Gabriela Rowland, la actriz chilena que saltó de La Florida a Hollywood

La actriz que produce 'Blurred Lines' contó a T13.cl cómo llegó a compartir set con Morgan Freeman y plasmar su rostro en Ford.

Crédito: Gentileza de Gabriela Rowland
Gabriela Rowland, la actriz chilena que saltó de La Florida a Hollywood

Una serie de comerciales, apariciones en películas, papeles en teatro, y producciones de programas televisivos son parte de la trayectoria de la carrera de Gabriela Rowland, la actriz y productora chilena que se abre paso en Hollywood. La misma que en su cuenta de Facebook Luce fotos con Morgan Freeman o Kevin Kline.

"Crecí en el Paradero 18 de la comuna de La Florida, vengo de una familia trabajadora, humilde y con principios. Mi madre siempre me inculcó que para lograr lo que quiero debía esforzarme y tirar para arriba."

Rowland, quien usa el apellido de su esposo, vive en Estados Unidos hace más de 20 años.Tal como ella señala, nunca pensó que al llegar a este país siendo una adolescente, —que no hablaba inglés y que no había estado nunca en Norteamérica—, iba a llegar a cumplir su sueño: ser parte de la industria del entretenimiento. Hoy, ha participado en Necessary Roughness, Devious Maids, Last Vegas, Vampire Dieries o The Originals y ha ejercido como productora en Baking a Difference, Cost of Beauty o Road Kill.

Además, su rostro está impreso en carteles a lo largo de todo EE.UU., ya que fue seleccionada para promocionar la marca Ford: “Hacer un comercial nacional acá es un paso muy grande en la carrera de un actor”, dice a t13.cl 

La actriz revela que desde pequeña veía las teleseries con sus compañeras de curso, y pensaba “¿Por qué ellas pueden y yo no?. “Crecí en el Paradero 18 de la comuna de La Florida, vengo de una familia trabajadora, humilde y con principios. Mi madre siempre me inculcó que para lograr lo que quiero debía esforzarme y tirar para arriba”, comenta Rowland. Y así fue.

Todo partió el día en que decidió inscribirse en el concurso Miss 17. Entre sus cercanos nadie creía que iba a quedar seleccionada por no pertenecer “al barrio alto”, tal como ella misma señala. El ser perseverante la llevó lejos.

Cuando tenía 15 me inscribí en el concurso Miss 17, fui la primera de la comuna en participar. Muchos pensaron que estaba loca y que jamás llegaría a ningún lado. En ese tiempo las cosas de tv eran sólo para gente del ‘barrio alto’. No quedé el primer año, pero tras llantos y decepciones, me presenté al año siguiente (1994). Y ¡quedé! , para luego ser parte de las 17 elegidas del programa con Antonio Vodanovic. Este fue el inicio de mi pasión por la industria”.

"Al inscribirme en Miss 17, muchos pensaron que estaba loca y que jamás llegaría a ningún lado. En ese tiempo las cosas de tv eran sólo para gente del ‘barrio alto’."

Camino al éxito

¿Pero cómo logró llegar a codearse con actores como Robert de Niro o Morgan Freeman? Pasó por todo, desde limpiar baños hasta ser jefa de oficina. El día clave llegó tras escuchar un anuncio radial cuando ya vivía en Estados Unidos: “Saliendo de la oficina prendí la radio del auto y lo primero que escuché fue: ‘Si quieres ser actriz y salir en comerciales, películas y series, llama a este número y haz una cita para una audición este jueves’. Al día siguiente llamé y mi vida cambió”.

Tras ese casting vinieron otros y otros, hasta finalmente quedar de extra en dos shows: Necessary Roughness y Drop Dead Diva. “En el set de Necessary Roughness vi todo, y lloré como una niña. Parecía a una réplica de Carmela en la ciudad”. Esos papeles, claves en su carrera, la llevaron a ser doble de la actriz Callie Thorne (Rescue Me, Californication, Prison Break).

De interpretar a Thorne llegó a Last Vegas, donde tuvo un pequeño rol. “Cuando me iba a imaginar que la niñita soñadora de La Florida estaría al lado de Michael Douglas, Robert De Niro y Morgan Freeman; o almorzando con Kevin Kline”.

El episodio con Morgan Freeman

El poder inmiscuirse en los sets de grabación de Last Vegas la llevó a poder compartir con actores como Freeman, para el que no estima en elogios: “Dios mío, él es muy lindo y muy coqueto, y ¡le encantan las mujeres!”. Es más, incluso llegó a hacerse amiga de su doble, Richard Cohen, quien falleció hace un año. “Fue un hombre muy lindo y del cual tengo muy buenos recuerdos. Él viajaba con Morgan a todas partes e incluso estaba en su contrato. Pasamos muchas horas en el set. Lo extraño mucho”, dice.

"Morgan Freeman es muy lindo y muy coqueto, y ¡le encantan las mujeres!"

Sobre el ganador del Óscar Kevin Kline también tiene palabras. Tras horas de espera en el set para poder conocerlo, el recordó su nombre y la abrazó: “Me dio un gran abrazo, me levantó del suelo y me dio un tremendo beso en la mejilla. La verdad es que jamás imaginé que un actor de su categoría podría recordar el nombre de esta chilena. Fue un momento muy emocionante”.

Blurred Lines y los proyectos en camino

Aunque los comerciales no lo son todo, ya que la producción es lo que la mantiene ocupada por estos días. “Uno de los proyectos más importantes de mi carrera es el actual: un corto (Blurred Lines), donde ya tenemos confirmados cinco actores nacionales e internacionales de uno de los shows más famosos del momento: “The Originals”. Aún estamos en producción y luego podré contar más. El segundo es mi propio show de televisión, que más adelante revelaré”. Además de eso, pretende traer a Chile un cooking/talk show, formato televisivo hasta ahora desconocido aquí.

En Blurred Lines , filme en el que además de producir va a actuar, estarán actores reconocidos como Yusuf Gatewood (Attorney) Amy Parrish (Amanda Matthews) o Sharon Conley

 

Lo más visto en T13