Lo bueno y lo malo de Lollapalooza 2014

(Foto: A Uno) Este fin de semana se llevó a cabo la cuarta versión de Lollapalooza Chile, donde los asistentes pudieron disfrutar de música variada en sus seis escenarios, y a pesar de haberse ubicado como uno de los mejores espectáculos desde su llegada al país, aún quedan detalles por afinar.

Lo bueno y lo malo de Lollapalooza 2014

Lo bueno

#1 Desde la presentación del Lineup, Lollapalooza Chile 2014 dio que hablar y se posicionó como uno de los mejores carteles de la versión chilena del festival de Perry Farrell, y a pesar de que para muchos el domingo reunió lo mejor, este festival terminó por presentar grandes espectáculos.

#2 Los stand de comida, fueron uno de los puntos positivos en el festival del fin de semana. Su ubicación fue mejor que la de otras versiones y la eficiencia frente al número de asistentes completó el servicio. Presentaron pocas colas y buenos productos.

#3 Este año, la información entregada por la organización, en cuanto a seguridad, estuvo muy presente en Lollapalooza. Entre los show, las pantallas gigantes proyectaron datos claros y los stand de información estuvieron bien ubicados y con buena atención. Además, a diferencia de otros años, esta versión tuvo más ONG’s participando del evento.

#4 La puntualidad de cada espectáculo en sus seis escenarios, sin duda marcó este festival. Las bandas salieron en su mayoría a la hora programada para ofrecer un show acordado, en cuanto a minutos de tarta. Además, la coordinación entre escenarios terminó por mostrar la buena organización.

#5 Cada escenario de Lollapalooza mostró una excelente calidad de la filmación de los shows. Los espectáculos fueron proyectados en las pantallas gigantes de los escenarios para quienes no podían, mostrando una excelente producción.

#6 Sin duda el programa de reciclaje fue una de las notas altas de este festival. Dentro del Parque O’higgins se instalaron varios puntos donde cada asistente debía separar los tipos de residuos y contaba con parte del staff de Lollapalooza ayudando a las personas.

Lo malo

#1 Este año, la organización del festival quiso terminar con el ingreso al Parque O’higgins a través de ticket, ésta vez sólo era válido entrar con la pulsera en la muñeca. A pesar, que existía la posibilidad de canjear las pulseras en Cinema Lollapalooza días antes del evento, muchas personas no lo hicieron. Por lo que, el retiro de cada pulsera en los stands ubicados en las afueras de parque, fue lento. Los puestos se hicieron pocos y las colas largas.  

#2 En un evento de esta magnitud, los baños son un punto importante a considerar por la organización y los baños de mujeres un punto esencial. En esta versión de Lollapalooza, los baños tuvieron largas colas y poca limpieza. Un punto negativo para la organización.

#3 Con respecto al VIP, esta vez estuvo más cómodo que en versiones anteriores, pero su ubicación no terminó por convencer a quienes tenían el beneficio, ya que estuvo muy alejado de todo el movimiento del festival.

#4 Las fichas fueron otro punto negativo en Lollapalooza Chile 2014, ya que la información que había sobre ellas era nula. Faltó publicar el detalle de su funcionamiento, incluyendo que sólo servían para uno de los días y no para ambos como algunos asistentes pensaron.

#5 Kidzapalooza cada año tiene más público, y a pesar de estar dirigido a los más pequeños, sus shows interesan a espectadores variados, por lo que este año ese escenario se vio colapsado en algunos momentos, evitando darle un espacio tranquilo de entretención a los niños y sus familias.

#6 Los problemas de sonido no quedaron fuera de este gran evento, ya que varios shows presentaron inconvenientes. Una de las cabezas de cartel, Red Hot Chilli Peppers, fueron unos de los grandes afectados por este problema, siendo fuertemente criticados.


Revisa Revive lo mejor de Lollapalooza 2014.

        

Lo más visto en T13