El insospechado obstáculo del auto de Google: la nieve

El vehículo autónomo llegará al mercado de dos a cinco años más, según la empresa.

Crédito: AP
El insospechado obstáculo del auto de Google: la nieve

Los vehículos autónomos que está desarrollando Google llegarán al mundo real y se podrán comprar de dos a cinco años más, según dijo Chris Urmson, director del proyecto. Todo parece ir bien, pero los Google Car tendrán un enemigo insospechado.

"El auto funciona en Mountain View, donde no nieva. Hay muchos lugares donde podemos desplegarnos, entender las pruebas y ver cómo la gente lo usa, para empujar la tecnología a límites y situaciones muy desafiantes”, dijo Urmson a la agencia Bloomberg. La nieve dificulta el funcionamiento de los sensores de los prototipos.

Estos automóviles se están fabricando en Livonia, localidad cercana a Detroit, en Michigan donde la nieve es abundante en estos meses. En California, donde quedan las oficinas de Google, en Mountain View, el clima es templado.

El otro rival es la National Highway Traffic Safety Administration (entidad que gestiona la seguridad de las autopistas de EE.UU.), la que debe autorizar este tipo de vehículos. En algunos estados están pidiendo que todos los vehículos tengan pedales para controlarse.

Google está trabajando en sensores para detectar señales de tránsito y otros vehículos, y en el software que analiza todos los datos. La empresa afirmó que todavía no sabe cómo ganará plata con los pequeños autos sin volante ni pedales.

Lo más visto en T13