Microsoft puso robots a vigilar sus oficinas en Silicon Valley

El K5 mide apenas un metro y medio y pesa 136 kilos, y se complementa con sus compañeros humanos para detectar peligros y malhechores.

En su afán por proteger sus oficinas, Microsoft contrató a unos peculiares vigilantes: robots que miden un metro y medio y pesan 136 kilos. Con esos físicos poco privilegiados para estándares humanos, las máquinas están atentos a lo que pasa en el campus que tiene la compañía en Silicon Valley.

Los robots no humanoides K5 incluyen cámaras de seguridad HD y sensores para detectar lo que pasa a su alrededor, según publica Business Insider. También cuentan con inteligencia artificial, las que encienden alarmas si descubren algo raro. También pueden ver si un auto está siendo robado.

Los K5 son fabricados por Knightscope, que los llama “máquinas autómatas de datos", ofrecen una "presencia de respeto, pero amistosa". De lejos se parece más a R2D2 que a C3PO, aunque es un poco más alto. A Robocop no se parece en nada. K5 prende diferentes luces, de acuerdo a la situación. 

En sus especificaciones técnicas, la batería les dura un día de vigilancia a estos autómatas, lo que equivale al descanso humano. Si se va a quedar sin pila, vuelve a su casa a cargarse, tal como lo hacen las aspiradoras robóticas. La ventaja por sobre un vigilante es que se carga en apenas 20 minutos.

Para tranquilidad de Elon Musk, quien hace unos días advirtió sobre el peligro de los robots, el K5 no cuenta con armas ni nada parecido. Sólo les manda mensajes a sus colegas humanos. Además, alguien que está en peligro y en alguna emergencia puede apretar un botón en la cabeza del vigilante y activar una alarma.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13