La historia de Peter Dinklage, el “pequeño grande” de Hollywood

Aunque tiene casi 20 años de trayectoria, su rol en la serie “Game of Thrones” fue el que elevó a este actor a calidad de figura en la industria, llamando la atención para grandes producciones.

La historia de Peter Dinklage, el “pequeño grande” de Hollywood

Este 11 de junio, Peter Dinklage –más conocido como Tyrion Lannister en todo el planeta por su personaje en la producción televisiva basada en los libros de George R.R. Martin- cumple 45 años, edad que lo pilla en el mejor momento de su carrera.

De 1,35 metros de altura, este actor nació en Nueva Jersey, donde tuvo una crianza normal. Esto a pesar de la acondroplasia, problema genético que causa enanismo, que padece y que lo llevó a someterse a una serie de cirugías para evitar escoliosis y otras dolencias.

Se graduó de la secundaria en 1987 y en 1991 se recibió de actor de la Universidad de Bennington, tras lo cual optó por dedicarse en un inicio al teatro con roles en obras como “The Killing Act”, “Imperfect Love” y “Richard III”.

Su debut en la pantalla grande fue en 1995 en la película “Vivir rodando”, donde –curiosamente- interpretó a un actor frustrado por los limitados roles que se le ofrece a los actores enanos. No obstante, su participación en la cinta “Vías cruzadas”, en 2003, lo puso a la vista de la crítica especializada.

Luego de participaciones en series como “Life As We Know It” y “Nip/Tuck”, y filmes como “Muerte en un funeral” y “Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian”, el rol de su carrera vino de la mano de HBO.

En 2011 fue fichado para protagonizar “Game of Thrones” en el rol de Lannister, del cual siempre fue la primera opción del autor de los libros en que se basa la producción televisiva. Específicamente, era la única.

Así lo recordó el co-creador y guionista de la serie, David Benioff, en entrevista con Rolling Stones, donde recordó la cena en la que conoció al actor. “Miré a mi alrededor y vi que todas las mujeres, incluida la mía, estaban concentradas en sus palabras, hechizadas”, confiesa.

Durante su carrera ha optado por interpretar papeles cuya historia incluye el hecho de ser bajo, pero sin que este tema sea explotado al máximo. “Creo que es responsabilidad de gente como yo perseverar un poco más en lo que hacen”, asegura. 

Dinklage está casado con la directora de teatro, Erica Schmidt, con la que tiene una hija, llamada Zelig. Y aunque es famoso por sus roles, también lo es por ser vegetariano y su defensa de los animales.

“Me gustan los animales, todos los animales. No lastimaría un gato o un perro, ni a una gallina ni a una vaca. Y no le pediría a alguien más que los lastime por mí”, dijo en una entrevista.

CARRERA EN ASCENSO

Su creciente popular lo ha llevado a conseguir papeles en superproducciones de Hollywood. De ahí que fue fichado para ser el villano de “X-Men: Días del Futuro Pasado”, que ya ha recaudado más de 600 millones de dólares recaudados en el mundo.

A esto se suma su participación confirmada en películas como “Pixels”, donde compartirá elenco con Adam Sandler; y “O’Lucky Day”, donde tendrá el rol central como un hombre que se hace pasar por un duende.

Aunque ya es considerado un ejemplo de actor en que sus características físicas no han frenado su ascenso en la industria, destaca que su principal objetivo no es marcar presencia para los artistas enanos en Hollywood. Sin embargo, no le importaría lograr algo: “La idea es llegar a un nivel en el que no sea necesario tener que predicar sobre ello”.

Lo más visto en T13