Esta sería la historia real tras “Annabelle”, la muñeca embrujada del cine

Tras varios meses de espera, este jueves se estrenó en Chile uno de los spin-off de “El Conjuro”, basada en una de las historias más conocidas de los investigadores Ed y Lorraine Warren.

Esta sería la historia real tras “Annabelle”, la muñeca embrujada del cine

Por Eduardo Aguilera A. 

Era una de las películas más esperadas del año en gran parte del mundo. Y finalmente se estrenó. Se trata de “Annabelle”, filme de terror basado en una historia real y que pretende convertirse en uno de los éxitos de taquilla del último trimestre.

Más de 318 millones de dólares en el planeta recaudó “El Conjuro”, cinta de 2013 que introdujo al personaje central de la producción que arribó este jueves a las salas de cine del país y gran parte del orbe.

El éxito de la película protagonizada por Vera Farmiga y Patrick Wilson generó el interés inmediato de Warner para desarrollar segundas partes y spin-off del filme. “Annabelle” es el primero de estos proyectos que ve la luz.

Con actores más bien desconocidos en los roles centrales, la cinta busca triunfar en la taquilla basada en el exitoso recorrido de su antecesora y el misterio tras una historia real que inspiró su realización.

De acuerdo al sitio web oficial de los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, la verdad se remonta a la década de los ’70, cuando una mujer le compró una muñeca Raggedy Ann a su hija Donna por su cumpleaños.

En ese tiempo, la joven estaba en la universidad, estudiando enfermería y viviendo en un departamento junto a su amiga Angie.

La muñeca llamó rápidamente la atención de las habitantes del inmueble, ya que –al parecer- se movía por sí misma: La dejaban en un lugar y al rato aparecía en otro. Sin embargo, la alerta se desató cuando el juguete empezó a sangrar por las manos y el pecho.

Se decidió llamar a una médium, quien descubrió supuestamente el espíritu de una niña –llamada Annabelle Higgins- en el departamento. Era una menor que murió en la propiedad construida antes que se levantara la actual vivienda.

Ante la actitud desamparada del espíritu, Donna y Angie optaron por permitirle que siguiera viviendo allí. Sin embargo, eso no terminó con los sucesos terroríficos.

Fue un amigo de las jóvenes el que provocó que se descubriera la verdad. Se trata de Lou, quien siempre pensó que Annabelle era una fuerza maligna, por lo que constantemente les pedía que tiraran la muñeca.

Esa actitud le costó un “ataque” del juguete, el cual –por razones que se desconocen- generó diversas heridas en el pecho del joven, quien llegó a tener siete marcas de garras, 3 en sentido vertical y cuatro en horizontal.

Fue tras esto que los Warren entraron en escena. Los especialistas en fuerzas demoniacas descubrieron que Annabelle no era un fantasma, sino que un espíritu inhumano que simulaba estar en la muñeca para finalmente poseer a su dueña, Donna.

Luego de realizar un ritual de exorcismo en el departamento, la pareja de expertos aceptaron llevarse al juguete a su casa, donde –hasta el día de hoy- tienen un museo con los objetos que han marcado su lucha contra los demonios.

Actualmente, Annabelle se encuentra en el recinto, al interior de una caja de madera, la cual tiene una advertencia en su exterior: “Advertencia, no la abra”.

Lo más visto en T13