La curiosa razón por la que una de las "estrellas" de The Big Bang Theory odia Frozen

La actriz Mayim Bialik, conocida mundialmente por su rol en la exitosa comedia de CBS, expresó públicamente su rechazo al último gran éxito de Disney.

La curiosa razón por la que una de las estrellas de The Big Bang Theory odia Frozen

“Frozen” es una de las películas más exitosas del último tiempo en el mundo. Estrenada en noviembre pasado, consiguió recaudar más de 1.274 millones de dólares, convirtiéndose en la quinta cinta más taquillera de todos los tiempos; y el respaldo de la crítica.

Sin embargo, no todo el mundo le gusta. Dentro de este grupo destaca la actriz que le da vida a Amy Farrah Fowler, la novia de Sheldon en la popular serie estadounidense “The Big Bang Theory”. Así lo expresó recientemente en su blog.

“Bueno, tengo que hablar la verdad: A mis hijos y a mí no nos gustó ‘Frozen’”, parte escribiendo la intérprete, quien destaca que “cuando la vimos por primera vez, pensé que sólo yo a quien no le gustó”.

Mayim Bialik entrega tres razones para explicar su odio al filme:

“Claro, es algo oculto, pero la búsqueda de un hombre / amor / Príncipe sigue siendo la línea argumental que reina en la película, y es prácticamente con todas las películas animadas para los jóvenes. El deseo de la hermana a casarse con este hombre que acaba de conocer, y la otra hermana enojada con ella-todavía tenemos una trama sobre la identificación de una mujer que se basa en el deseo y la búsqueda de conocer a un hombre”, afirma como primer argumento.

Posteriormente, se refiere al giro que tiene uno de los personajes. “El príncipe / héroe resulta ser un villano intrigante. Fingió amarla y luego la traiciona y deja como lección que ella no puede confiar en esos hombres intrigantes, desagradables. Porque usted sabe, ¿en los hombres no se puede confiar?”, plantea.

“Toda la charla que he oído hablar de ‘Frozen’ gira en torno a la forma en que va en contra de todos los estereotipos de las películas de la princesa. Y en cierto modo lo hace; se ve a una hermana tratando de convencer a la otra hermana de no confiar en este hombre que acaba de conocer. Entonces, el chico resulta ser un villano y las hermanas tienen que confiar entre ellas, usando su amor para transformarlas y salvarlas últimamente. Es una idea encantadora, pero simplemente no se ejecuta bien”, escribe.

El tercer punto se titula Mujeres como muñecas y destaca que el mayor problema con la película “fue la forma en que los personajes femeninos se dibujan y se animan. Los personajes masculinos se ven como dibujos animados. Tienen algunos rasgos exagerados, claro. Pero, en general, se ven como si tuvieran las proporciones de los seres humanos”.

“No es así con nuestras damas de plomo. Tienen ojos descomunales. Ridículamente grandes (…) Proporciones de muñeca Barbie en general: Diminutas cinturas, amplios bustos y cabezas enormes”, expresa.

Lo más visto en T13