Así se grabaron las escenas sexuales de la película “50 sombras de Grey”

La revista Time investigó la manera en que Jamie Dornan y Dakota Johnson registraron las escenas más fuertes.

Así se grabaron las escenas sexuales de la película “50 sombras de Grey”

Prácticamente una semana queda para su estreno (12 de febrero) y la expectación está al máximo. “50 sombras de Grey” es considerada una de las películas más esperadas del año y se espera un éxito de taquilla a nivel mundial.

La adaptación cinematográfica de la novela erótica de E. L. James promete mantener gran parte de la esencia del libro en que está basada. Por lo mismo, existen altas expectativas sobre las escenas sexuales que protagonizan los actores Jamie Dornan y Dakota Johnson.

La revista Time investigó cómo se grabaron ese tipo de escenas, las cuales alcanzan al menos 20 minutos de la totalidad del filme.

De acuerdo a la publicación, prácticamente todas las secuencias sexuales entre los protagonistas fueron grabadas al final del rodaje. Esto con el objetivo de que Dornan y Johnson, y el equipo realizador, ya se conocieran más al momento de la acción.

Sam Taylor-Johnson, directora de la cinta, afirmó que lo más importante que tuvo en mente al momento de grabar las escenas fue “el sentido de confianza”. Esto tanto en la manera en que se grabarían y la confianza entre los actores.

Asimismo, la cineasta indicó que siempre se tuvo en mente realizar algo “no pornográfico, pero mucho más sensual” que lo narrado en la misma novela.

La publicación destaca que ninguno de los protagonistas tuvo dificultades para desnudarse en pantalla. Mientras Jamie Dornan tiene un pasado como modelo de ropa interior, Dakota Johnson ya había tenido escenas de cama en películas como “Red Social” y “Eternamente comprometidos”.

Aun así, el director de fotografía de la cinta, Seamus McGarvey, empleó una técnica especial para dar con las escenas ideales. La misma empleada cuando se busca captar una foto de animales sin asustarlos: Mantener la distancia.

“Fue en el extremo de un zoom y los dejamos moverse (…) Con ese lente a veces se puede obtener una vista más impresionista, una visión abstracta de los cuerpos”, destaca el profesional, quien –para reducir el número de veces que los protagonistas tuvieron que recrear una interacción sexual- rodó siempre con dos cámaras.

Otro elemento clave fue mantener el buen humor durante el rodaje. “Tomé una foto: Los dos juntos en la cama, con todo sucediendo, y con este gran hombre barbudo de pie junto a ellos con un reflector”, recuerda la directora sobre la filmación de las escenas.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13