El beso del hombre araña, por Aldo Schiappacasse

El beso del hombre araña, por Aldo Schiappacasse

La película "El beso de la mujer araña" es de un brasileño, Héctor Babenco. Y la protagonizó Sonia Braga, pero en rigor, la novela es de un argentino, Manuel Puig. Fue prohibida en la década de los setenta por las dictaduras militares porque era el relato de dos hombres en prisión: uno por subversión, el otro por enamorarse de un menor.

Podría considerarse una de las mejores alianzas creativas entre brasileños y argentinos, hoy enfrentados irreconciliablemente en esta Copa del Mundo por encarnar el sueño americano. Y porque ambos están sometidos a la presión del triunfo final, más allá de toda lógica.

Chile, ya eliminado, sigue haciendo noticia porque ayer la Comisión Técnica de la FIFA  eligió a Claudio Bravo como el mejor arquero del certamen hasta octavos de final. Todo un mérito si se considera que ésta ha sido una Copa del Mundo donde los arqueros se han lucido. Tim Howard, el estadounidense, estuvo formidable frente a Bélgica. Memo Ochoa fue el gigante mexicano ante Brasil. Keylor Navas es héroe nacional en Costa Rica. Julio César reivindicó su nombre y lloró de emoción ante Chile.

Si Bravo fue elegido es porque tuvo al menos una tapada fenomenal por partido. Pero creo que se le distinguió, además, por su increíble capacidad para bajar las pelotas aéreas, recuperando una de las características más notorias de su estilo. En un torneo donde los arqueros temen atrapar la pelota, Bravo la atenazó, la agarró, la descolgó, jamás la soltó y eso, tan propio de los hombres araña, logró distinguirlo por sobre sus brillantes colegas.

Que sea un mundial de arqueros habla bien de los ataques, y al margen de ser pródigo en las emociones, Brasil 2014 ha lucido un juego ofensivo, gustador, entretenido, incluso cuando algunos entrenadores han optado por encerrarse en su propia zona. Lo del capitán de la selección chilena es increíble, y responde además a un momento estelar: irá a pelear la titularidad en el Barcelona, convirtiéndose, creo, en el mejor arquero de la historia de nuestro fútbol. Al menos por trayectoria internacional.

Una más. La misma comisión técnica de la FIFA, emocionada por el esfuerzo de Gary Medel jugando al límite de sus fuerzas en el alargue frente a Brasil, propondrá que en los próximos mundiales pueda hacerse un cuarto cambio en el suplementario. Una idea interesante y justa, que perfectamente podría ser conocida como la "Ley Medel". O Pitbull, si usted prefiere. Protagonismo puro.

Lo más visto en T13