¿Cómo “Breaking Bad” cambió la vida de Aaron Paul?

Este miércoles el actor que interpretó a Jesse Pinkman en la exitosa serie, que arrasó el lunes en los premios Emmy, cumple 35 años, instancia que lo pilla como alguien respetado en la industria.

¿Cómo “Breaking Bad” cambió la vida de Aaron Paul?

Por Eduardo Aguilera 

Esta semana ha estado marcada de buenas noticias para Aaron Paul: Ganó por tercera vez el Emmy a Mejor Actor Secundario por su rol en “Breaking Bad” y la serie animada “BoJack Horseman”, en la que presta su voz, fue confirmada por una segunda temporada.

A esto se suma el hecho de que este 27 de agosto cumple 35 años, edad que lo pilla como un actor exitoso tanto en el plano profesional –considerado para varios proyectos en el cine- como personal: Está felizmente casado desde mayo del año pasado.

Así lo expresó al ganar su último galardón este lunes, cuando su esposa Lauren Corinne Parsekian fue parte importante de su discurso.

Con una trayectoria artística que empezó a fines de la década de los ’90, recién en 2008 logró dar con un papel que le diera un empujón definitivo a su carrera, la cual estuvo marcada hasta entonces por papeles menores en diferentes series (“Ghost Whisperer”, “Big Love”, “Criminal Minds”, “Point Pleasant”) y películas (“Misión Imposible 3”, “Daydreamer”).

Se trata de Jesse Pinkman, el compañero de Walter White (Bryan Cranston) en el tráfico de metanfetamina, trama que determina a la serie “Breaking Bad”, que se transmitió en AMC durante cinco temporadas.

Este rol le trajo el cariño del público, el respaldo de la crítica y la estabilidad que andaba buscando en Hollywood.

Aunque estaba previsto que su personaje falleciera durante la primera temporada del drama, Vince Gilligan –creador de la producción- optó por mantenerlo debido a la gran química que tenía con Cranston y el interés que generó en la audiencia.

A esto se suma el listado de nominaciones y premios en los que ha sido considerado por el rol: Los Globos de Oro, el Sindicato de Actores de Estados Unidos, los Emmy y los Critic’s Choice son algunos de ellos. Hay que destacar que jamás había sido nominado antes de este papel.

Su futuro laboral también se ha visto beneficiado. Así lo confesó él mismo en 2010, cuando “Breaking Bad” ya llevaba dos temporadas al aire. “Esta es la primera vez en mi carrera que soy capaz de trabajar los papeles, y no para sobrevivir, así que estoy tratando de ser exigente. Sólo quiero que el proyecto correcto. Prefiero no trabajar que trabajar en algo que no estoy tan increíblemente emocionado”, dijo.

Hay que recordar que hasta 2008, Paul había participado en 12 filmes. Sin embargo, la mayoría eran roles secundarios o en cintas menores. Mientras que luego de su participación en la serie llegaron filmes como “The Last House on the Left”, “Need for Speed” y “A Long Way Down”.

A esto se suma el próximo estreno de cuatro películas, entre las que destaca la superproducción “Exodus: Dioses y reyes”, donde comparte elenco con Christian Bale, Sigourney Weaver y Ben Kingsley.

Sin embargo, continúa con los pies en la tierra. “Yo sigo creyendo que soy un actor de reparto. Pienso que esos roles son muchos más divertidos para mí”, asegura, agregando que “a mí no me gusta llamar la atención y a pesar de que trato de darle a mis fans lo mejor de mí, me siento débil cuando todos me prestan atención”.

Lo más visto en T13