Adiós a los Herrera: Los secretos del guionista de “Los 80” en su temporada final

Rodrigo Cuevas ha pasado ocho años de su vida escribiendo la historia de los Herrera, la cual –luego de siete temporadas de éxito- llega a su fin de manera definitiva.

Crédito: Agencia Uno
Adiós a los Herrera: Los secretos del guionista de “Los 80” en su temporada final

33 años tenía Rodrigo Cuevas al comenzar a escribir la que sería la serie chilena más exitosa de los últimos tiempos, “Los 80”, cuyo séptimo y último ciclo está siendo emitido desde principios de octubre. Ahora tiene 41 y busca dar el fin que merece a Juan Herrera y compañía.

En conversación con T13.cl, este guionista reconoce su “gran felicidad y alivio” por finalizar la producción protagonizada por Daniel Muñoz y Tamara Acosta, y que es emitida desde fines de 2008.

Le tengo mucho cariño a la serie, me ha dado muchas cosas, pero estaba necesitando terminarla y cambiar (…) Feliz de poder terminarla bien, con el interés del público y, sobre todo, sintiendo el desafío de responder a las expectativas del público”, dice.

La temporada final, que promedia 25,5 puntos con dos episodios ya emitidos, tiene ciertos cambios en lo que respecta a los ciclos pasados. El principal es el uso del flashforward, recurso empleado para mostrar el presente de personajes como Félix (Sebastián Arrigorriaga) y Sybilla (Daniela Ramírez).

Asimismo, Cuevas destaca que se priorizará la historia familiar, marcada por el quiebre de la pareja protagónica. Por lo mismo, personajes como Claudia (Loreto Aravena) y Martín (Tomás Castillo) no tendrán tramas paralelas para respaldar ese gran núcleo central.

Con un ciclo final ya siendo transmitido, el responsable de personajes como Exequiel (Daniel Alcaíno) y Anita (Estrella Ortiz) hace un balance del impacto que ha tenido esta serie en su carrera como guionista.

“Ha significado muchísimo. He aprendido y madurado como guionista haciendo ‘Los 80’. Ha sido una escuela maravillosa (…) Hay un gran sentimiento de gratitud y es por lo mismo que quiero terminarla bien”, destaca.

Rodrigo Cuevas se toma prácticamente todo el año para armar una temporada. Entre diciembre y enero, planea el ciclo completo; para comenzar a escribirlo entre marzo y abril. Sin embargo, recién en octubre concluye todos los capítulos. Incluso, ahora se encuentra ad portas de terminar el episodio final de la serie.

La dificultad principal está, con tantas temporadas, en qué cuento ahora. Contar algo nuevo, pero sin desnaturalizar la serie (…) Escribir los capítulos no es tan complejo. Lo otro es lo que cuesta. Cuando van avanzando las temporadas”, admite.

En términos más específicos, tres semanas –en promedio- cuesta terminar un capítulo de la serie. Sin embargo, el proceso de escritura es más corto (5 días). La demora tiene relación con lidiar con diversos criterios de producción.

Tengo que estar con la calculadora en mano, respetar la cantidad de interiores, ciertas locaciones que puedo usar, otras que no, cantidad de páginas. Tengo que hacer cuadrar todas esas variables, además de las creativas. Este es un proceso largo”, indica Cuevas, quien confiesa que “las primeras cosas que se te ocurren, rara vez las puedes hacer”.

De favoritos y errores

Le cuesta elegir un personaje favorito del gran abanico que presenta “Los 80”. Sin embargo, aceptar escoger los que le son más fáciles de escribir: Juan (Muñoz), Félix (Lucas Escobar) y Exequiel.

“(Exequiel) es un relajo escribirlo, me resulta muy fluido y me entretengo haciéndolo”, asegura el escritor, quien también destaca a Don Genaro (Fernando Farías). Sin embargo, éste últimamente ha sido escrito por Nicolás Wellman, guionista que ayuda a Cuevas desde la sexta temporada.

No obstante, hace un hincapié con el patriarca de los Herrera. “Es muy fácil escribirlo también. Es el personaje que más conozco de todos los que están ahí. Me es natural”, afirma sobre el personaje que le ha significado 2 premios Altazor a Daniel Muñoz.

Sobre los errores que ha cometido durante los 8 años que le ha dedicado a la serie, Cuevas asegura que no son “los que la gente podría pensar”. Con esto último, se refiere al término del quinto ciclo, cuando Juan quedó sin su dinero y tuvo que empezar de cero.

Eso lo volvería hacer 3.000 veces porque sin esa decisión, no habríamos tenido sexta ni séptima temporada. La historia se habría estabilizado y sin nada más que contar”, dice.

Sin embargo, reconoce que fue un error dejar embarazada a la polola de Martín en el cuarto ciclo. “Creo que tenía mucho más potencial como personaje solo para explorar, conocer distintas realidades. Y al dejar embarazada a la polola, se vio obligado a transformarse en un Juan Herrera chico”, acepta.

Su futuro tras los Herrera

Rodrigo Cuevas todavía no sabe qué hará luego de “Los 80”. “No sé dónde me veo. Este año me lo he querido tomar con calma, concentrarme exclusivamente terminar bien la serie. No he estado pensando demasiado en proyectos paralelos y qué voy hacer”, confiesa.

Sin embargo, entre sus planes no está una eventual serie de la familia que lo llevó al éxito profesional en la década de los ’90. “Vamos a dejar las cosas tan cerradas que dudo que se pueda hacer. Ojalá que no se pueda”, concluye.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13