La historia que inspiró la película “American Sniper”

El filme protagonizado por Bradley Cooper impactó en las nominaciones de los Oscar y por su recaudación en EE.UU.

Crédito: AP
La historia que inspiró la película “American Sniper”

Seis nominaciones a los premios de la Academia y más de 137 millones de dólares recaudados en pocos días de exhibición. Esas son algunas de las cifras que hacen destacar a la película “American Sniper”, producción que se ha convertido en una de las sorpresas de esta temporada.

Mejor Película, Mejor Actor Protagónico y Mejor Guión Adaptado son algunas de las categorías a las que postula en los Oscar este filme, protagonizado por Bradley Cooper (“¿Qué pasó ayer?”, “Escándalo americano”) y dirigido por Clint Eastwood (“Gran Torino”, “Million Dollar Baby”).

A esto se suma su histórica recaudación lograda en Estados Unidos, donde consiguió el mejor estreno de la historia de ese país en el mes de enero con más de 105 millones de dólares.

En T13.cl te contamos la historia real en la que está basada esta cinta, la cual llegará a Chile el próximo 12 de febrero bajo el nombre de “El francotirador”.

Este filme tiene como protagonista a Chris Kyle (Cooper), considerado como el francotirador más letal en la historia militar estadounidense. La trama gira en torno al rol que tuvo en Irak, defendiendo a sus compañeros de armas y convirtiéndose en uno de los principales blancos tras líneas enemigas.

El personaje que interpreta la “estrella” de Hollywood existe. Kyle fue un marino norteamericano que perteneció a los SEAL de la Armada de Estados Unidos y que llegó a ser apodado “Al-Shaitan Ramad” (“El demonio de Ramadi”) por su precisión al momento de disparar durante la invasión de Irak en 2003.

“American Sniper” es también el nombre de su autobiografía, la cual fue la base para la exitosa cinta y que cuenta sus vivencias en Irak, a donde fue enviado en 1999 en el contexto de la guerra.

Hay que destacar que Chris Kyle se transformó en una leyenda por la precisión al momento de disparar, cualidad que le permitió matar a 255 insurgentes iraquíes (Sólo 160 de esos decesos fueron confirmados por el gobierno norteamericano) y ser calificado como el francotirador más letal.

Sin embargo, su especialidad lo puso en peligro: Los iraquíes pusieron precio a su cabeza (20 mil dólares para quien lo mataba). No obstante, logró sobrevivir a seis atentados y sólo resultó herido en dos ocasiones.

En 2009, optó por retirarse para privilegiar su familia, tiempo que también empleó para lanzar una empresa de seguridad privada y publicar su autobiografía.

No obstante, su muerte fue trágica. El 2 de febrero del 2013, y a los 39 años de edad, fue asesinado: Resultó baleado a larga distancia con un arma automática. El responsable habría sido Eddie Ray Routh, un ex miembro de la Marina que compartió misión con Kyle en Irak y que tenía problemas mentales. El juicio en su contra empieza en febrero de este año.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13