El arduo proceso que tomó ambientar “Secretos en el Jardín”

Mucha investigación, confección de vestuario especial y hasta trueques fueron parte del método de los encargados del arte de la teleserie para conseguir dar con el ambiente de los años 80.

El arduo proceso que tomó ambientar “Secretos en el Jardín”

Por Eduardo Aguilera

En diciembre de 2012 empezó el proceso de investigación para dar con la ambientación necesaria para el thriller nocturno de Canal 13, el cual ya vive su recta final.

En conversación con T13.cl, Marichi Palacios, directora de arte de la producción dramática, destaca que desde el primer momento se planteó que el enfoque principal fuera la trama, antes que el vestuario típico de la época en la que ésta se desarrolla.

“La idea era que fueran unos ’80 más neutros”, asegura, agregando que se optó por ocupar las líneas de vestuario que les quedaran bien a los actores y se diferenciara de la serie protagonizada por Tamara Acosta y Daniel Muñoz. “Que la historia brillara por sobre la imagen”, afirma.

Aunque para la ambientación se suelen usar las ferias libres, en esta ocasión fue más complejo por los años en que ocurre la historia (principios de los ’80). Por lo mismo, se recurrió a otra forma: el trueque.

Específicamente, el equipo buscó casas antiguas para dar con enchufes y productos de la época. Al dar con estos, se les ofrecía a sus dueños un cambio ideal para ellos: quedarse con los aparatos viejos a cambio de unos nuevos.

De esta forma, se lograron crear 16 sets entre enero y junio de 2013. Fueron seis meses en los que un equipo de siete personas, encabezado por Palacios, trabajó contra el tiempo para dar forma a "Secretos en el Jardín".

En lo que respecta al vestuario, se empleó la ropa americana. Sin embargo, la época igualmente jugó en contra, por lo que se trabajó con un sastre encargado de confeccionar vestuarios como el de los trabajadores del Hotel Calipso o los vestidos de personajes como Magdalena (Antonia Zegers) y Bárbara (Blanca Lewin).

LOOK ATEMPORAL

Al ser consultada sobre algunas críticas surgidas por la imagen de sus protagonistas, Marichi Palacios aclara que siempre se buscó un estilo más neutral, alejándose de la imagen en las revistas. “Fuimos a la foto familiar (…) El objetivo es que fuera atemporal. La época es bastante austera y buscamos mostrar esa monotonía”, destaca.

Respecto al uso de calles de Valparaíso, asegura que el trabajo fue “potente”. No obstante, se trató de intervenir lo menos posible las vías para evitar que estas lucieran falsas. Principalmente, se desarrolló el uso de afiches y mucho “trabajo gráfico”.

Esta fue la primera teleserie de Palacios, quien posteriormente se dedicó al arte de la serie de TVN, “Pulseras Rojas”, y la película de Eli Roth protagonizada por Keanu Reeves, “Knock Knock”, en la que trabaja actualmente.

Lo más visto en T13