora hay que convencer a la gente que nos puede ir bien".

"Yo creo que Chile tiene más miedo de no poder lograrlo que la posibilidad de disfrutarlo"

"Yo creo que sí, porque me parece que también la gente tiene miedo a que pase la oportunidad y no se dé lo que espera. O sea, quiere la oportunidad, sabe que se va a jugar la Copa América acá y encontró el temor de no poder satisfacer la alegría de vivir la Copa América, que es lo más importante, que disfrute la Copa América. Yo creo que Chile tiene más miedo de no poder lograrlo que la posibilidad de disfrutarlo".

Es que la anterior la tuvimos el '91, la próxima viene como en el 2055...

"40 años".

Sí. Una generación va a poder ver la Copa América acá.

"Por eso para nosotros es una oportunidad única como entrenadores de entrar en este contexto en el cual es una copa que por suerte la dirigimos nosotros acá en Chile. Yo la otra ni siquiera la voy a ver".

Es probable. ¿Qué va ser lo más complicado desde ese punto de vista, en términos de la relación de la Selección con la gente?

"Para mí el chileno por naturaleza mentalmente es fuerte. En ese sentido el sentimiento popular va ser favorable. Me parece que no va haber presiones en el grupo, lo que si tiene que demostrar el grupo es lo que la gente quiere en definitiva".

Hay una pregunta que se repite siempre. ¿Qué le decimos a la gente? ¿Qué pasa con Paredes?

"Paredes está ahí como todos, siendo observado y tratando de saber si es lo mejor para la Selección. Nosotros intentamos saber que a la hora de la elección tenemos que ser equitativos y saber qué jugador está pasando por el mejor momento. Seguramente en el momento de Paredes amerita analizarlo y reevaluarlo porque es un jugador que ha demostrado con goles que está vigente".

Cuando usted dice ‘Alexis es un 9’, ¿es un 9 que tiene características distintas a las que pueden tener Canales o Paredes?

"Distinto sí. Lo que pasa es que Alexis juega mucho más con la pelota. Ahora en Arsenal está jugando no como en Barcelona, que jugaba mucho más al espacio, entonces nosotros estamos teniendo mayor control, porque Alexis también te hace jugar y asiste, pero estamos teniendo menos profundidad porque al sacarlo de la posición o al estimular lo que hace en su club en la actualidad, en Arsenal, nos está faltando también el tema de la profundidad que es lo que tenemos que buscar".

Pero nos bajó una suerte de inquietud porque en los últimos partidos no sólo es que no hemos tenido gol, sino que no hemos tenido demasiadas oportunidades de gol.

"Sí, es verdad. Más que todo analizando el partido con Brasil porque contra Uruguay, la pasada anterior contra Uruguay y Venezuela fueron muchas las situaciones que se generaron, pero en esta pasada si fue la ausencia de, uno apostando un poco a lo que era neutralizar a Brasil con la pelota, pusimos jugadores para tener el control del partido. Tuvimos el control del partido, pero ahora nos falta el paso siguiente que es más allá de dominar a Brasil con el control, generarle situaciones en relación del dominio, porque eso es la materia pendiente".

"Esta pasada me parece que fue un punto de partida importante, más que todo el partido con Brasil, que la historia dice que es muy difícil controlar a Brasil desde el juego, pero también hay que dañarlo. El próximo paso es dañarlo".

Y en ese sentido, cuando hablamos de las diferencias de Alexis con Paredes o con el mismo Canales, y considerando lo que fue el Mundial, ¿no sería bueno encontrar una alternativa que le de otra chance de acuerdo a cómo se estén dando los partidos?

"Sí, nosotros tenemos todas las variables de expectativas que nosotros podemos necesitar en determinados momentos de juego. Bajo esos parámetros uno analiza también las características de los rivales que vamos a enfrentar. Nosotros sabemos que nos tocó una zona muy compleja por el momento y la actualidad de México, que ha ganado casi todos sus partidos después del Mundial, Ecuador que ha crecido un montón y que tiene un técnico muy estudioso y que va ser muy complicado, así que seguramente de acuerdo a las características de los rivales que enfrentemos va a estar la conformación del plantel. Seguramente vamos a necesitar alternativas para diferentes momentos"

Para usted es complicado decirlo, pero creo que el campeonato chileno no ayuda en estos momentos a un seleccionador. No hay demasiado material para elegir, ¿no?

"Para lo que nosotros necesitamos se nos complica un poco, la evaluación por el torneo, pero uno trata de rescatar y buscar. El universo de jugadores yo creo que también en Sudamérica ha bajado mucho. También en Europa los franceses nacionalizan muchos jugadores de otros lados, están buscando lo que no encuentran en su lugar para tratar de mejorar su realidad. Nosotros también estamos buscando realmente, chilenos que viven en Suecia, algunos chilenos que están en Mendoza o en Comodoro Rivadavia, porque nosotros sentimos que también tenemos que ampliar la posibilidad de debatir cuáles son los jugadores que pueden potenciar la selección de aquí al futuro. Lo preocupante también es de acá al futuro".

Lo que pasa es que en el tema del campeonato, usted de repente puede sugerir cambio de fecha o puede sugerir más espacio para la Selección. ¿Pero no faltaba una voz, en este caso la suya, para definir cómo jugamos los campeonatos, de qué manera los jugamos? Por ejemplo se quejaba Lasarte del escaso tiempo de preparación que hubo entre un campeonato y otro. ¿Eso se puede corregir?

"Es difícil porque también determina un montón de situaciones, por ejemplo, quien financia el futbol. O sea hoy por hoy la televisión se encarga mucho más o tiene más poder que un entrenador. Yo hablaba con Sergio (Jadue) y le comentaba situaciones también para mejorar el tema de los mejores, por ejemplo, que haya obligatoriedad, que haya un menor en cancha, que tenga que jugar 45 minutos con dos menores de 19 años. Entonces eso hace de que la obligatoriedad genere de que haya proceso de promoción urgente, que es lo que estamos necesitando, achicar un poco el cupo de extranjeros, porque el extranjero que viene a Chile, realmente en la mayoría de los casos no son jugadores superlativos que logren ser jugadores que tengan su carrera totalmente ascendente y que exploten acá. O sea la mayoría termina acomodándose al medio y no el medio acomodándose a la jerarquía de los que vienen. Entonces  el que haya más jugadores chilenos compitiendo, va hacer que nosotros como seleccionador tengamos un mayor abanico de opciones".

Si tuviéramos que reducir la cantidad de extranjeros, ¿cuánto le parecería lo lógico?

"Yo creo que tendía que ser progresivo, pero me parece que yo empezaría, por ejemplo, sean cuatro. Que haya la posibilidad de cinco y que jueguen cuatro y así progresivamente hasta llegar a la posibilidad de que el torneo tenga la chance de que nosotros podamos ver y analizar más jugadores chilenos. Eso lo digo desde el punto de vista un poco egoísta de la Selección. A lo mejor los clubes dicen: no a mí me conviene más un extranjero porque viene con una productividad que me asegure el corto plazo y no poner un chico que a lo mejor lo tengo que ver y me estoy jugando el descenso, me estoy jugando la categoría o el campeonato. Entonces son parámetros diferentes de evaluación desde el punto de vista del seleccionador que es lo que me preocupa a mí".

Jorge, uno podría elegir mejor un técnico para las selecciones menores que alguien que ha sido constantemente campeón del mundo y que conoce los procesos, y sin embargo estamos sumidos en una crisis de selecciones menores que es sencillamente impresentable, considerando que viene un Mundial y considerando que la Sub 20 difícilmente le pudo haber entregado un jugador a usted para incorporarlo al equipo mayor. ¿Qué pasó en ese proceso? ¿Tuvo voz? ¿Hay algún tipo de reproche que pueda hacer a estas alturas?

"No, yo creo que hubo una persona que tiene una trayectoria increíble. O sea Tocalli en el fútbol tiene un conocimiento a nivel mundial, en menores irreprochable, como Pékerman. Pero indudablemente también el concepto de haberlo manejado en Argentina, a la gran diferencia de la cantidad que hay en Argentina a la cantidad que hay en Chile, generaba que hoy Chile obligatoriamente en todas sus selecciones juegue de manera colectiva. Hoy Chile como no cuenta con tantas individuales, necesita un funcionamiento colectivo y eso seguramente en menores le iba a llevar un determinado tiempo. Lamentablemente no se le dieron los resultados y eso fue profundizando la crisis que generó que se vaya. Yo siempre digo lo mismo, que para mí los procesos se corrigen y no se quiebran, porque iniciar de nuevo, a lo mejor no con la seguridad de que un proceso resulte o no, entonces a lo mejor era el hecho de que el primer momento de adaptación de Tocalli que era el primer año donde le fue bien, seguramente a lo mejor con conclusiones importantes de conocimientos profundos del medio, hubiera generado seguramente un crecimiento del futbol chileno en menores. Pero bueno, estas cosas son inmanejables a veces".

A ver, no es tan terrible pero igual pasa .Le pasó a Bolivia, le pasó a Ecuador, le pasó a Colombia, le paso a Paraguay, que con una gran generación lograron llegar a mundiales consecutivos, Bolivia llegó por primera vez a un Mundial. A mí me da la sensación que esta generación nos dura un rato más y no viene mucho más atrás o no.

"Hoy nosotros como respuesta de la herencia de Bielsa, en cierta manera armamos la U que ganó todo"

"Eso es lo más complicado, lo más preocupante en relación de que hay que encontrarlo. Si en la obligatoriedad de nosotros de encontrar el recambio como lo hizo Bielsa cuando llegó, que empezó a seleccionar a jugadores que no jugaban en sus clubes. Hoy nosotros como respuesta de la herencia de Bielsa, en cierta manera armamos la U que ganó todo. Mena, Vargas, Marcelo Díaz, bueno un montón de jugadores que a lo mejor no eran tan valorizados en su momento pero que encontraron un plus que tuvo que ver con la visión futura. Entonces hoy nuestra obligación es encontrar eso, que no es tan fácil pero que es nuestra obligación como seleccionador, tener la posibilidad de encontrar a aquellos jugadores que en el futuro tengan la consecuencia de estos jugadores que son los que juegan siempre y que los que uno recurre continuamente como seleccionador y que tienen que ser el futuro del futbol chileno".

Pero no tiene tiempo. Después de Copa América empiezan las clasificatorias, hay Copa América el próximo año de nuevo.

"Pero es un trabajo paralelo. Nosotros tenemos la obligación de que nos tenemos que dar el tiempo porque es muy importante lo que usted dice y muy preocupante. Nosotros nos planteamos que seguramente por los altos y bajos de algunos jugadores, que se dan en todo el mundo, vamos a necesitar el recambio. Lo hicimos de manera conjunto con el partido con Irán, no nos fue bien. Lo hicimos en el partido con Estados Unidos y sacamos una conclusión positiva. Entonces vimos los Valdés, los Cornejo, los Medel, que iba a ir a jugar en esa gira y se lesionó. Entonces hay que empezar a encontrar o descubrir algún valor especial y profundizarlo y jerarquizarlo a través de la selección".

Lo que pasa es que a uno le queda la sensación como que las alternativas de la adulta son casi todos gente con mucho recorrido. La gente pide a Canales, Paredes, “Pajarito” Valdés, Roberto Gutiérrez, gente que está viviendo el último tramo de sus carreras. De la Selección Sub 20 de Mario Salas definitivamente no salió demasiado, ¿no?

"Yo la fui a ver a esa Sub 20 y uno se esperanzaba. Lo que pasa es que lamentablemente los chicos tomaron decisiones apresuradas en el tema de su partida de Chile. El problema más grave que tiene, una vez lo hablé yo con Henríquez cuando se fue de la U a Manchester, que yo le pedí que no se vaya, que no era el tiempo todavía, me parece que se van demasiado rápido. Entonces se van, los llevan a un lugar, después lo llevan a Udinese u otro lado, se van perdiendo, se van perdiendo, se van perdiendo, no van jugando. La decisión de Carlitos Muñoz, que para mí es un 9 con un futuro increíble, se fue perdiendo en el futbol árabe y hoy por hoy Carlos creo que si tuviera que volver el tiempo atrás seguramente no elegiría el camino que tomó, solamente por un consejo económico. Entonces creo (lo mismo de) Castillo, Henríquez, que ahora más o menos se está recomponiendo un poco de todos los tumbos, Vargas, Lichnovsky, Roco. Entonces para mí el apresuramiento de la partida por el tema económico hace que se pierda lo deportivo".

"Le pasa a Brasil. Estábamos sacando cuenta de los jugadores que parecen viejos o grandes, que vuelven a Brasil porque no les va bien en Europa. El caso de Ganso, hoy lo ve jugar uno a Ganso, con el talento que tiene Ganso, tiene 25 años y juega como un jugador que ya está desgastado porque viene con frustraciones mentales que le prohíben marcar la posibilidad de un crecimiento que todavía puede tener un jugador de selección, pero uno lo ve en la actualidad y ve a un Ganso que es muy difícil que compita para estar en la selección brasileña".

¿Fue a hablar con Henríquez cuando estuvo en Europa o no?

"Si él hubiera seguido un tiempito más en la U seguramente hoy sería un jugador distinto"

"Con Henríquez no, a Croacia no llegamos. Tenemos pendiente una charla con él, pero a Henríquez lo conocemos nosotros muy bien. A Henríquez lo hicimos debutar, nosotros sabemos muy bien cómo es y también sabemos el trastorno que le generó su partida, una demora en su crecimiento como futbolista. Si él hubiera seguido un tiempito más en la U seguramente hoy sería un jugador distinto".

Pero me interesaba que fuera a Croacia. ¿Cómo sabe cómo va ese campeonato? ¿Cómo está Henríquez y esas cosas? ¿Cómo no le dio el tiempo?

"Le digo la verdad, se nos hizo imposible. Es más, tuvimos la oportunidad que algunos jugadores llegaran a nosotros porque no dábamos abasto. En Alemania, en Italia, en Londres, en todos los lugares".

No sé nada de esa gira. ¿Me la puede contar?

"La gira arrancó en Inglaterra, donde fuimos a hablar con Alexis, con Isla, con Vargas, donde llevábamos material. La gira constaba de dos charlas, una informal y otra formal en la parte táctica. Ahí vimos el partido del Barcelona con el City, después nos fuimos a Alemania y estuvimos hablando de diferentes situaciones con Guardiola, pasamos por Munich, pasamos por Hannover, pasamos a hablar con Jara en Mainz, hablamos con Miiko. En Hannover estuvimos varios días porque con Miiko tuvimos una charla bastante más profunda de la posición, porque a él le cuesta mucho el idioma, entonces pusimos bastante particularidad en que el entienda lo que necesitamos, porque es un chico un poco introvertido y con el tema del idioma le cuesta un poco también comunicarse con sus compañeros, entonces le hicimos entender que había un idioma universal que el tenía que aprender para comunicarse con sus compañeros y de la nueva posición que va a tener, que jugó en Brasil donde la idea era controlar con un defensor que maneje los dos perfiles como él, las diagonales de Brasil que eran ataques desde izquierda hacia el centro, pensando uno también en Oscar o en Neymar , que todos se vinculan en ese sector, entonces con diagonales necesitábamos un zurdo en la derecha para que controle esas diagonales. De ahí nos fuimos a España para hablar con Bravo y comentarle un poquito el tema de la gira y ahí también hablamos con Orellana, con Hernández, en Vigo, y de Vigo nos fuimos al lugar de concentración para ver el lugar también de donde podíamos alojarnos en la estadía de la preparación y después nos fuimos a Austria donde esperamos el contingente".

¿En Italia habló con Pizarro esta vez, o no?

"Perdón, me olvidé de Italia. Fuimos a hablar con Arturo a Milán, donde se arrimó Carmona, y ahí fuimos a Florencia donde hablamos con Matías y Pizarro".

¿Esta vez sí habló Pizarro no?

"Esta vez hablamos con Pizarro, sí".

¿Mauro Zárate?

"Bueno, Mauro dio la negativa. Yo por teléfono intenté convencerlo para que sea parte en lo que usted dice no. Encontrar la condición de un jugador que tiene sangre chilena, a ver si lo podemos recuperar. La actualidad de Mauro no es la ideal, porque no ha jugado ni en el West Ham ni ha jugado tampoco en el Queens, pero nosotros sabemos que  tiene una condición. A ver si con esa condición nosotros podemos encontrar un centro delantero que nos dé la posibilidad de  que cuando no tengamos la inventiva de Alexis, la podamos encontrar en él".

Pero no es ni titular en el Queens Park Rangers, ¿cómo quiere ser seleccionado de un país? Porque no creo que esté esperando el llamado de Argentina a estas alturas.

"Yo creo que tuvo que ver con un temor al recibimiento del país, o sea como que le tuvo miedo a la posibilidad, creo, o eligió no traumarse con el hecho de..."

Pero el que estaba más enojado era Vargas y ahora son compañeros de equipo.

"Concentran juntos. Decía que habían compartido, pero hablando con Eduardo como que los jugadores a veces dicen algo y se magnifica mucho. Después él me dijo que entendió que la declaración estuvo desatinada porque tampoco el jugador se tiene que apoderar de un lugar que no le corresponde. El jugador tiene que venir y jugar. La opinión de la construcción  del equipo tiene que ver con el entrenador".

Jorge, me preocupa una cosa. Yo entiendo pero no comparto mucho sacar a la selección del país para evitar la presión previa a la Copa América. Yo creo que todos tienen presión. Brasil sintió la presión en el Mundial y es un factor que hay que manejar. Pero, ¿llevárselos a Marbella, en verano? Usted está jugando con fuego.

"Para mí la presión al jugador chileno es algo que no le va a afectar, es algo que lo va a obligar, o sea no le afecta por personalidad"

"Ahí hay dos cosas que le quiero aclarar. El tema no es tanto por la presión, a lo mejor yo en un momento cuando me preguntaron no me expresé bien. El tema tiene que ver con la condición, la condición de entrenamiento del lugar donde vamos a ir va ser verano, vamos a tener asegurado el clima, no va haber lluvia, no está definido que va ser Marbella, porque vamos a evaluar lo que usted está diciendo, entonces no está asegurado Marbella para nada".

"Es una opción de las cinco o seis opciones que estamos manejando, que va perdiendo cada vez más fuerza por lo que usted dice. El tema pasa más por lo deportivo y tener un centro de concentración que nos permita no distraernos, o sea estar concentrado como fue en Brasil, en un lugar que nos permita tener las canchas muy cerca".

"Hoy Pinto Durán nos da eso, pero todavía no están las condiciones para tener al jugador tanto tiempo encerrado en un lugar tan pequeño, entonces la idea era tener la posibilidad de estar diez días completamente concentrado para la Copa América, que el único pensamiento sea la Copa América, tener buenas canchas, buen clima. Para mí la presión al jugador chileno es algo que no le va a afectar, es algo que lo va a obligar, o sea no le afecta por personalidad. A otro país le puede afectar, a nosotros no".

Hay trabajos que no quisiera, yo no quisiera ser el médico de la Selección Chilena, porque me da la sensación de que usted presiona a los médicos al extremo ¿es así?

"Yo creo que todo lo que me ha tocado vivir y lograr, ha sido por exigirme al máximo, o sea yo le exijo a los jugadores que tengo, al médico que tengo, que nosotros estamos atrás de un país, de una camiseta y de una bandera, y que tenemos que dar el máximo y después vemos que pasa, o sea en eso, no me trazo límites y no sé si está bien o está mal pero me parece que nosotros representamos a un montón de gente que está esperanzada, y no podemos dejar ningún detalle al azar y tenemos que dar la posibilidad de que lo de Medel, lo de Vidal, más allá del trastorno que generó, para ellos mismos, el hecho del futuro, también generó un síndrome favorable, porque cuando ven que Vidal o Medel juegan con un desgarro o que Vidal quiere jugar todos los partidos con una rodilla inflamada, habla no solamente de un profesionalismo, habla de querer jugar por su país, que no pasa tanto, entonces esos son ejemplos".

"Entonces yo le digo siempre a los médicos que se resguarden, que ante la duda tenemos que estar adentro, porque hay mucha gente que quiere que estemos adentro y si realmente me toca ser responsable, soy responsable de que Medel ha jugado con un desgarro como lo ha hecho, pero Medel jugó un gran mundial, marcó los mejores estando desgarrado y por eso pasó al Inter de Milán".

Aunque en cada nómina usted intuya que la Juventus que  el Arsenal que Colo Colo o que en Católica, Sampaoli no saca a los jugadores, ¿o no?

"Sí, puede ser pero también uno va aprendiendo, por ejemplo, con lo que pasó con Jaime, en la gira Jaime quería jugar contra Irán y nosotros le dijimos que no, porque el médico me dice Jorge estamos arriesgando que se vuelva a desgarrar como la vez anterior. Entonces yo sabía que Colo Colo se juagaba un montón de cosas, que este era un partido fecha FIFA y entendí lo que no entendí la fecha anterior, donde me parece que el club merecía que yo no le devuelva el jugador con el riesgo de tener un antecedente o un historial que me esperaba que a Jaime le costaba mucho la adaptación de un entrenamiento a otro. Hay situaciones diferentes".

Cuando yo iba al colegio había siempre alguien que no pasaba, pero que de verdad, no aguantaba Jorge, que era el regalón de la profesora. Usted tiene un regalón en la Selección que tiene privilegios especiales independientes del talento. ¿No teme derrepente a que esta barra que le tiene a Jorge Valdivia le pase la cuenta?

"Sí, en eso usted tiene toda la razón, lo que yo veo en los ojos de Valdivia es lo que no veo en los ojos de otros, y también veo los deseos de él, es lo que hablamos de Pizarro, lo que hablamos de jugadores que usted me dice que vienen ya rozando el final de su carrera por la trayectoria que tienen, pero que tienen ganas de ganar algo por su país. Y el marco de la Copa América, el marco que se va a generar ante la necesidad y ante el entusiasmo y ante la pasión popular, estos jugadores que tienen tanta capacidad y tanta experiencia, nos pueden dar en el corto plazo, situaciones determinantes".

"Jorge en algunas jugadas va a ser determinante. Yo no veo un jugador que pueda reemplazar la capacidad de ver dentro de la cancha lo que ve Jorge. Entonces uno se ilusiona y dice, a ver, quiero volver a intentarlo porque creo que en él, podemos recaer, a lo mejor en la ausencia de aquel jugador que genere el desnivel que tienen Neymar, o el desnivel que tiene Messi, Jorge lo puede dar".

Eso es difícil de explicar al resto ¿no es así? o sea él entrena entre algodones tratando de resguardarlo.

"Nosotros, hablando con Guarello, él decía que el Barcelona sabía que el tenía que llevar la pelota hasta acá, para que la agarre Messi, todos sabían que el mejor era Messi. Había que dársela a Messi porque se pasaban y hace un gol. Nosotros entendemos que los jugadores no son tontos, les gusta jugar con jugadores que realmente sepan jugar o imaginar una Copa América con una gambeta de Pizarro saliendo del área grande nuestra y metiendo un pase de gol, o sea eso lo hace Pizarro, a lo mejor la continuidad de juego hace que uno le vea algunas cosas positivas y otras no".

"Pero que esas cosas van a ser determinantes y de que los jugadores que logran ser determinantes van a hacer que Chile tenga más posibilidades, para mí en ese concepto es donde uno quiere tener a los mejores o a los buenos de verdad, o a los que en la historia lo han marcado de que han sido muy determinantes desde el juego".

Chile escasamente puede causar sorpresa, eso según a determinadas claves que usted tenía en el equipo y que desgraciadamente no crecieron exponencialmente después del mundial, sobre todo por las Isla y por Mena. ¿Para Copa América tiene preparada alguna sorpresa, algún quiebre o algún esquema con el que va a tratar de sorprender o ya asume que todo el mundo sabe cómo juega Chile?

"Yo creo que el partido de Brasil fue un parámetro de una diferencia de táctica porque nosotros priorizamos dominar a Brasil sin profundizarlo tanto. Nosotros vimos en el partido de Canadá que lo quisimos atacar con tres delanteros y nos generaron 12 chances. En el mundial, lo atacamos con dos delanteros presión alta, nos faltó juego y nos generaron seis chances".

"Vamos a hacer algo distinto, vamos a tratar de dominar el juego y que Brasil que a Francia le generó 11 chances, a Chile no le genere chances y si salvo esa jugada fortuita que nos ha tomado mal parados que fue la única chance que tuvo Brasil, Chile dominó a Brasil, históricamente nunca pasó. Eso fue un matiz de lo que puede llegar a pasar sobre un parámetro que nos permite saber que hay una evolución diferente".

"Ahora lo que necesitamos es que esa evolución diferente que tiene que ver con el control de los partidos, porque nadie en la etapa nuestra de selección nos dominó, ni en el mundial, ni en las eliminatorias, ni en los partidos amistosos, yo no encontré un rival que nos sometiera, sí que nos ganara a espacios grandes. El inconveniente que tuvimos con Brasil, pero nosotros como conductores a través del dominio territorial del ataque posicional, encontremos variantes de profundidad para dañar más. Volver a ser aquel equipo que con este argumento, con volantes, con laterales como usted dice, que a lo mejor no tienen tanto gol, encontrar por ahí la posibilidad del matiz para que lleguen al gol".

Contra Holanda quedó más o menos claro el procedimiento que van a utilizar casi todos, que es decir, le van a regalar casi la posesión pero van a tratar de cazarlos ¿o no?

"Sí, por eso digo que ante ese matiz que es real, hay que seguir buscando y encontrar. Hay que buscarlo, porque si uno cree que a lo mejor están en nombre propio y si cambio y pongo tres delanteros y juego a palo y palo con Brasil, estoy convencido que pierdo si no tengo el control. Si Brasil tiene el control pierdo, si Argentina tiene el control pierdo, hablando de los mejores. Si nosotros a Uruguay lo sometimos también como a Brasil, y le generamos más chance, pero en dos jugadas Uruguay no ganó. Entonces, desde esos parámetros y desde esos análisis encontrar resoluciones que tengan que ver con ese tipo de análisis".

"O sea, pasó esto, mejoramos en esto, tenemos que profundizar en esto. Sabemos que Ecuador va a hacer lo mismo, que Bolivia nos complicó acá en Chile metiéndose atrás y va a ser peor en la Copa América porque Bolivia es el único equipo que va a Argentina, se le mete atrás y a Argentina le cuesta mucho ganarle. Para nosotros es muy alentador el hecho de saber que los jugadores responden colectivamente a lo que les pedimos, los jugadores se entregan totalmente tácticamente y son muy responsables. Ahora tenemos que encontrar la variable de la variación en el área contraria que es lo que nos está faltando en los últimos partidos".

¿En la gira tuvo la oportunidad de hablar con los técnicos de los equipos donde están los chilenos o con otros técnicos, habló con el técnico del Bayern?

"En esta gira estaba planificado hablar con él para encontrar también alguna orientación de porqué el Bayern domina tanto, pero claro, también ellos me decían que ellos tienen dos "wines" y tienen jugadores que normalmente no pierden el balón. Nosotros por la banda, tratamos de hacerlo intentando provocar que esos nombres propios que estamos nombrando que hoy Chile no los tiene, tratar de armarlos. Básicamente lo que más nos interesaba es ese desarrollo, para ver también nosotros como podemos sacar conclusiones de los mejores equipos".

"Hoy de lo que nosotros podemos ver, y lo que me gusta ver en el Bayern o lo que me gusta ver del Barcelona, es que a través del ataque posicional, logran generar mucho daño al rival y eso es lo que estamos buscando con Chile".

Es altamente probable que Bravo o que Vidal que Alexis Sánchez, pilares importantes de la selección, se integren días antes de la Copa América, que no estén ni siquiera en la preparación, ¿eso los condiciona?

"No es lo ideal. Pero nosotros no vamos a obligarlos a hacer una preparación y volver a viajar".

¿Han pensado en pedirlo?

"Arturo Vidal sacarlo de una final, imposible"

"No, en pedirlo no porque estaríamos quitándole la posibilidad al jugador también de jugar. Si uno imagina que Arturo quiso jugar lesionado, la semifinal de Europa League que le provocó el daño que tuvo. Porque el daño que tuvo Arturo es por querer jugar ese partido, si él hubiese parado antes de ese partido, hubiera sido mucho mejor en el mundial y hoy estaría mejor, lo que le provocó a él el daño mayor fue haber jugado lesionado aquel partido. Pero todos quieren jugar, Arturo Vidal sacarlo de una final, imposible".

"Arturo o Alexis lo más valorable que tienen es que quieren jugar siempre".

Por último, hacía mucho rato que usted no vivía el proceso de la crítica, pasó por la Chile y fue campeón, fue a la Selección y le fue bien, pero en este momento hay críticas, ¿cómo ha tomado la crítica después de tanto tiempo?

"Es normal, pasa, son ciclos. O sea uno no puede mantener el rendimiento de tanto tiempo, es más ilógico lo que me pasó de lo que me está pasando, que es más lógico. Lo que sí, es que es parte de este juego. Hablábamos con Guardiola después de haber perdido un sólo partido, la crítica desmedida de un partido con Wolfsburgo que perdió 4-1 pero increíble. Pero normalmente hay que estar consciente de la convicción que tiene uno por la defensa de la idea que realmente uno propone. Nosotros seguramente cuando habremos agotado toda la imaginación y toda la sabiduría que podemos llegar a haber adquirido todo este tiempo y el conocimiento del medio, y no nos alcanzó, tendremos que dar un paso al costado, esto es así".

De todas las críticas ¿cuál es la que más le duele?

"La de que me quiero ir, esa es la que más me duele. O sea yo, primero soy un agradecido del medio, yo soy un poco reconocido mundialmente gracias a Chile a mi proceso por Chile, me sentí muy querido en este país, me siento muy cómodo en este país, siento el cariño de la gente donde me muevo y eso no tiene precio. Que yo quiera pensar en otra cosa que no sea la Copa América hoy y tener la posibilidad de estar en un evento y en una situación trascendente como una semifinal o una final que es lo que vamos a buscar y lo que estamos trabajando, eso sí me molesta".

"No la crítica de que juega Paredes o juega Canales, todo es aceptable. Lo que no acepto es la retribución interna que tengo sobre este país porque este país a mí me dio todo, si no fuera así sería muy injusto de mi parte no aceptar la realidad y la realidad mía es que hoy mi trascendencia tiene que ver con el fútbol chileno".

Mira la entrevista completa de Jorge Sampaoli en video

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Deportes13