Top Gear: 6 razones por las que este programa atrae a 350 millones de espectadores

Top Gear es el programa de televisión de no ficción más visto en el mundo según el libro Guinnes de los Récords.

Crédito: Top Gear
Top Gear: 6 razones por las que este programa atrae a 350 millones de espectadores

13 años es una eternidad en televisión. Más si se considera que se trata de un programa, como Top Gear, que mantiene el mismo formato, que sólo habla sobre autos y motores, con los mismos presentadores y pone en práctica las mismas pruebas sobre el mismo circuito.

Incluso se podría decir que hasta las metáforas utilizadas para describir las bondades o debilidades de los automóviles son las mismas.

Pero Top Gear no ha sido un programa convencional desde su reedición en 2002 –había nacido en 1977 y mantuvo su formato original hasta 2001- y en 13 años se ha convertido en el programa de televisión de no ficción más visto del mundo, según registró el libro Guinness de los Récords en 2012.

En números, el programa de la BBC es visto por más de 350 millones de personas, en 214 países y territorios, es traducido a ocho idiomas y cuatro países han adaptado su propia versión, manteniendo el nombre y formato, pero con sus propios presentadores (Rusia, Australia, Corea del Sur y Estados Unidos).

"El programa de la BBC es visto por más de 350 millones de personas, en 214 países y territorios"

Además es, junto a la serie de ciencia ficción Dr. Who, el programa que más beneficios genera a la rama comercial de la BBC, BBC Worldwide, tanto por los acuerdos de transmisión, como por los negocios derivados de su popularidad, desde espectáculos en vivo alrededor del mundo hasta revistas y otros productos.

Para tener una idea, BBC Worldwide le brinda a la BBC recursos superiores a los US$260 millones.

Ahora el futuro de Top Gear es incierto tras la última controversia generada por el presentador Jeremy Clarkson, quien fue suspendido por la BBC debido a un altercado con un productor del programa.

La corporación incluso se plantea suspender el resto de los programas de la actual serie, la número 22, pero esta posibilidad ha generado diversas reacciones en Reino Unido y más de 400.000 firmas se han sumado a una petición en internet a favor de la restitución de Clarkson en el programa.

Pero ¿qué tiene Top Gear para que sea tan exitoso ¿Cuál es su fórmula secreta?

1 Química y dinámica

Uno de los atractivos, para bien o para mal, es la relación que hay entre los tres presentadores, en especial para los países anglosajones donde se transmite.

Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May, tres hombres de mediana edad que han ido envejeciendo con el programa, parecen tres amigos que se reúnen a hablar de autos y a conducirlos, sometiéndolos a pruebas imposibles que muchos de los amantes de los motores quisieran haber hecho.

Mozaffar Shafeie, el actor iraní encargado de hacer la voz de Clarkson en farsi, considera que una de las claves son los diálogos que hay en el programa, en los cuales no parecen haber tapujos ni censura.

Esto ha generado numerosas polémicas y controversias, pero también ha cautivado a la audiencia que aprueba el tipo de discurso que se escapa de lo políticamente correcto. Tal ha sido su impacto, que Clarkson, para muchos el líder de facto del trío, se ha convertido en uno de los presentadores mejor pagados de la BBC llegando a recibir más de US$20 millones entre 2012 y 2014.

"La camadería y química que hay entre los presentadores genera una dinámica irresistible"

Además de su contrato con la corporación (US$1,5 millones), el presentador recibió US$7 millones por los dividendos de sus acciones en una empresa que estableció la BBC para comercializar los derechos comerciales del programa en el mundo.

Clarkson también obtuvo US$12,5 millones por la venta de sus acciones a la corporación, que se hizo con el control total de la empresa el año pasado.

Según escribió Benjamin Zhang, para la publicación Business Insider, la camadería y química que hay entre los presentadores genera una dinámica "irresistible".

"Uno de los atractivos del programa es el constante choque de personalidades entre el pedante James May (bautizado 'El Capitán Despacio') y el explosivo Jeremy Clarkson", sin olvidar el constante sometimiento a tareas imposibles a Richard Hammond.

2 Audiencia diversa

Pese a que se suelen relacionar los autos, los motores y las tuercas a un pasatiempo masculino, el 40% de la audiencia de Top Gear son mujeres.

A esto se suma la interacción con el público que hay en el estudio durante la grabación en la que se presenta el programa, privilegio para el cual hay una lista de espera de meses.

"Es importantísimo que se trata de entretenimiento, que es algo espectacular y engancha tanto a la gente que somos amantes de los motores como a la gente que le da igual", dijo a BBC Mundo Rodrigo Fersainz, uno de los redactores en jefe de la revista Auto Bild España.

"La gente se ríe, pasa un momento agradable y disfruta del espectáculo", dijo Fersainz.

3 Espectacularidad y suspense llevado al motor

Si bien Top Gear habla de autos -y trata de menospreciar cualquier otro medio de transporte, incluyendo aviones, motocicletas, bicicletas e incluso autos comerciales de las gamas más bajas y accesibles- no es el fondo sino la forma lo que llama la atención.

Un porcentaje casi minúsculo de la audiencia se puede permitir comprar un Ferrari LaFerrari de casi US$1,5 millones, pero a través del programa de la BBC lo puede ver en acción y conocer sus características.

"Un porcentaje casi minúsculo de la audiencia se puede permitir comprar un Ferrari LaFerrari de casi US$1,5 millones Top Gear"

Sin embargo, es la expectativa de conocer cómo se compara el último modelo de la firma italiana en relación con otros vehículos de igual característica lo que mantiene a los televidentes enganchados.

"Es lo que hacen con los autos, la manera que los someten a pruebas de todo tipo, que los pueden quemar, los pueden hundir en el mar, pueden jugar fútbol con ellos y destrozarlos", destacó el redactor en jefe de Autobild.

Hay una larga lista de retos desde que regresó a las pantallas en 2002, siendo uno de los más conocidos cuando se plantearon el objetivo de destruir un Toyota Hilux hasta ponerlo en el techo de un edificio en demolición. El vehículo volvió a la vida y forma parte de la escenografía del estudio.

4 Un programa de motor… y viajes

Fersainz destacó los recursos "ilimitados" con los que cuenta el programa, lo que les permite ir de "locura en locura. Tienen acceso a todo y eso les da prestigio".

Y es que Top Gear también puede mostrar el mundo. Entre sus programas se encuentran recorridos por Birmania, la selva del Amazonas, el altiplano boliviano, los Alpes, Estados Unidos y la Patagonia argentina.

Esto hace que el programa no necesite decir si un auto es bueno o no, sino que la audiencia lo determina al verlos en acción en condiciones extremas por diferentes países del mundo, lo cual acerca de una manera a esos mismos países al programa.

5 Estrellas y personajes de ficción

Al tratarse de un programa de entretenimiento, Top Gear ofrece personajes ficticios en carne y hueso, como The Stig, el piloto anónimo que está encargado de probar cuán rápidos son los vehículos en el circuito que pertenece al programa.

"No sólo se trata de saber la velocidad de los autos, sino también de los pilotos con el segmento destinado a las estrellas del cine"

Pero no sólo se trata de saber la velocidad de los autos, sino también de los pilotos con el segmento destinado a las estrellas del cine o personalidades del mundo que se someten a la "prueba en un auto de precio razonable". "Lo mejor es que en su mayoría se trata de figuras universales, que son fácilmente reconocibles", dijo Fersainz.

De allí que se haya visto un duelo entre Cameron Diaz y Tom Cruise en pleno programa, o se haya podido comparar sobre el mismo auto qué piloto de Fórmula 1 es el más rápido, honor que recibió recientemente el australiano Daniel Ricciardo al superar los registros de Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, entre otros.

6 Polémicas y controversias

A lo largo de los años han surgido muchas críticas al programa, al que califican de machista, xenófobo, racista, despreocupado del medio ambiente y que está dirigido a adultos con mentalidad de niños de nueve años.

El crítico de televisión del diario británico The Guardian, Gareth McLean, llegó a decir en uno de sus artículos que Top Gear no era un buen programa de televisión, que era aburrido y se preguntó "¿cómo pueden persuadir a la audiencia para que se ría a carcajadas por cada simple broma que hacen May, Hammond o Clarkson?".

"¿Cómo pueden persuadir a la audiencia para que se ría a carcajadas por cada simple broma que hacen May, Hammond o Clarkson?"

Sus detractores pueden esperar que la última controversia que motivó la suspensión de Jeremy Clarkson y la posible suspensión de la actual serie marque el fin de Top Gear, pero todavía está por ver si la BBC decide una nueva reencarnación del programa que tanto recursos le ha generado en la última década.

"Se ha visto en muchas ocasiones que el formato, el medio y el espectáculo pueden continuar, más allá de quienes son sus caras más visibles durante una época", concluyó Fersainz.

 

Lo más visto en T13