La nueva generación de cineastas chilenos que invade la pantalla grande con sus óperas primas

(Fotos: Hugo Infante, Canal 13) Tienen entre 25 y 30 años y en sus filmes abordan historias que incluyen a transexuales, analfabetas, a un centro de reinserción de menores y una postal de los paisajes más recónditos de Chile. En t13.cl hablamos con los directores de Raíz, Las Analfabetas, Volantín Cortao y Naomi Campbell, conócelos a continuación.

La nueva generación de cineastas chilenos que invade la pantalla grande con sus óperas primas
Andrea Tapia Mayer

El cine chileno tienen mucho qué ofrecer: ha aumentado el número de películas en carteleras y ya está programada cerca de una decena de estrenos para el segundo semestre. Parte de ellos están encabezados por directores jóvenes, de entre 25 y 30 años de edad, quienes dieron rienda suelta a sus óperas primas apoyados de las universidades de las que egresaron, de fondos estatales o privados, las que hoy brillan en festivales como Sanfic o el Festival de Cine de Roma, Valdivia o Venecia.

Las historias que narran en sus filmes incluyen transexuales, analfabetas, un centro de reinserción de menores y un viaje por los paisajes más recónditos del sur de Chile. En T13.cl hablamos con cinco de ellos y les preguntamos qué los motivó a iniciar su primer proyecto en la pantalla grande, en un país donde llenar las salas es una hazaña. En algo en lo que todos coinciden es que a pesar del buen momento del cine actual, que hoy asegura un mínimo de dos semanas en cartelera a los productores independientes, sigue existiendo una gran deuda que es conectar al público con las audiencias. Y a su vez, añaden que es un deber "descentralizar" el cine, al igual que otras expresiones artísticas, ya que el interés por filmes chilenos en regiones es mayor.

"Nosotros no podemos hacer un bombardeo de marketing como los estadounidenses, quienes invierten lo mismo en publicidad que en la película. Si desde políticas estatales no se comienza a invertir en la creación de audiencias en talleres de cine en escuelas, no nos sorprenderá tanto que éstas respondan bien a las películas chilenas cuando sean grandes”, declara Matías Rojas, director de Raíz.

Las Analfabetas de Moisés Sepúlveda 

A sus 29 años ya estrenó en el Festival Internacional de Cine de Venecia Las Analfabetas, largometraje de 73 minutos basado en una obra de teatro que narra la historia de una mujer de 50 años que se ha escondido toda la vida para que nadie sepa que no sabe leer. “Sin ser una obra de política contingente o que aborde directamente el problema de la educación propone una discusión que entra por un costado, pero termina en el mismo destino: ¿Qué tipo de educación queremos?”, afirma Sepúlveda a t13.cl

Su interés por el cine surgió en el Liceo Experimental Artístico, donde tuvo un curso de video que fomentó su creatividad. Como estudiar cine para él era imposible, postuló a una beca en la Universidad de Valparaíso que ganó gracias al buen puntaje en la Prueba de Aptitud. Lo que no costeaba la beca lo abordó con crédito fiscal. Sin embargo, se retiró en segundo año cuando no le aceptaron la especialidad de dirección, por lo que siguió en la Arcis.

Moisés explica que rodar en Chile no es fácil. Para él, la primera traba fue lograr escribir el proyecto y la segunda financiarlo, lo que logró con aportes privados y estatales. “Algo, que ahora me parece tan obvio, es que tienes que escribir algo que puedas financiar. Conozco muchos casos de personas que llevan 15 años buscando financiamiento para su ópera prima. Es pensar ¿con qué materia prima cuento? y luego escribir para eso”, aconseja.

Raíz de Matías Rojas 

A sus 30 años Matías está viendo debutar Raíz, su largometraje de 86 minutos que hoy está en cartelera y que tiene como protagonista a Amalia, una joven de 26 años que emprende un viaje junto a Cristóbal, a través de los recónditos paisajes del sur de Chile con el objetivo de encontrar al padre de este niño de nueve años. “Raíz tiene una relación a partir de la condición geográfica de Chile y de cómo eso condiciona la vida de las personas, incluso desde un punto de vista íntimo”, asevera a T13.cl.

Su interés por el cine nació en el sur, cuando vivía en Puerto Varas, donde aprendió a través de películas y libros. En 2006 partió a la capital y estudió Cine en la Universidad Mayor, donde realizó sus primeros trabajos, entre ellos Raíz, que grabó en su misma ciudad de origen. Rodarla fue un logro debido a la escasez de recursos con las que contó.

“Antes de partir al rodaje todo indicaba que iba ser casi imposible, partiendo porque se realizó en lugares al interior de Puerto Varas, lo que obligaba a tener que viajar mucho. Sin embargo, decidimos hacerlo y el hecho de que fuéramos pocos y realizáramos la película cronológicamente, aportó bastante a la dirección de actores. Los protagonistas se fueron ‘uniendo’ en el viaje real, y eso ayudo a su interacción en el viaje”. En Raíz participaron actores profesionales y sin estudios, quienes se interpretaban a ellos mismos.

Naomi Campbell de Nicolás Videla

A sus 25 años, Nicolás codirigió junto a Camila Donoso esta cinta que se estrenará el cuatro de diciembre de este año. En ella aborda el tema de Yermén, una transexual en sus mediados treinta que busca de una reasignación de sexo. “Naomi Campbel es el Chile actual, es este país lleno de contradicciones que no se exporta; la realidad que se devela no bebe del manantial del supuesto bienestar socioeconómico”, declara a T13.cl.

Su interés por las películas partió desde pequeño, cuando comenzó a experimentar con videos caseros entre amigos y familia, lo que luego se materializó en estudios formales de Dirección Audiovisual.

Ahora, ¿de dónde nació esta película cuyo título alude a una de las modelos más famosas del mundo? “Nos situamos del lado de la historia que lucha con una sociedad que impone los dogmas del sexo, que niega el aborto y los derechos hacia gays y transexuales. Tal como se muestra en la película, oponerse a estas imposiciones implica descréditos y abusos de todo tipo", agrega.

Volantín Cortao de Diego Ayala y Aníbal Jofré 

Con 24 y 26 años, estos amigos comenzaron a trabajar juntos y dar rienda suelta a este largometraje de egreso de Cine de la Universidad del Desarrollo que se estrenará el 30 de octubre. En éste cuentan la historia de Paulina, una joven estudiante de trabajo social que está haciendo su práctica en un centro de reinserción de menores en donde conoce a Manuel, con quien empieza una relación de amistad que la lleva a cuestionar su vocación y a vivir una nueva adolescencia.

Diego Ayala rescata el buen momento del cine local para poder realizar esta filmación pero agrega que como país “no alcanzamos a ser industria. Si bien estamos produciendo y yendo a festivales esto obedece a una regla especial. Las películas chilenas no compiten de igual a igual con las industrializadas y eso tiene que ver con recursos. Con el tamaño del estreno. La industria estadounidense invierte lo mismo en publicidad que en la película, eso te acota el espacio que tienes para producir”, comenta a T13.cl

En ese contexto, ¿qué les aconsejan a nuevos directores? Diego Ayala responde entre bromas “¡que se dediquen a la ingeniería! Somos muchos y hay pocos fondos”, y luego sigue con “que aprendan inglés, que se acerquen a los directores, realizadores ya que este es un oficio de mucha práctica”.

Anibal Jofré se atreve a proponer un nuevo sistema para la distribución de las cintas, ya que asegura que es allí donde se origina el problema. “Si se armara una plataforma virtual y estatal de distribución de cine chileno y que no tenga fines de lucro y esa plata fuera directamente a los directores, sería una buena estrategia para buscar otras plataformas de distribución, porque no te vas a parar afuera del cine a vender tus propios DVD”, concluye.

Lo más visto en T13