Estas son las 7 razones de quienes postulan a Antonio Skármeta al Premio Nacional de Literatura

El autor de El Cartero de Neruda y Ardiente Paciencia es una de las cartas favoritas para este año, aunque su postulación no ha estado exenta de polémicas.

Estas son las 7 razones de quienes postulan a Antonio Skármeta al Premio Nacional de Literatura
Andrea Tapia Mayer

Antonio Skármeta se postula como uno de los favoritos para el Premio Nacional de Literatura 2014. Pero lejos de promover campañas para llevarse el galardón como el resto de sus contendores, -especialmente Pedro Lemebel-, por estos días se le ha visto en actividades culturales como la III Feria del Libro de Villa Alemana y la Feria Internacional del Libro en Perú.

Aunque el autor de Ardiente Paciencia ha estado alejado de los medios locales, en entrevistas pasadas ha confirmado que para él sería un honor recibir el galardón. Cercanos a él relatan que a pesar de su modestia, "está muy contento y agradecido con la nominación, ya que ha tenido una vida entera dedicada a la literatura", comenta Carmen Balart, decana de la Facultad de Historia, Geografía y Letras de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) , una de las instituciones que apoya su candidatura.

El Nacional vendría a consolidar una lista de premios que parten desde 1968, cuando recibió el Premio Casa de las Américas por Desnudo en el Tejado. Le siguen dos Altazor por La Boda del Poeta en 1999 y 2000, el Premio Unesco en 2003 y el Premio al Mérito Literario Internacional Andrés Sabella 2011, por nombrar solo algunos de sus éxitos.

A pesar de que Skármeta tiene méritos más que suficientes para ser nominado al premio, su postulación no ha estado exenta de polémicas. Se ha hablado que el jurado del premio tendría cierta cercanía con él, especialmente si se toma en cuenta que su candidatura estaría apoyada por el Consejo Académico de la UMCE –ex pedagógico-, la casa de estudios de la que egresó Skármeta y que hoy tiene como rector a uno de los miembros del comité elector del galardón: Jaime Espinosa, quien actuará en representación de todo el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH).

A continuación, te dejamos las principales razones de quienes apoyan al ex conductor de “El Show de los Libros” al Nacional 2014.

1 Es clave en la constitución del país

El escritor tendría una forma de plantear temas, personajes, situaciones y espacios de Chile, claves para establecer la identidad del país y recuperar su memoria.

“El apoyo de esta casa de estudios al escritor se debe a que, además de ser ex alumno, -por lo que sería simbólico que se ganara el premio-, es un actor representativo del espacio chileno, en momentos en que era difícil y complejo hacerlo, por lo que golpea con su realidad. Skármeta tuvo que partir al exilio y planteó esta temática en sus obras, directa e indirectamente”, dice Balart.

2 Tiene un lenguaje poético y realista

Su lenguaje no sería rebuscado, sino vital, poético, realista y cercano a la gente. “Para nosotros esto fue fundamental para darle apoyo en todo sentido como Facultad y Consejo. Una de las obras que me marcó antes de su resonancia, fue El Cartero de Neruda. El encontrar en esta obra un especial de poesía me hizo volver a mis raíces”, añade Balart.

“Su obra literaria es extensa en tiempos y cantidad de libros. Es ágil, erudita, sin ser pesada. Se nota que su lectura está sustentada por toda su experiencia. El Cartero de Neruda, y Ardiente Paciencia son los mejores ejemplos de este relato”, comenta Cristián Rodríguez, director del Departamento de Castellano de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.

3 Mezcla géneros literarios

Rodríguez sentencia que las características de sus cuentos, relatos breves y novelas se caracterizan por mezclar distintos géneros literarios, uno de sus puntos fuertes.

“Skármeta mezcla lo autobiográfico con lo histórico. La ficción con la realidad. Mujeres, políticos, jóvenes, historia y ficción, todo ha estado mezclado en su obra al mismo tiempo”, añade.

4 Una trayectoria consolidada

Durante toda su vida habría estado dedicado al campo de la innovación en las letras. Comenzó como crítico literario en la Revista Ercilla y hoy, su obra ha sido traducida a más de 35 idiomas, consolidando la presencia de Chile en el extranjero.

“Su vida ha estado dedicada al campo de la creatividad literaria y por lo mismo, puedes en encontrar en sus obras una amplia diversidad de temas. Escribe desde un espacio y re-encanta, re-crea el lenguaje. Además es sumamente espontáneo, y eso es determinante para un escritor”, determina Balart.

5 Un promotor de la cultura

Si bien este premio busca retribuir las obras de un autor, quienes sustentan su candidatura sentencian que no se puede dejar de mencionar que Skármeta ha sido un promotor de la literatura en todos sus formatos, llegando a conducir programas de televisión como El Show de los Libros.

“El escritor tiene una vocación irrenunciable a los valores de la cultura, especialmente en lo que respecta a la literatura”, sentencia Jaime Blume, doctor en Literatura y académico de la Universidad Católica. A esto se suma el que Skármeta haya escrito guiones, dirigido dos películas y actuado en otras tantas. Incluso su libro Ardiente Paciencia fue llevada a la pantalla grande y cuenta los últimos días de Pablo Neruda. Además, su obra de teatro El Plebiscito fue epunto de partida de la película No (2012) de Pablo Larraín.

6 Parte de la generación novísima

El escritor es parte de la Generación de los 60, la que él mismo define como: " irónica contra los ampulosos manipuladores del vacío burgués. Es una generación de escritores que ama su oficio y no lo bastardean, que entiende el lenguaje de los hippies, de los yippies, de los jóvenes de Mayo de Francia, que creó la mejor música del siglo y que no abomina de la alegría de vivir”, según publica Memoria Chilena.

Cristian Rodríguez sentencia que a Skármeta, por tanto, “le tocó recibir todo el boom latinoamericano de la época y vivir el quiebre del Golpe de 1973, por lo que estuvo perdido en la literatura”.

7 Sensibilidad especial para la creación

Skármeta tendría una sensibilidad para captar y expresar matices sutiles en situaciones y personajes. Y no sólo eso, a juicio Blume, se caracterizaría por la habilidad para “dilatar los límites de la literatura escrita y derivar a la literatura de imágenes (cine), lo que le ha valido un reconocimiento internacional a través de múltiples traducciones”, comenta el académico de la UC.

Lo más visto en T13