Anti-guía: Los 10 regalos que no le debes entregar a tu novio en San Valentín

Una entrada para 50 Sombras de Grey o un ticket para el concierto de Ricardo Arjona son algunos de los más repudiados por los hombres.

Crédito: The Notebook
Anti-guía: Los 10 regalos que no le debes entregar a tu novio en San Valentín

Una entrada para ver 50 Sombras de Grey. Ese fue el regalo que la mayoría de los hombres encuestados para esta nota señaló como el peor que podría recibir para el Día de los Enamorados que se celebra este 14 de febrero.

Aunque siempre basta con un "te quiero" y un abrazo, en t13.cl te dejamos 10 los diez obsequios que la mayoría de los hombres no querría recibir:

Una entrada a 50 Sombras de Grey. "Simplemente sería lo peor que podría recibir", dice Cristóbal de 25 años. Y es que si bien el panorama de ir al cine resulta buena idea, no lo es si se trata de ver esta película. Sería un golpe al ego masculino, así que es mejor que elijas por otros filmes de la cartelera. Como dato, esta semana se estrenó Francotirador y Whiplash.

50 Sombras de Grey Captura de imagen

Un perfume. Aunque la mayoría de los hombres encuestados usa perfume en su vida diaria, dicen que no ocuparían uno que no sea escogido por ellos mismos. Los gustos son muy personales y si no le das en el clavo, tu regalo va a quedar guardado en el clóset para siempre.

Calcetines. Sabemos que gran parte de los hombres tiene agujeros en sus calcetines y que probablemente no se van a comprar unos nuevos, pero eso no significa que quieran recibir unos de ti. Ni para el cumpleaños, ni menos para San Valentín.

Ropa interior de dibujos animados. Aunque no es extraño encontrar en los cajones de la ropa interior una serie de prendas de caricaturas como Los Simpsons, muy distinto es que le regales uno de ositos, corazones o frases románticas. Si lo estabas pensando, descártalo de inmediato.

Regalos de doble intención. La mayoría de los hombres tiene un jockey viejo o un polerón desgastado. Sin embargo, eso no significa que si le regalas unos nuevos vayan a botar los antiguos. ¿Síndrome de diógenes o valor sentimental? No sabemos, pero mejor no aventurarse con el regalo-reemplazo. Te van a terminar odiando.

Lápices. Excelente funcionan como regalo corporativo, pero de nada para el ser amado. Los lápices se pierden al par de días de tenerlos y no porque la novia se los haya obsequiado van a salvarse del cajón de los recuerdos.

Peluches. Triste pero cierto. Los hombres encuestados, en su totalidad, dijeron sentir vergüenza al momento de recibir un conejito tierno o un oso con un corazón que diga "te amo". No los quieren en su pieza y no te van a querer más a ti si se los regalas.

Tazones. Generalmente se usan en la oficina o en la casa con más gente alrededor, por lo que si le regalas una taza excesivamente cargada de corazones o de fotos de los dos, es probable que no sirva más que para lapicero.

Una entrada a Ricardo Arjona. Un ticket para ver a cualquier cantante romántico que sea de tu preferencia no va a ser buen panorama para él. No les gustan las canciones cebollentas y tampoco les van a gustar si las ven contigo. Menos si es Ricardo Arjona ¡Ojo que hablamos por la mayoría! Como en todo, existen excepciones.

Una cena sin reservación. Una idea a comer siempre es buen panorama por el hombre. Ya lo decían las abuelas, al hombre se lo conquista por el estómago. Sin embargo, más vale que hagas una reserva antes, porque si llegas al restorán y está todo copado, ¡no será más que un papelón!

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13