Los niños de oro de Hollywood que ya no están

Con el fallecimiento del legendario actor Mickey Rooney, a los 93 años, despedimos a los "niños prodigio" que dejaron su marca en la gran pantalla en una época dorada del cine.

Los niños de oro de Hollywood que ya no están

Jackie Coogan

Comenzó su carrera en el cine mudo y fueron dos roles que lo elevaron a la fama mundial. El primero fue a los 7 años junto a Charles Chaplin en la película “El chico” (The Kid) de 1921. Su personalidad y forma de bailar cautivaron al director y actor británico, que lo eligió para ser protagonista logrando una de las escenas más emotivas y emblemáticas del cine. El segundo papel que logró éxito fue en la película Oliver Twist de Frank Lloyd en 1922. Falleció en 1984 a los 69 años.

 

Mickey Rooney

El cine, la televisión y el teatro marcaron la carrera de este actor que logró reconocimiento entre los años 30 y 40. Nacido en Brooklyn en 1920 bajo el nombre de Joseph Yule, fue considerado el niño estrella de Hollywood. La primera incursión que lo hizo famoso fue a los 6 años de edad en la serie muda “Mickey McGuire”, nombre de pila que adoptó hasta sus últimos días. Seguido de esto participó en “Andy Hardy” que lo llevó a la cima del éxito en Estados Unidos. Tras esto, participó en más de 250 películas, muchas de ellas en compañía de Judy Garland con quien formaron una famosa dupla en el cine de esos años.

 

Judy Garland

Nacida en Minnesota en 1922 el papel que la lanzó a la fama fue el que interpretó a los 16 años de Dorothy en “El Mago de Oz”, que obtuvo gracias a la insistencia de los productores, ya que el estudio prefería a Shirley Temple. La mega producción logró rotundo éxito de crítica en 1939 y la canción “Over the Rimbow” logró ser una de las legendarias del cine. Fue una de las actrices juveniles más populares de la época y participó en cientos de películas, muchas de las cuales compartió con Mickey Rooney. Murió en 1969 a los 47 años.

 

Shirley Temple

Nacida en California en 1928, esta actriz alcanzó la fama en los años 30. Su primera película a los 3 años la transformó en un ícono del cine, ganando un insólito sueldo para la época de 50 mil dólares por película antes de cumplir los 10 años. Su particular personalidad, naturalidad y talento en el baile la mantuvieron en el estrellato durante toda su infancia. Es la actriz más joven en recibir un Oscar y sus roles en el cine marcaron una época de oro de niños prodigios de la gran pantalla. Murió a los 85 años en 2014.

Lo más visto en T13